Colombia: Impunidad, ruta de la paz

sábado, 29 de noviembre de 2003
Berlín (apro)- A su paso por la capital alemana, en el marco de una gira que también abarca Suiza y Bélgica, el vicepresidente colombiano Francisco Santos recibió a la agencia Apro en la sede de su representación diplomática El motivo de su gira es difundir que la política gubernamental de mano dura, contra el narcotráfico y la guerrilla, va acompañada de un respeto por los derechos humanos Santos defiende el reciente acuerdo con los paramilitares de las AUC, que han comenzado a desmovilizarse "Estos grupos se ha vuelto tan poderosos y hacen tanto daño, que hay que buscar una salida con ellos", justifica --Algunas voces críticas calificaron el desarme de los paramilitares como una puesta en escena mediática, y que se trata más de una legalización que de una desmovilización --No es así Habíamos pedido ayuda al resto de la comunidad internacional en este proceso y nadie quiso ayudarnos Nadie Pero para nosotros es importante, porque son quince o veinte mil hombres armados que masacran, desplazan, asesinan, exactamente lo mismo que hace la guerrilla Finalmente, la OEA nos ayuda Esto es un proceso de aprendizaje Pero no es ninguna puesta en escena El gobierno tiene la voluntad de desarmar y desmovilizar absolutamente a todos Ha logrado que se llegue a una mesa de negociación única y que estas organizaciones acepten concentraciones de tropa y verificación internacional, dentro de un proceso que busca la desconcentración y la desmovilización --¿No es un precio demasiado alto el de otorgarles libertad condicional a autores de crímenes atroces? --Es muy bueno que se esté dando este debate Para eso, el gobierno planteó la "Ley de alternatividad penal" De todas maneras, este proyecto avanza sobre los que ha habido en otros procesos de paz en todo el mundo Se habla de verdad, reparación y justicia Porque usted no puede ofrecerle al señor Carlos Castaño (jefe de las fuerzas paramilitares AUC) o al señor Antonio García, del Ejército de Liberación Nacional (ELN) o al señor Tirofijo, de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que deje la coca, desarme a sus hombres, los desmovilice, entregue su poder y vaya diez años a la cárcel Ahí muere cualquier posibilidad de incentivo ?Frente a las personas que han sufrido los crímenes de los paramilitares y que rechazan la impunidad ¿No es casi una burla a lo que les pasó? --¿Entonces qué? ¿Seguimos matándonos? ¿Dejamos que sigan desplazando gente, y que haya más odio y más violencia? Es un costo que hay que pagar Para eso están las reparaciones Seguramente no se podrá reparar todo el daño Será poquito Pero el sólo hecho de que lo reconozcamos como víctima, es un paso inmenso --¿Entonces la impunidad es el precio de la paz? --No Lo que necesitamos es equilibrar el precio de la paz y el de la impunidad No hemos encontrado todavía el equilibrio, le soy sincero Pero lo estamos buscando con ayuda de la comunidad internacional; pero sí, hay un precio que pagar en lo que a impunidad y a delitos atroces se refiere Todos los procesos de paz acarrean impunidad No ha habido ninguno en que se meta a todos los culpables a la cárcel Siempre salen unos libres; otros pagan los costos políticos Los derechos humanos han evolucionado en las últimas décadas Nosotros queremos una ley que le sirva a todos los grupos, y que logre, a través del debate, generar ese equilibrio --¿Cuando dice todos los grupos está hablando también de las guerrillas? --Claro Además es difícil diferenciarlos hoy en día Uno no sólo debe decir soy guerrillero y revolucionario, sino parecerlo Estos se parecen cada vez más a las mafias --¿Este acuerdo con los paramilitares preanuncia un futuro acuerdo con las guerrillas? --No, no lo preanuncia, porque no hemos podido avanzar con ellos Quisiéramos que fuera así Pero sí tiene que ser el mismo sendero Obviamente son procesos independientes Cada uno tiene sus particularidades Pero se pretende que el mecanismo jurídico que les permita a ellos reintegrarse a la vida civil contenga estos tres elementos: justicia, verdad y reparación No podemos pedirle a los paramilitares reparación por las masacres y todo lo que hicieron y a la guerrilla, que ha hecho lo mismo, no --Días antes de dejar el gobierno, el expresidente Pastrana ratificó el tratado con la Corte Penal Internacional, excluyendo los crímenes de guerra que se cometieran en Colombia en los siguientes siete años --Y la verdad es que Pastrana la consultó con nosotros, y le dijimos que esa salvedad puede facilitar una salida negociada Esa era nuestra visión Pero este gobierno está listo para levantar esa cláusula cuando lo crea que conveniente Rutas del narcotráfico --¿A qué se debe el hecho de que los carteles colombianos del narcotráfico sigan siendo de los más poderosos del mundo y su poder no haya disminuido? ?No sé si es así En México han cogido una delantera Los colombianos controlaban antes el mercado en Estados Unidos Ya no Ahora son los carteles mexicanos los que están quedándose con gran parte de las utilidades En Colombia hay dos carteles gigantes: las FARC y las AUC Nuestra política se ha dirigido a reducir a fondo los cultivos Por primera vez se va a ver una reducción drástica de la exportación de coca desde Colombia --¿Pero qué posibilidades tiene una política de cultivo alternativo a la coca, siendo que el precio del café ha bajado muchísimo en la última década y los propios cafetaleros critican la fumigación de la mata de coca con glifosato? --El cultivo alternativo en zonas de producción de coca no funciona, porque muchas están muy alejadas y en una tierra pésima Pero mucho de ese campesinado no estaba en esas tierras Fue desplazado por la violencia Y porque abrimos el campo a la competencia internacional, y con los subsidios nos mataron Se perdió el café, debido a la siembra en Vietnam La industria algodonera, casi desaparecida, se está recuperando un poco La mejor política antidroga es acabar con los subsidios agrícolas en Europa y Estados Unidos El día que el campesino colombiano pueda exportar el producto que le dé ventajas competitivas, el problema está resuelto --¿Coincide usted con el presidente Álvaro Uribe que calificó a organizaciones de derechos humanos colombianas como defensoras del terrorismo? --En su discurso en la ONU, Uribe dijo muchas cosas más Planteó claramente que el trabajo de estas organizaciones es respetable, pero que tenemos una discusión de fondo: las organizaciones de derechos humanos muchas veces muestran algunos árboles, pero no todo el bosque Nosotros no vamos a tapar el sol con las manos Tenemos problemas Los estamos resolviendo Nuestra justicia penal es lenta e ineficaz Pero hay que ver todo el contexto Crisis política --¿Cómo evalúa usted el hecho de que en cuestión de días hayan renunciado los ministros de Interior, Defensa y Medio Ambiente y los comandantes de las Fuerzas Armadas y de la Policía? --El presidente evaluó gestiones, miró lo problemas y tomó decisiones Planteó claramente: aquí mando yo; voy a retomar la iniciativa política; necesito más resultados En un sistema presidencialista, los fusibles son los ministros --¿Estos cambios están vinculados a la pérdida del plebiscito en octubre? --En parte, claro que sí Porque cuando hay un golpe político como éste, usted necesita retomar la iniciativa Sin embargo, el presidente sigue teniendo una popularidad altísima Él es quien maneja el ajedrez El resto son fichas --¿Qué evaluación hace usted del triunfo del izquierdista Polo Democrático Independiente en Bogotá y en Medellín? --Lo veo muy positivo Y en varios sentidos Lo primero que reconocieron las fuerzas de la oposición fueron las garantías que el gobierno les dio Eso demuestra que esta es una democracia seria, donde la lucha por el poder es cada vez más abierta Creo hay un mensaje clarísimo La guerrilla lleva cuarenta años tratando de tomarse Bogotá y la izquierda democrática se la tomó en tres meses Eso quiere decir que los votos son mucho más poderosos que las balas

Comentarios

Otras Noticias