Convoca Bush a reunión de emergencia para redefinir planes de guerra

viernes, 14 de marzo de 2003
Washington - Frente al rotundo rechazo a la guerra con Irak de la mayoría de los 15 países miembros del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el presidente de Estados Unidos, George W Bush, convocó a una reunión de emergencia el próximo domingo en las Islas Azores de Portugal, al Primer Ministro británico Tony Blair, José Maria Aznar, presidente español "La idea es redefinir la propuesta para asegurar la eliminación de las armas de destrucción masiva de Irak", dijo Ari Fleischer, vocero de la Casa Blanca El fracaso diplomático de Bush para ganar 9 de los 15 votos del Consejo de Seguridad, aun sobre el veto de alguno de las cinco naciones permanentes, lo obligó a cambiar su estrategia para dar un tono multilateral a su política bélica para invadir Irak y acabar con el régimen de Saddam Hussein "No habrá mas tiempo, cerró la ventana para las negociaciones con Irak", insistió Fleischer, en referencia al plazo original del lunes 17 de marzo que Gran Bretaña propuso para que, de manera pacífica, Hussein desarme al país y se evite la guerra La Casa Blanca enfatizó que Bush no está dispuesto a dar más días al gobierno de Irak, apoyándose en el rechazo de los países del Consejo de Seguridad, como Francia, que pide un plazo de por lo menos mes y medio para que Irak haga todo lo posible por cumplir con la destrucción de las armas bajo la supervisión de la Comisión de Inspección, Monitoreo y Verificación (UNMOVIC), como parte del mandato de la resolución 1441 A Bush se le complicaron las cosas en la ONU, su vocero había asegurado que el viernes a mas tardar se votaría la resolución bélica que el 24 de febrero presentaron con el patrocinio de Gran Bretaña y de Francia Washington estaba seguro que conseguiría nueve votos aunque fuera anulada por el veto de Francia, de China o de Rusia "Sería un mensaje moral de la comunidad internacional sobre su preocupación por la amenaza armamentista de Irak", dijo el vocero de la Casa Blanca En el conteo extraoficial, Bush solo tenía seguros cuatro votos, el de su país, el británico, el español y el de Bulgaria; situación que lo obligó a abortar sus intenciones impositivas de que hubiera votación esta semana en el Consejo Alemania, China, Francia, Rusia y Siria son los países que han manifestado su rotundo rechazo a cualquier intención de aprobar una iniciativa bélica injustificada, como quiere Bush y Blair, y han manifestado que votarán en contra de la resolución en este sentido o aplicarán su derecho al veto Pese a que en algún momento Fleischer había dicho que ya tenia el apoyo de México, uno de los seis países indecisos miembros no permanentes del Consejo de Seguridad, el mandatario estadunidense se tuvo retractar al darse cuenta que ni siquiera tenía asegurado el de Angola, Camerún, Guinea y Pakistán, situación que empeoro porque Chile y el voto mexicano pintan como negativos para Estados Unidos, a menos que este país ceda a las peticiones de ampliar el plazo para que Irak se desarme pacíficamente "El presidente formará a una coalición de países de buena voluntad que los acompañarán a desarmar a Hussein", acotó Fleischer Varios funcionarios del gobierno estadunidenses dijeron que la reunión con Blair y Aznar será para definir última versión de la resolución que pedirá la autorización para la guerra con Irak La votación podría ser la próxima semana, aunque puede no ser así si Bush se da cuenta que no logra convencer a México y Chile, los dos países latinoamericanos que han sido puestos como los líderes de la oposición a la guerra dentro de los seis países indecisos que junto a Alemania, Bulgaria, España y Siria No obstante, Fleischer reiteró que "el presidente (Bush) ha dicho que no necesita la autorización de la ONU para desarmar a Hussein" 14/03/03

Comentarios