Saddam, el invisible

sábado, 19 de abril de 2003
¿Saddam Hussein está vivo? ¿Dónde se encuentra? ¿Él y sus colaboradores sobrevivieron o murieron en los “bombardeos de precisión” a Bagdad? ¿Huyeron hacia Siria? ¿Están internados en algunos de esos refugios subterráneos a prueba de explosiones nucleares y en los cuales podrían pasar una buena temporada? Tales preguntas rondan en los medios de prensa árabe Sus respuestas alimentan la especulación y la creciente sospecha entre los árabes de que Hussein escapó del cerco estadunidense gracias a un pacto secreto con Washington De Saddam se han tejido cientos de historias, como la utilización de dobles, que hasta el momento no ha aparecido ni uno; castillos y subterráneos a prueba de estallidos nucleares; antenas para interceptar las comunicaciones enemigas y para --al mismo tiempo— desinformar y confundir a sus adversarios Pero el caso es que hasta el momento no se sabe del paradero del depuesto gobernante iraquí y de sus más allegados colaboradores La desaparición de Hussein, hasta el momento, es un caso similar, apartando las circunstancias y particularidades, al del “gran escape” protagonizado por Osama Bin Laden y los máximos jefes de Al Qaeda en las agrestes montañas de Afganistán, hace algo más de un año El periodista de origen árabe, Jalal Ghazi, publicó el 14 de abril el artículo “Baghdad Did Not Fall - It Was Handed Over” En él concluyó que detrás del “escape” de Hussein y sus más cercanos colaboradores hay una “safqa”, palabra árabe que quiere decir “trato secreto”, en este caso entre el depuesto régimen y el mando de Estados Unidos, antes de que cayera Bagdad Ghazi, quien trabaja para New California Media -- un proyecto de Pacific News Service y World Link TV—, señaló que tal posibilidad es cada vez más escuchada en los medios de lengua árabe y han tenido como indicios, al menos tres circunstancias Explica: “En primer lugar, se respetó la vida de muchos efectivos de las Fuerzas Armadas estadounidenses y británicas, así como la de la mayoría de los altos funcionarios del partido gobernante (Al Baath) En segundo lugar, la toma de Bagdad no se convirtió en el baño de sangre que tanto anticipaban los expertos militares En tercer lugar, la guerra se acortó drásticamente, consecuencia de lo cual fue que la región se salvó, especialmente Arabia Saudita, de consecuencias catastróficas” Ghazi especificó que, gracias a esa posible “safqa”, los siete prisioneros de guerra estadounidenses fueron hallados en buena condición física “Todos vestían pijamas cuando fueron encontrados, en vez del uniforme militar de prisionero, lo que indica que se les estaba dando trato de huéspedes” Agregó que en la cultura árabe existe la costumbre de dar pijamas al huésped que se queda a dormir en casa de alguien como invitado Similar trato había recibido la prisionera Jessica Lynch, quien fue “rescatada” en un hospital iraquí el 2 de abril, mientras había sido alojada en el cuarto más limpio El periodista hizo la observación de que el mando militar estadounidense recibió el dato de los prisioneros por una fuente iraquí “no identificada” El trato a dichos prisioneros fue el opuesto al que recibieron los prisioneros que Irak hizo a Kuwait hace más de 12 años El mando estadounidense tampoco ha permitido hasta el momento que los exprisioneros de su ejército den declaraciones a los medios de prensa Igualmente extrañaron las circunstancias de la “caída” de Bagdad Mientras Basora, una ciudad menos fortificada que la capital, resistió tres semanas, Bagdad se desplomó rápidamente “La caída de Bagdad ocurrió tan repentinamente que dio al traste con los planes de muchos voluntarios árabes y musulmanes que se habían dirigido a Irak para enfrentar a las fuerzas de la coalición A miles de voluntarios —procedentes de Yemen, Egipto, Siria, Indonesia, Malasia y otros países musulmanes— se les entregó, en un principio, uniformes y armas, pero luego se les dejó sin nadie que les impartiera órdenes, se quedaron sin saber qué hacer Al Jazzira reporta que algunos de ellos siguen combatiendo a los estadounidenses, mientras que otros han pasado a atacar a los civiles iraquíes”, indicó Ghazi Agregó: “Las fuerzas del Baath se abstuvieron de destruir ningún puente en Bagdad, lo que habría bloqueado el acceso de tanques a la ciudad, al menos temporalmente Por lo demás, solamente unos pocos pozos petroleros iraquíes fueron incendiados, dejándose la mayoría de ellos intactos, de acuerdo con lo exigido por Bush” Más: “Ninguno de los altos funcionarios del Baath se ha entregado hasta la fecha, con la excepción de dos científicos de alto nivel (también se conoce de la captura de dos de los medios hermanos de Hussein) En cambio, decenas de miles de efectivos del Baath se las arreglaron para desaparecer sin señal de que hubiera entre ellos divisiones internas Esto es fuerte indicio de que el mismo Baath, desde el nivel más alto de mando, les ordenó que partieran y ayuda a entender lo organizada que fue la dispersión También explica por qué la mayor parte de las fuerzas iraquíes, incluyendo la Guardia Republicana, brillaban por su ausencia en Bagdad cuando entraron los norteamericanos” Los medios árabes también especulan y cuestionan que por medio del referido “trato secreto” Hussein y sus principales seguidores y familiares, lograron salvar sus vidas y su cacería no ha sido tan feroz como lo fue contra Osama Bin Laden “Algunos expertos de los medios árabes especulan que (Hussein) puede haber hallado refugio en La Meca, el lugar más sagrado del mundo en la concepción musulmana Nadie que no sea musulmán puede vivir o ha vivido en La Meca y muy pocos no musulmanes han podido entrar en esta ciudad sacrosanta del Islam Si termina ocurriendo que Saddam se encuentra en La Meca, esto sería otro indicio de que quien planeó la safqa —o trato entre el Baath y EU— fue el príncipe Abdulah, heredero de la corona saudita, un intermediario de confianza para la familia Bush, además de ser el único líder árabe invitado al Crawford Ranch, residencia del presidente Bush en Texas”, apuntó Ghazi El artículo del experimentado comentarista finaliza: “Para los sauditas, así como para muchos otros líderes árabes, el acuerdo ofrece la única esperanza de evitarle al Medio Oriente las consecuencias de una guerra de resistencia sangrienta y prolongada en Irak Para los estadounidenses, el pacto ofrece la oportunidad de estabilizar a Irak —en la posguerra— y a sus vecinos, dejando la puerta abierta para lo que Bush denomina la vía hacia la paz entre israelíes y palestinos” Hussein, según los órganos de inteligencia occidentales, vivía agobiado por su seguridad personal, de allí el uso de dobles para evadir atentados Se explicaba también que nunca dormía en un lugar fijo y que eran muy pocas personas las que sabían de sus refugios subterráneos y secretos La invasión a Irak comenzó con una “operación de decapitación” contra el mando iraquí (con misiles de precisión), a la que le siguieron al menos otras dos del mismo tipo Es decir, los norteamericanos querían al gobernante iraquí muerto Sin embargo, tras la toma de Bagdad y del control por las fuerzas anglo-estadounidenses de las más importantes ciudades de Irak, y ante un Hussein “esfumado” como por arte de magia, la administración Bush ha dicho que no hay algo más importante ni comparable con el derrocamiento del régimen iraquí

Comentarios