Alerta HRW sobre uso de bombas de racimo en Irak

viernes, 4 de abril de 2003
México, D F (apro)- Peligrosas cargas explosivas sin detonar de las bombas--racimo que usaron las fuerzas aliadas en la guerra del golfo Pérsico de 1991, aún están siendo encontradas y destruidas en Kuwait, según documentos oficiales obtenidos por Human Rights Watch Según Mark Hiznay, Investigador de Human Rights Watch, las bombas--racimo que están utilizando en la guerra contra Irak no sólo pondrán en peligro a la población civil durante muchos años, sino que también amenazan a los soldados de Estados Unidos y a sus aliados durante el combate Previamente al inicio de hostilidades, Human Rights Watch publicó un documento informativo en el que advertía sobre el uso de bombas--racimo en Irak, pero fue desoído Conforme a los citados documentos del Ministerio de Defensa kuwaití demuestran que 2,400 cargas explosivas sin detonar de municiones de bombas--racimo fueron encontradas y destruidas en Kuwait en el 2002 y una cantidad similar el año anterior "El uso de municiones--racimo en Irak pondrá en peligro a la población civil durante muchos años", dijo Mark Hiznay, investigador senior de Human Rights Watch y autor del nuevo documento informativo "Las bombas--racimo también amenazan a los soldados de Estados Unidos y a sus aliados durante el combate", alertó Human Rights Watch ha emitido análisis sobre el uso de bombas--racimo por Estados Unidos en el golfo Pérsico, en Kosovo y en Afganistán Durante la guerra de 1991 en el golfo, Estados Unidos y la coalición de aliados lanzaron bombas con alrededor de veinte millones de submuniciones, y también, presuntamente, dispararon proyectiles de artillería que contenían más de treinta millones de submuniciones Esto resultó en millones de peligrosas cargas sin detonar, cada una funcionando como una mina antipersonal indiscriminada Por lo menos ochenta muertes de soldados de Estados Unidos se atribuyeron a cargas sin detonar de municiones--racimo Más de 4,000 civiles han muerto o han sido heridos por cargas de municiones racimo desde que terminó la guerra en el golfo Pérsico Human Rights Watch llamó la atención sobre cuatro tipos de bombas--racimo en particular que han tenido una alta proporción de fracaso en combate o en pruebas: El Sistema de Lanzamiento de Cohetes Múltiples (MRLS) con submuniciones M77, ha tenido una proporción de fracaso de un 16 a un 23 por ciento Cada descarga normal de 12 cohetes MRLS podría resultar en más de 1,200 cargas explosivas sin detonar Los proyectiles de artillería Munición Convencional Mejorada de Doble Propósito (DPICM) de 155 milímetros con submuniciones M42 y M46, han tenido una proporción de fracaso de 14 por ciento Las bombas lanzadas por aire Rockeye CBU-99/CBU-100 con submuniciones Mk 118 --de la época de Vietnam que se usó extensamente en la guerra del golfo de 1991-- es responsable por un gran porcentaje de las cargas explosivas sin detonar que se encontraron posteriormente Casi el 20 por ciento de las cargas sin detonar de municiones--racimo encontradas en Kuwait en el 2002 fueron de este tipo La Munición de Efectos Combinados CBU-87 con submuniciones BLU-97 tuvo una proporción de fracaso de por lo menos 7 por ciento en Yugoslavia y Kosovo en el 1999 Más de 10,000 municiones CBU-87 lanzadas por aire con sobre 2 millones de submuniciones fueron usadas en la guerra de golfo; más de 1,000 con sobre 200,000 submuniciones fueron usadas en Afganistán Estados Unidos tiene municiones--racimo que contienen más de mil millones de submuniciones en sus depósitos actuales, incluyendo más de 434 millones de submuniciones de artillería DPICM de 155 milímetros y más de 309 millones de submuniciones de cohetes MRLS Human Rights Watch ha hecho un llamado para que se establezca una moratoria global sobre el uso de municiones--racimo hasta que se atiendan los problemas humanitarios que causan De no establecerse ese compromiso, Human Rights Watch solicita urgentemente que Estados Unidos, el Reino Unido y los otros países que puedan utilizar las municiones--racimo en Irak, sigan los siguientes pasos: --Prohibir el uso de cualquier munición--racimo en ataques en o cerca de áreas pobladas --Suspender el uso de y retirar municiones--racimo que hayan demostrado producir altos porcentajes de cargas sin detonar --Evitar el uso o la transferencia de tipos de municiones anticuadas para "limpiar el armario" de depósitos --Registrar, reportar, buscar y marcar áreas en las que se sabe o se sospecha que han lanzado descargas de municiones--racimo --Conservar esta información para que pueda ser diseminada rápidamente en los esfuerzos de limpieza 03/04/03

Comentarios