Colombia-Venezuela: Arde la frontera

sábado, 17 de mayo de 2003
Bogotá -- Cerca de mil guerrilleros colombianos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FARC) y del Ejército de Liberación Nacional (ELN), asentados en 19 campamentos, así como un significativo número de paramilitares, se refugian desde hace varios meses en territorio Venezolano Esta información, difundida el pasado 1 de mayo por la agencia de noticias AFP, fue confirmada por fuentes militares y documentos de inteligencia de los organismos de seguridad colombianos Aunque el presidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez, y el de Venezuela, Hugo Chávez, manejan las tensiones a punta de diplomacia, algunos expertos consultados por Apro consideran que la frontera colombo-venezolana de más de 2 mil kilómetros es un volcán a punto de hacer erupción Los roces verbales entre funcionarios de alto nivel de ambas administraciones y las revelaciones hechas por los medios de comunicación, permiten entrever una situación caótica que deteriora día a día las relaciones bilaterales entre Colombia y Venezuela No obstante, algunos especialistas --como el congresista colombiano y vicepresidente del Parlamento Andino, Luis Fernando Duque-- piensan que aún no hay pruebas suficientes para corroborar la información reciente “La información sobre la presencia guerrillera ha sido desmentida por el gobierno venezolano El mismo hecho de la frontera viva, la cercanía y facilidad de acceso de algunos sectores fronterizos como la Guajira, Cesár y Arauca han hecho que posiblemente guerrilleros puedan pasar burlando el cerco militar Los congresistas hemos pedido claridad porque si resulta cierto es un asunto muy grave Es importante la colaboración entre ambos países porque los mismos ganaderos y ciudadanos venezolanos son víctimas del secuestro por parte de la guerrilla colombiana” Los indicios Aunque los indicios de presencia guerrillera en el vecino país ya han puesto en vilo las relaciones binacionales en varias oportunidades, los últimos acontecimientos han causado gran alarma dentro del gobierno colombiano El presidente Uribe Vélez ha alertado en diferentes ocasiones a su homólogo venezolano para que refuerce la seguridad fronteriza De acuerdo con información difundida en Caracas, el presidente Chávez acaba de ordenar el envío de 4 mil militares con el objetivo de proteger la frontera, especialmente en los estados de Zulia, Táchira y Apure Sin embargo, varios especialistas coinciden: Venezuela se convirtió en una zona de distensión para la guerrilla colombiana El pasado 13 de abril una exguerrillera de las FARC dijo al diario colombiano El Tiempo que su grupo es conocido en Caracas como Carapaima, que sus miembros se movilizan en Venezuela con documentación “legal, original, como si fuéramos ciudadanos” y que el guerrillero “Grannobles” había recibido atención médica en San Antonio el 1 de mayo de 2001 También aseguró que el presidente Chávez pidió uno de los frentes de la organización subversiva y mediante comunicaciones les recordaba que no debían darle la espalda porque “él era revolucionario” Sobre el supuesto apoyo del presidente Chávez a la guerrilla colombiana, el senador colombiano Jimmy Chamorro afirmó en días pasados que, según fuentes de alta fidelidad, el reconocido cabecilla de las FARC Andrés París, se refugiaba en Caracas con el pleno consentimiento de las autoridades venezolanas En entrevista con Apro, el internacionalista colombiano Vicente Torrijos aseguró que “Chávez no sólo pretende que no interfieran con su revolución, sino también buscar un buen mecanismo para seguir influyendo en caso de que tenga que abandonar el poder Tener como aliados a las FARC le garantizará una influencia importante sobre una organización poderosa Es una buena inversión para él, que por supuesto preocupa mucho al gobierno colombiano” El periodista Roberto Giusti del diario El Universal de Caracas, quien se desplazó hasta la zona fronteriza para comprobar la veracidad de los informes de inteligencia elaborados en Colombia, denunció el pasado mes de abril la existencia de emplazamientos guerrilleros en los estados de Táchira y Zulia Ello con la clara complacencia de militares venezolanos Incluso aseguró que hay una evidente afinidad ideológica entre las guerrillas colombianas y el movimiento militar chavista Fuerza Bolivariana de Liberación (FBL) Así mismo ilustró, mediante una serie de reportajes, la constante lucha entre la guerrilla, los paramilitares y el narcotráfico por lograr el control territorial del área de frontera El 2 de mayo Giusti fue sorprendido por un grupo de manifestantes que lo calificó de asesino y paramilitar Giusti dijo que los agresores son activistas del partido Patria para Todos (PPT) y simpatizantes del presidente Hugo Chávez Hace dos meses cerca de 300 campesinos de La Gabarra, zona fronteriza en el Norte de Santander (Colombia), huyeron despavoridos de lo que, según ellos, fue un combate entre un grupo de paramilitares y guerrilleros de las FARC apoyados por aviones venezolanos De acuerdo con las versiones de los labriegos, no es la primera vez que aeronaves del vecino país incursionan en territorio colombiano y bombardean a los paramilitares cuando se presentan enfrentamientos entre ambos grupos delincuenciales El gobierno venezolano negó los hechos y hoy las autoridades colombianas investigan las denuncias El “aliviadero” El especialista Vicente Torrijos dijo a Apro que la presencia de la guerrilla en Venezuela ha existido durante los últimos diez años Sin embargo, aclaró que “antes era perseguida activamente por el gobierno venezolano; incluso se puso de moda la persecución en caliente Con Chávez lo que hay es cierta complacencia del gobierno Al gobernante venezolano en vez de tener un adversario en la guerrilla le conviene tener un poderoso aliado que le permita una expansión exitosa a su revolución Ello debido precisamente a las afinidades ideológicas con la guerrilla en el tema Bolivariano” La presencia de guerrilla en Venezuela fue denunciada hace más de un año por el entonces comandante de la Segunda División del Ejército colombiano, general Martín Orlando Carreño Según él, un grupo de las FARC atravesó la zona de frontera y cuando ingresó a Colombia se encontró con las Fuerzas Militares Luego de varias horas de combate los subversivos se replegaron nuevamente en territorio venezolano El presidente Chávez dijo en ese entonces que era una gran mentira y que con ella el ejército colombiano pretendía esconder sus errores tácticos en la lucha contra las FARC De la misma manera, varios de los militares disidentes del movimiento Bolivariano, como el general Néstor González, corroboraron los hechos González dijo que las FARC sí utilizaban territorio Venezolano para entrenar a sus hombres y como “aliviadero” Según el libro Colombia-Venezuela: Agenda Común para el Siglo XXI, del Grupo Académico Binacional, “las incursiones de la guerrilla colombiana a Venezuela se iniciaron en 1987, tras un breve período de concentración de las fuerzas insurgentes en la zona fronteriza, motivada principalmente por la construcción del oleoducto Caño Limón-Coveñas En ese año un patrulla militar de Venezuela, que desarrollaba tareas de erradicación de cultivos ilícitos en la serranía del Perijá, fue emboscada Murieron allí 8 soldados venezolanos y el comandante de la unidad militar” Según el documento, en marzo de 1991, dos miembros de la Guardia Nacional de Venezuela murieron en combate con la guerrilla y cinco meses más tarde el ELN incursionó en la base de protección fronteriza en Mara (Zulia) En 1995 la guerrilla atacó el puesto militar de Cararabo y mató a ocho infantes de la Armada de Venezuela Según la información difundida por AFP, en la zona fronteriza se ha detectado la presencia de 19 campamentos guerrilleros: 15 de las FARC y 4 del ELN En una finca del estado de Zulia se entrenaría a los jefes de las milicias urbanas del Frente Bolivariano de Liberación (FBL) Los subversivos también se encontrarían ubicados en otros estados fronterizos de Venezuela como Táchira, Barinas y Apure La actividad guerrillera se llevaría a cabo en un área de 410 kilómetros de línea fronteriza y se habla de acciones coordinadas entre las FARC y el ELN Los documentos de inteligencia colombianos revelan la existencia de un centro de entrenamiento, dos de recuperación de guerrilleros heridos y dos cooperativas Cerca de 19 personas estarían secuestradas en territorio venezolano Según el analista Eric Lair, la zona de frontera es un área estratégica para la guerrilla en términos de comunicaciones, en términos económicos por el tráfico de drogas que aparentemente pasa por Venezuela; y también en términos militares para cuestiones de entrenamiento, abastecimiento y descanso El 21 de abril, horas antes de que se iniciara la cumbre entre los presidentes Uribe y Chávez en Puerto Ordaz, al oriente de Venezuela, altos funcionarios de ambos gobiernos se acusaban mutuamente de la compleja situación fronteriza El Fiscal General colombiano, Luis Camilo Osorio, aseguró que el presidente Chávez no colaboraba en la lucha contra los irregulares en la zona de frontera El vicepresidente venezolano, José Vicente Rangel, le contestó que su país no daba refugio a delincuentes y que si estos ingresaban a Venezuela era a causa de la negligencia y complicidad de las autoridades colombianas Incluso habló sobre nexos entre las Fuerzas Armadas de Colombia y los grupos paramilitares Pese a todos estos impasses, el gobierno colombiano ha decidido responder por vía diplomática cualquier acusación y promover los acuerdos bilaterales tendientes a mantener la seguridad fronteriza Al parecer, a la administración de Uribe Vélez no sólo le preocupa el impacto de los grupos armados irregulares en la zona fronteriza, sino también la difícil situación que atraviesa el comercio entre los dos países, sobretodo porque Venezuela constituye el segundo socio comercial de Colombia Durante los últimos meses las exportaciones al vecino país han caído de manera vertiginosa en un 72%, debido no solo a la crisis política de Venezuela, sino a los controles de cambio impuestos a comienzos de año Luis Fernando Duque cree que debe primar la diplomacia “no tiene sentido una confrontación bélica entre los dos países” Para Vicente Torrijos los incidentes tenderán a incrementarse y las cumbres entre gobernantes se convertirán en válvulas de escape pasajeras “En un tire y afloje los gobiernos se van a mantener en permanente tensión a pesar de que las fotografías muestren una aparente cordialidad entre los dos gobernantes Los dos bandos van a permanecer en una tensión insoportable sin necesidad de llegar a un conflicto Además, militarmente Venezuela es mucho más poderoso; Colombia está muy reducida por atender el conflicto interno y no puede hacer aspaviento de un poder que no tiene Por eso apelan a las cumbres para bajar la tensión”, concluye

Comentarios