La reconstrucción, el gran negocio

domingo, 21 de diciembre de 2003
Los ataques terroristas en Bagdad y otras zonas urbanas de Irak no cesan, pero, en cambio, en las zonas petroleras, en las que trabaja la empresa Halliburton, encargada de poner otra vez en operación los pozos petroleros, la calma es total, debido a la protección de cuerpos de élite del Ejército estadunidense Por si fuera poco, Halliburton tiene en sus manos otro gran negocio: exporta gasolina de Kuwait a Irak y la vende, con un sobreprecio, al Pentágono WASHINGTON- Mientras el Pentágono no puede detener los constantes ataques a los soldados estadunidenses en Irak, ingenieros y directores ejecutivos de la empresa Halliburton, de la que el vicepresidente Dick Cheney era uno de sus presidentes hasta 2000, gozan de la casi invulnerable protección de grupos élite de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, de acuerdo con varios expertos de grupos no gubernamentales que vigilan de cerca los trabajos de reconstrucción En Irak, "la situación política, social y económica es totalmente inestable, no hay seguridad, pero en las zonas petroleras todo está muy seguro y vigilado, por lo que los trabajos de reconstrucción avanzan rápidamente", dice a Proceso Shibley Telhami, experto en temas de energía de la Brookings Institution Halliburton, mediante su subsidiaria Kellog Brown & Root, fue la ganadora de los contratos que otorgó el gobierno estadunidense para la reconstrucción de la infraestructura petrolera de Irak destruida por la reciente guerra "Extrañamente, las zonas petroleras que están en etapa de reconstrucción son las más seguras", apunta Miriam Rajkumar, especialista en temas de Irak de la Carnegie Endowment for International Peace De los 87 mil millones de dólares que le aprobó el Capitolio al presidente Bush para la reconstrucción de Irak y Afganistán, 18 mil 600 millones son exclusivamente para reconstruir los pozos petroleros iraquíes Los expertos calculan en más de 4 mil millones de dólares las ganancias que se embolsará la empresa Halliburton por rehabilitar los pozos petroleros "Nosotros no tenemos nada que decir al respecto, cualquier asunto relacionado con la reconstrucción de los pozos petroleros tiene que ser consultado con el cuerpo de ingenieros (del Pentágono)", respondió por correo electrónico a Proceso Wendy Hall, la vocera de Halliburton Los expertos consultados que estuvieron en Irak hace unas semanas, insisten en que el tema de la reconstrucción de los pozos es un punto que el gobierno de Bush asume como una "prioridad de seguridad nacional" y por eso no habla de ello El 1 de mayo, Bush dio por terminada la Segunda Guerra del Golfo Pérsico, pero casi ocho meses después Washington todavía no sabe cuándo los pozos empezarán a producir el petróleo con el que se autofinanciará la reconstrucción de Irak Ni la oficina de prensa del Pentágono ni la del cuerpo de ingenieros, encargado de supervisar los trabajos de reconstrucción, quisieron hablar con el corresponsal ni responder a la pregunta sobre cuándo concluirá sus labores Halliburton La empresa está bajo la lupa del Capitolio, pues son varios los legisladores demócratas que no están convencidos de la limpieza del proceso de licitación mediante el cual Halliburton obtuvo los contratos para la reconstrucción petrolera, no obstante que fue la única empresa incluida en la licitación, por ser estadunidense y por tener la capacidad económica y técnica para hacer el trabajo En esta etapa de la reconstrucción de Irak, se vetó la participación de compañías que no fueran estadunidenses Henry Waxman, representante demócrata por el estado de California en el Congreso, lleva a cabo una serie de investigaciones para determinar si fueron "totalmente legales" los contratos que el gobierno de Bush concedió a Halliburton "Es posible que en el papel todo se haya hecho conforme a las reglas estipuladas en los procesos de licitación, pero en esto, nunca se sabe Al concluir los gobiernos que dieron los contratos, es cuando se descubren irregularidades", opina Rajkumar La Casa Blanca sostiene que una vez restablecida en 100% la capacidad productora petrolera de Irak, serán compensados los gastos de reconstrucción que están cubriendo con sus impuestos los contribuyentes estadunidenses "Desde que comenzó la guerra y aumentó el costo del petróleo en el mercado mundial, aquí subió el precio de la gasolina, causando una gran inconformidad entre la población, pero todo eso cambiará cuando termine la reconstrucción", afirma Sean McCormack, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca -¿Para cuándo contemplan que Halliburton dejará todo listo? -De eso no podemos hablar, porque es un asunto de seguridad nacional -responde McCormack Seguridad total Según la versión de algunos especialistas en temas de energía que han recorrido las zonas petroleras de Irak, que reconstruye Halliburton -situadas en el triángulo Mosul-Basora-Kirkuk-, los ingenieros y el personal de la empresa, con sede en Houston, Texas, trabajan más de 14 horas al día "Cuentan con una estrecha vigilancia del Ejército para que nada ni nadie los perturbe Parece que el gobierno de Bush aprecia más la vida de los empleados de Halliburton que las de los soldados estadunidenses y los civiles iraquíes", comenta un académico que fue funcionario en el gobierno del presidente Bill Clinton, que regresó de Irak a finales de noviembre "En las regiones petroleras es casi improbable que ocurra un ataque como los que se producen todos los días en las calles de Bagdad", añade el exfuncionario que habló bajo la condición del anonimato En el Plan Estratégico de Energía del gobierno de Bush, que diseñó Cheney, a principios de 2001, estaban perfectamente definidos los beneficios petroleros que recibiría Estados Unidos de Irak, una vez eliminado Hussein La reserva estratégica de petróleo de Estados Unidos es actualmente de unos 592 millones de barriles de crudo; para 2005, Bush quiere que llegue a 700 millones de barriles, lo que ocurriría una vez que el petróleo iraquí empiece a circular en el mercado mundial Arabia Saudita, el principal aliado petrolero de Estados Unidos en el Medio Oriente, produce 85 millones de barriles de petróleo diariamente Las naciones pertenecientes a la Organización de Países Exportadores de petróleo (OPEP) producen en conjunto 45 o 5 millones de barriles al día, pero no están dispuestas a satisfacer las necesidades de Washington en caso de una emergencia energética, como la que ocurrió durante la segunda guerra con Irak: se negaron a aumentar su producción de crudo, y cuando lo hicieron elevaron el costo del barril Para 2005, el Plan Estratégico de Energía pronostica que los pozos petroleros de Irak estarán produciendo a toda su capacidad, y llegarán a por los menos 73 millones de barriles al día, suficientes para cubrir el petróleo que Estados Unidos dejaría de importar de la OPEP, sin tener que sacar una sola gota de su reserva estratégica "El problema con este gobierno es que todo despierta sospechas de intereses creados cuando se toca el asunto del petróleo, es decir, no hay un solo aspecto del caso de la reconstrucción de Irak que no haga pensar que empresas como Halliburton se beneficiaron gracias a sus contactos y amistad con miembros del gabinete presidencial", subraya uno de los asesores del representante Waxman "Por eso estamos investigando En un proceso de licitación transparente la revisión de contratos está perfectamente permitida", agrega el asesor legislativo, que también pidió no revelar su nombre Otro gran negocio Aunque no directamente relacionado con el asunto de la reconstrucción de los pozos petroleros, el miércoles 10 el diario The New York Times publicó en primera plana una nota en la que informa que Halliburton compra gasolina en Kuwait, que luego transporta y vende al Pentágono en Irak "El gobierno de Estados Unidos está pagando a Halliburton un promedio de 264 dólares por galón de gasolina y otros combustibles que exporta de Kuwait a Irak", señala el periódico La exportación de combustible kuwaití la hace Halliburton mediante una subsidiaria de ese país; sin embargo, el Times, que consiguió el contrato sobre este asunto, que estaba en manos del Army Corps of Engineers, señala que por cada galón de gasolina que vende Halliburton en Irak, la empresa se queda con una ganancia de 26 centavos de dólar En Estados Unidos, donde aún no se borran del todo los coletazos económicos de la guerra contra Irak, el promedio del precio del galón de gasolina de es 150 dólares El congresista Waxman sospecha que Halliburton está inflando el precio de la gasolina El Times añade que cuando la empresa estadunidense inició la venta de gasolina kuwaití, se estimó que el galón de combustible lo vendería al gobierno de Bush en 160 dólares, tomando en cuenta que en el Medio Oriente el precio del galón es de 71 centavos, en promedio La vocera de Halliburton, Wendy Hall, que sí habló con el Times, informó que paga 121 dólares por cada galón de gasolina de Kuwait Pero según los documentos a los que tuvo acceso el New York Times, en noviembre Halliburton estaba vendiendo en 306 dólares el galón de gasolina al Pentágono Telhami considera que el gobierno de Bush, "con toda seguridad usará este argumento del alto costo de la gasolina kuwaití en Irak como uno de los motivos para acelerar los procesos de reconstrucción de los pozos petroleros" El experto de la Brookings Institution añade que ante la manera tan secreta con que se llevan a cabo las labores de reconstrucción de las zonas petroleras, "es justificable cualquier sospecha e investigación del Congreso", que además tiene todo el derecho de que se le explique con todo detalle el destino final de los impuestos que pagan los contribuyentes El viernes 5 de diciembre, Paul Wolfowitz, el subsecretario de Defensa, ordenó que Alemania, Francia y Rusia quedaran fuera del proceso de licitación de los contratos para la reconstrucción de infraestructura en Irak, con una inversión estimada en 18 mil 600 millones de dólares La anulación de la participación de empresas alemanas, francesas y rusas la justificó Wolfowitz al indicar que era para "proteger los intereses esenciales de seguridad de Estados Unidos" Para la comunidad internacional, la interpretación fue otra: el veto a Francia, Alemania y Rusia es la venganza de Bush por las críticas y falta de apoyo de esos países a la guerra unilateral contra Irak

Comentarios