Estén preparados para más bajas, advierte Bush a estadunidenses

sábado, 29 de marzo de 2003
Ante las crecientes críticas por el estancamiento de las tropas aliadas a 80 kilómetros de Bagdad, la capital iraquí, el presidente de Estados Unidos, George W Bush advirtió a sus conciudadanos que estén listos para más bajas en su ejército en Irak, pues tienen que darse sacrificios en los momentos en que las fuerzas del país "luchan contra las unidades más desesperadas" del ejército iraquí En su acostumbrada alocución radiofónica, desde su casa de descanso en Campo David, el mandatario estadunidense reiteró que “los combates son feroces y no sabemos cuánto durarán, pero sí sabemos su resultado: el régimen iraquí será desarmado y retirado del poder" Conforme han transcurrido los días de la intervención militar que planeó en Irak, Bush ha tenido que retroceder en su optimismo, y lo que aseguró sería una guerra breve y con la menor cantidad de muertos posibles, se ha transformado en una inagotable fuente de críticas en su contra, provenientes de los sectores y países más diversos del mundo Sin embargo, el presidente estadunidense se ha mantenido optimista en sus declaraciones e incluso ha arremetido contra los periodistas, que insistentemente le preguntan cuándo terminará la guerra y sus los planes no se han visto afectados ante la solidez de la resistencia en Irak Exasperado, Bush responde que la intervención durará lo que tenga que durar, y que todo va conforme a lo previamente establecido Tanto en su mensaje del viernes, previo a su traslado a Campo David, como en su mensaje radiofónico del sábado, Bush recurrió nuevamente a su táctica anti-Hussein y ahora acusó al mandatario iraquí de estar cometiendo crímenes de guerra contra sus propios milicianos Aseguró que Saddam Hussein asesina a los iraquíes que se niegan a combatir en la guerra, que está fusilando prisioneros de guerra, que sus soldados fingen rendirse ante las tropas aliadas y luego disparan contra ellas, y que, recientemente, ahorcó a una mujer iraquí que saludó a soldados aliados Al respecto, fuentes oficiales del gobierno estadunidense informaron que en Irak se están recolectando evidencias sobre crímenes de guerra las cuales, en cuanto termine la intervención en Irak serán presentados a juicio La previa advertencia sobre esta medida se remite a declaraciones de Bush, quien ha amenazado a los comandantes del ejército iraquí de acusarlos como criminales de guerra si es que utilizan armas nucleares contra las fuerzas aliadas 29/03/03

Comentarios