Alemania: RAF, una historia que incomoda

sábado, 27 de diciembre de 2003
Hamburgo - Los planes de montar una exposición sobre la Fracción del Ejército Rojo, el Revöluzionäre Armee Fraktion, mejor conocido como RAF, ha levantado revuelo en Alemania A pesar de contar con un fondo de 100 mil euros otorgados por la Ciudad de Berlín, la muestra --que se planea inaugurar el próximo enero-- enfrenta la absoluta oposición de los familiares de las víctimas de la controvertida guerrilla urbana de los años 70, pues, según ellos, la exhibición será una especie de “tributo y glorificación de una banda criminal” Los responsables del proyecto afirman que es todo lo contrario y que se trata de poner a pensar a los alemanes sobre la situación política y social que fue caldo de cultivo de movimientos radicales de los años 70 Klaus Biesenbach, director de la sala de arte Kunst Werke, insiste en que el objetivo es desmitificar a la RAF y preguntarse por qué tantos jovencitos andan hoy día, por las calles con playeras y símbolos de la Fracción del Ejército Rojo El debate y la crítica son sello inconfundible de las exposiciones patrocinadas por Jan Phillip Reemtsma y su Instituto de Investigación Social de Hamburgo, quien pone en la mesa los temas más incómodos para los alemanes Reemtsma confronta a los germanos con su historia, sus traumas, sus prejuicios y con sus demonios La Wehrmacht Un ejemplo de esto es la exposición que Reemtsma y su instituto organizaron en 1998 llamada Los Crímenes de la Wehrmacht que se podría traducir como, “fuerzas de defensa” Según la historia oficial alemana de la posguerra, los soldados regulares no cometieron ningún crimen, ninguna atrocidad en la Segunda Guerra Mundial sino que fueron “combatientes engañados y manipulados por Hitler Los verdaderos carniceros fueron los miembros de la SS, las tropas de élite” La exposición –que utilizó las fotos que los mismos soldados tomaron--echaba al piso la buena reputación de las “fuerzas de defensa” Los cuadros son dantescos: Pueblos quemados o cadáveres exhibidos como trofeos de un safari La exposición sobre la Wehrmacht fue el fruto de años de investigación de un equipo de científicos muy respetables Estalló el escándalo Los detractores y los defensores de la muestra se enfrentaron en la prensa y, también, en las calles o a las puertas del museo Pero todo mundo fue a verla y muchas personas reconocieron en las fotografías a sus padres o abuelos La exposición creció cuando algunos visitantes aportaron fotos, cartas o insignias de algún pariente que estuvo en la Wehrmacht Los sectores más conservadores de Alemania hicieron lo posible para que se suspendiera la muestra y su gira nacional Los neonazis marcharon por las calles de Munich y de Hamburgo muy ofendidos y después atacaron a los extranjeros y a los grupos antifascistas A la pequeña ciudad de Berguedorf –distante 30 kilómetros de Hamburgo--, llegaron 3 mil policías de todo el país como refuerzos para impedir que los neonazis y los antifascistas se enfrentaran en las calles durante las marchas Al final los policías golpearon a los antifascistas injustificadamente De alguna manera la muestra fotográfica de la Wehrmacht sacudió a todo mundo La exposición sobre la RAF ya desató ríos de tinta en la prensa, a pesar de que aún está en veremos Los detractores Las personas más interesadas en prohibir la Expo-RAF son las organizaciones patronales La causa: Varios de sus destacados miembros fueron secuestrados y ejecutados por la guerrilla urbana El ejemplo más representativo es el de Hanns Martin Schleyer (1977), último comandante de la SS en Praga, encargado de la educación de grupos juveniles nazis En Checoslovaquia reprimió al movimiento estudiantil y como castigo envió a los activistas a campos de concentración Su tarea era integrar la economía checa a la alemana y limpiar racialmente el país Incluso él y su familia vivieron en una mansión que había sido de una familia judía enviada a un campo de concentración Los judíos fueron despojados de todos sus bienes y propiedades que pasaron a manos de los nazis Schleyer no fue juzgado en Nuremberg y ocupó altos puestos en la República Federal Alemana Llegó a ser el jefe de Mercedes Benz y de la organización patronal de ese país En los años 70 entró en confrontación directa con el movimiento obrero y sindical pues cerró fábricas como estrategia para debilitarlos Como director general de la Mercedes Benz visitó Chile, Brasil y Argentina donde tenía buenos amigos entre los militares golpistas y a quienes la empresa Mercedes surtía de vehículos En Brasil fue cónsul honorario durante la dictadura En 1977 la RAF lo secuestró para canjearlo por presos políticos Se pedía la liberación de la cúpula de la guerrilla (Andreas Baader, Gudrun Ensslin und Jan-Carl Raspe), que estaba en una prisión de alta seguridad en Stuttgart-Stammheim Pero el gobierno alemán se negó a ceder Un mes después, la RAF --junto con un comando palestino-- secuestró en Mallorca un avión Lufthansa lleno de turistas que regresaban a Alemania El avión fue llevado a Mogadishu, Somalia (octubre de 1977) donde se les permitió aterrizar La RAF volvió a pedir la libertad de sus compañeros Tres de los cuatro secuestradores murieron en una acción de rescate por las fuerzas de élite del ejército alemán La única sobreviviente, una mujer palestina, obtuvo asilo político en Escandinavia El cadáver de Schleyer fue hallado cerca de la frontera con Francia en la cajuela de un coche, con dos tiros en la nuca Otro secuestrado por la RAF fue Detlev Karsten Rohwedder (1991) quien se encargó de la privatización de todas las paraestatales de la otrora República Democrática Alemana Friedrich Merz, vicepresidente del grupo parlamentario conservador y Guido Westerwelle, jefe del Partido Liberal (FDP), quieren impedir la muestra Piden además que los 100 mil euros del financiamiento oficial sean devueltos Ese dinero es una ayuda, pues la muestra será sustentada económicamente por un sociólogo muy especial: Jan Phillip Reemtsma, único heredero de un inmenso complejo industrial dedicado a la maquinaria pesada necesaria para la elaboración de cigarros La tecnología de la casa Reemtsma es utilizada en todo el mundo por los grandes consorcios tabacaleros En pocas palabras, Jan Phillip es inmensamente rico Cuando heredó el emporio, lo vendió y con ese dinero creó una Fundación para la investigación y difusión de temas sociales, políticos e históricos Para Reemtsa todo iba muy bien hasta que fue secuestrado por delincuentes del orden común Pasó por el martirio del cautiverio Fue liberado tras el pago de 20 millones de marcos (unos 10 millones de dólares) La policía anotó el número de cada billete pagado y empezó la cacería Por su lado, Reemtsma, contrató detectives privados y juró no descansar hasta meter a todos sus secuestradores a la cárcel Ya cayeron algunos, pero faltan los peces gordos Mientras tanto, no deja de pisarle los talones para recuperar el dinero y no darles la menor oportunidad de disfrutarlo Algo que le ayudó en esta tarea fue la llegada del euro pues los marcos alemanes con los que se pagó su rescate ya no tienen valor De cualquier modo, el daño ya está hecho: Jan Phillip se retiró de la vida pública y vive rodeado de guardaespaldas, algo poco común en Alemania Se volvió un hombre retraído y huye de los periodistas Los exRAF Todos los miembros de la RAF cayeron en manos de la policía La cúpula guerrillera a la que quisieron liberar fue “suicidada” el mismo día que se liberaron a los rehenes del avión Los demás guerrilleros fueron condenados a prisión perpetua aunque su participación en la guerrilla no hubiera ameritado una pena tan severa La dureza extrema con la que fueron tratados era una venganza y además de encerrarlos de por vida se hizo lo posible para que enloquecieran en una prisión de alta seguridad en la que estuvieron aislados, sin ver a nadie (ni al carcelero siquiera), siempre con un foco encendido para que se perdiera la noción absoluta del tiempo Eso sin mencionar los golpes y las torturas La RAF nació de la radicalización de una fracción del movimiento estudiantil Pero –a diferencia de la guerra sucia perpetrada en México en los años 70-- En Alemania la presencia de esta guerrilla y su combate fue ampliamente documentado por la prensa, sobre todo la amarillista y la conservadora La población en general estuvo de acuerdo con el castigo a la RAF Después de 25 años, los ánimos se calmaron Se pudo hablar de la guerrilla alemana con más distancia y cabeza fría Tras una intensa campaña por parte de la izquierda, varios miembros de la RAF fueron amnistiados y liberados Después de varios meses de búsqueda, la reportera encontró a un exmiembro de las RAF Es una mujer Apenas tenía la mayoría de edad cuando ingresó en la RAF No había participado en ninguna acción, pero en un retén policiaco se puso nerviosa Los uniformados quisieron detenerla y empezó un tiroteo La joven recibió una bala en el pecho y unos binoculares impidieron que el disparo fuera mortal Despertó en el hospital y seis meses después todos sus despertares fueron en una prisión de alta seguridad Allá pasó más de la mitad de su vida Entrevistada por Apro, pidió el anonimato Igualmente se negó a que sus palabras fueran registradas por una grabadora “No puedo hablar de esto, me pongo mal, me afecta Hace unos días volví a la cárcel, a visitar a un amigo No me he podido reponer” --¿Qué opinas de la próxima exposición de la RAF? --No sé, no sé que quieran hacer pero me enfurece que se comercie con nuestra lucha --Pero no es un evento comercial --Sal a la calle y verás a una infinidad de muchachos con playeras del la RAF y no tiene ni idea de qué se trata, ni conocen la historia En los últimos años de cautiverio, hubo un relajamiento de la disciplina y a nuestra entrevistada le permitieron ver un rato televisión Ahí en prisión, por el noticiero se enteró del levantamiento en Chiapas En esos días recibió la amnistía y salió libre Tomó un avión y vino a México Fue directo a la Selva Lacandona --¿Hablaste con la comandancia zapatista de guerrillera a guerrilleros? --No Estuve entre “el público” del Encuentro por la Humanidad y Contra el Neoliberalismo ( el intergaláctico) Además, no hablo español, no tenía manera de comunicarme; fui exclusivamente como espectadora --¿Por qué fuiste a Chiapas, por qué a ver a los zapatistas? --Porque ellos son un ejemplo de dignidad, son una esperanza, una lucecita cuando se creía que todo estaba perdido en un mundo dominado por el dinero, la injusticia y el racismo

Comentarios