Ataques aéreos asolan Bagdad y Basora

sábado, 29 de marzo de 2003
El sábado, el décimo día de la campaña bélica en Irak, Bagdad fue nuevamente sacudida por bombardeos El primero se registró alrededor de las siete de la noche (10 de la mañana, tiempo de México) y el segundo, tres horas más tarde Una fuerte explosión cimbró el centro de Bagdad, muy cerca del río Tigris Se sabe que al menos un misil Tomahawk cayó en el Ministerio de Información iraquí, uno de los puntos de la ciudad que más ataques ha recibido Aún sumamente conmocionados por la muerte de 62 personas en un mercado popular de Bagdad, los habitantes de esta ciudad observaron nuevamente las elevadas columnas de humo, y escucharon, sólo en uno de los ataques, la respuesta de las baterías antiaéreas iraquíes Sin embargo, el ataque más dramático de la jornada fue el bombardeo de un edifico en la ciudad sureña de Basora, actualmente sitiada por el ejército británico En el recinto se reunían al menos 200 paramilitares iraquíes integrantes del partido Baath, fiel al régimen de Hussein, y se prevé que todos ellos murieron al momento del bombardeo Basora es la segunda ciudad de importancia en Irak, sin embargo, la mayoría de sus habitantes es opositora al gobierno de Hussein Es por ello que las fuerzas aliadas se han negado a lanzar un ataque definitivo contra la ciudad "Nuestra misión en Basora es darle al pueblo la confianza suficiente para que se alce contra la represión del Partido Baath y las fuerzas irregulares que lo mantienen en el poder Por lo tanto el principal objetivo de las fuerzas militares británicas ahora es atacar y erradicar al Partido Baath", declaró el coronel Chris Vernon, portavoz militar británico en Kuwait Para consolidar su versión, testigos y fuentes militares británicas informaron que el viernes, la milicia iraquí Fedayeen, también fiel al régimen, disparó ametralladoras y morteros contra unos 1000 civiles iraquíes que intentaban huir de Basora En tanto, fuentes del ejército estadunidense informaron que en la jornada del sábado, 30 helicópteros “Apache” atacaron unidades de las tropas de la división Medina de la Guardia Republicana, dejando como saldo, al menos 50 soldados iraquíes muertos y 25 vehículos destruidos "Disparamos 40 misiles y logramos 40 impactos Hemos confirmado la destrucción de al menos 25 vehículos, incluyendo tanques, transporte blindado de personal y camiones, y al menos 50 muertos", indicó un mayor estadunidense a agencias informativas Sin embargo, las fuerzas aliadas continúan estancadas a 80 kilómetros de la ciudad de Bagdad Y se prevé que permanezcan ahí entre cuatro y seis días más, toda vez que los milicianos Fedayeen han atacado las líneas de abastecimiento de combustible y alimentos Los oficiales estadunidenses justifican esta “pausa operativa” argumentando que “nos adelantamos a nuestras líneas logísticas” Al respecto, el presidente Bush, en una evidente respuesta a la crítica que ha recibido el ejército estadunidense frenado por la resistencia iraquí, ha reiterado que si bien aún se vislumbran muchos sacrificios, se tiene la certeza del triunfo en Irak Por su parte, el ministro iraquí de Información, Mohammed Saeed al-Sahaf, indicó que al menos 68 personas fallecieron en la última jornada de bombardeos en Bagdad Contradiciendo las declaraciones de las fuerzas aliadas respecto de la protección de los civiles iraquíes, Saeed al-Shaaf informó también de la destrucción de 75 mil toneladas de alimentos por parte del ejército británico Té, azúcar, y leche para niños eran algunos de estos insumos que ya no podrán llegar a manos de los civiles afectados por la guerra, según señaló el funcionario iraquí Estados Unidos tampoco ha reconocido si fue su ejército el responsable de un ataque a un mercado en la ciudad de Bagdad, en donde murieron 62 de las víctimas contabilizadas por Saeed al Shaaf En las primeras horas del domingo en Bagdad, se escuchaban en el sur de la ciudad los bombardeos aéreos que posiblemente atacaban un sitio estratégico de la Guardia Republicana iraquí 29/03/03

Comentarios