Habrá guerra: Bush culpa a la ONU y cierra posibilidades de paz

lunes, 17 de marzo de 2003
Washington - Habrá guerra!, George W Bush decidió cerrar las avenidas para encontrar una solución pacífica al caso de Irak y culpando a las Naciones Unidas (ONU) de ello, le da a Saddam Hussein la opción del exilio como último recurso para salvarse "Las Naciones Unidas han fracasado en instrumentar sus propias demandas de que Irak se desarme inmediatamente Como resultado, la ventana diplomática se ha cerrado El presidente (Bush) dará un mensaje a la nación a las ocho de la noche (19:00 horas tiempo de México) en el que dirá que para evitar el conflicto militar Saddam Hussein debe dejar el país (Irak)", informó Ari Fleischer, portavoz de la Casa Blanca La decisión de Bush de acabar con las negociaciones diplomáticas en la ONU, se dio unos cuantos minutos antes de que iniciara una sesión de consultas pedida por Francia en el Consejo de Seguridad El gobierno francés quería que se aprobara una resolución de dar a Hussein un plazo de 30 días para eliminar todas sus armas de destrucción masiva En Washington se dieron cuenta que la propuesta de Francia podría tener éxito por el hecho de que la mayoría de los 15 países miembros del Consejo de Seguridad se oponen a la guerra con Irak, y Bush tras una breve consulta con su principal aliado, Tony Blair, primer ministro británico; ordenó que se anulara la petición de que se sometiera a votación al proyecto de resolución que junto a Inglaterra y España presentó al Consejo de Seguridad el 24 de febrero para que se autorizara la guerra Bush al retirar su propuesta quiso evitar un fracaso público e internacional que pusiera en evidencia su obsesión con la guerra y el unilateralismo "Es la última oportunidad de Saddam Hussein para actuar y evitar las consecuencias serias que están autorizadas en la resolución 1441 (que aprobó el Consejo de Seguridad de forma unánime el 8 de noviembre de 2002)", dijo, por su parte en rueda de prensa, Colin Powell, Secretario de Estado Nadie en la Casa Blanca ni el Departamento de Estado quisieron explicar cuanto tiempo le daría Bush a Hussein para que pueda irse al exilio, sin embargo, en el Pentágono algunos jefes militares filtraron a los medios de comunicación que será un plazo máximo de cinco días, tiempo suficiente que al mismo tiempo le esta dando al personal de la ONU, a periodistas y civiles extranjeros y a los llamados escudos humanos para que salgan de Irak y eviten ser víctimas inocentes de la guerra "En estos momentos Bagdad no es un lugar seguro", asentó Fleischer En el Pentágono también se filtró que la guerra podrían empezar a más tardar el próximo fin de semana (el sábado en la noche) Están listos para invadir a Irak los mas de 250 mil soldados estadunidenses y los 45 mil británicos, solo esperan la orden de Bush El general Tommy Franks, jefe del Comando Central, encargado de la guerra con Irak, dio a sus tropas la orden de alerta desde el viernes de la semana pasada El domingo, en Islas Azores, Portugal, Bush, Blair y José Maria Aznar, presidente del gobierno español, habían dado de plazo al Consejo de Seguridad de la ONU hasta las doce de la noche del lunes 17 de marzo para que se pusieran de su lado La Casa Blanca se dio cuenta que no era posible y Bush dio el portazo a la diplomacia "Saddam Hussein es culpable, hay autoridad suficiente en las resoluciones 678, 687 y 1441 de las Naciones Unidas para usar a la fuerza militar como recurso para desarmarlo La acción para desarmar a Hussein esta respaldada por leyes internacionales", declaró Powell Ante su fracaso por obtener por lo menos nueve votos de los 15 del Consejo de Seguridad y por encima del posible veto de tres de los cinco países con membresía permanente, Francia, China o Rusia Bush se lava las manos con la ONU y la acusa de ser un órgano incapaz de entender la amenaza armamentista que representa Hussein, y que solo entienden él, Blair y Aznar El presidente de Estados Unidos esta usando como bandera de guerra jurídica a la resolución 1441 que establece que si "Irak esta en violación grave" al no eliminar sus armas de destrucción masiva, se tendría que usar a la fuerza militar para desarmarlo El mandato de la ONU sin embargo, condiciona a que la medida sea debatida y sometida a votación en el Consejo de Seguridad antes de aplicarla Tras la inminencia de la guerra y la injustificada decisión de Bush de atacar Irak, acuñando un supuesto respaldo internacional con solo la palabra de Blair y Aznar, Robin Cook, renunció a su puesto como líder de la Casa de los Comunes; en clara protesta por el sometimiento del Primer Ministro Británico a los caprichos de Bush 17/03/03

Comentarios