Colombia: "Garrote grande, con zanahoria", vicepresidente Santos

sábado, 24 de mayo de 2003
Berlín -- El vicepresidente colombiano Francisco Santos suele ordenar su pensamiento en puntos, como en una clase magistral, herencia de su paso por las universidades norteamericanas donde estudió Comunicación, Ciencia Política e Historia, y de las colombianas donde ha sido profesor Locuaz, de mirada viva, este hombre de 40 años proviene de una familia de periodistas, propietaria del diario El tiempo Como a casi cada colombiano, la espiral de violencia en su país lo ha tocado de manera directa En 1990 fue secuestrado durante ocho meses por orden de Pablo Escobar Creó, después de su cautiverio, la fundación País Libre, para asistir a las víctimas y movilizar a la opinión pública contra el secuestro En el 2000 denunció un plan de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FARC) para asesinarlo Partió con su mujer y sus cuatro hijos a Madrid, donde trabajó para el diario El País Santos recibió a Apro el 19 de mayo, en la embajada colombiana en Berlín, en el marco de una gira europea, en la que intenta explicar que la política gubernamental de mano dura contra el narcotráfico y la guerrilla va acompañada de un respeto por los derechos humanos Niega el trabajo estrecho del gobierno con los paramilitares de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) en el combate contra la guerrilla de las FARC y del Ejército de Liberación Nacional (ELN), conflicto que desangra al país desde hace cuatro décadas --¿Qué opinión le merece la declaración de García Márquez a favor de legalizar la droga, como forma de combatir el narcotráfico, requisito ineludible para llegar a la paz? --El tema del narcotráfico, si hay voluntad y persistencia, es una batalla en la que Colombia puede cambiar la situación actual Nuestro programa de fumigación está reduciendo dramáticamente los cultivos A más tardar en el 2004, el problema de cultivos va a ser irrelevante en lo que al conflicto se refiere Las 20 o 25 mil hectáreas que van a quedar son de resiembra, con matas muy jóvenes, que no producen gran cantidad de alcaloide Esa parte del negocio, que le ha dado la fortaleza a la guerrilla y a los paramilitares, será insignificante A la vez eso nos va a obligar a cambiar la estrategia: tendremos que ir detrás de los laboratorios de refinamiento Seguramente muchos cultivos se van a pasar a otros países Los narcotraficantes colombianos van a tratar de utilizar las rutas y los laboratorios para hacer la transformación de pasta a clorhidrato de cocaína En este negocio las guerrillas ya no participan de manera sustancial Eso va a facilitar el trabajo Los batallones antinarcóticos que tenemos están especializados en la búsqueda y detección de laboratorios Creemos que vamos a reducir la oferta desde Colombia de manera drástica “El tema de la legalización es un tema que tiene que ver con salud pública Todavía no se han hecho los estudios de consumo en caso de legalización Las proyecciones econométricas de qué pasaría si hay un aumento de consumo –basadas en la experiencia de legalización del alcohol o el tabaco–, demuestran que los costos de salud pública serían mucho más grandes que los costos en términos de represión” --Pero éste no es meramente un tema de salud --En el caso de la legalización, sí Por lo menos en los países consumidores, que son los que cuentan Aparte, si la legalización disparara el consumo, echar para atrás sería mucho más difícil Garrote grande --¿Cree sinceramente que la prohibición hace que la gente consuma menos? –Sí En Estados Unidos el número de consumidores de coca se ha reducido en un 50 % La represión funciona Hay que hacerla de una manera más afinada en los países consumidores Estados Unidos está probando distintos mecanismos Nosotros vamos a reducir la oferta Ya se está viendo en el mercado norteamericano que la pureza de la cocaína ha caído en un 11% Llega un punto en el que empiezan a bajar los efectos y los consumidores duros buscan tratamiento Estados Unidos está ampliando el número de puestos de tratamiento para que la política nuestra y la de ellos lleve a una reducción aún más sustancial --Volviendo a las fumigaciones, ¿hay alguna medición de su impacto ambiental? --Lo que hemos estudiado es que hasta este momento el uso de glifosato tiene efectos primarios sobre la mata, pero no permanentes sobre la tierra ni sobre el agua El daño ambiental lo está produciendo el cultivo de la coca, además de la selva que están tumbando Los cultivadores están usando herbicidas y plaguicidas con toxicidad de grado uno, la peor, cuando el glifosato es grado tres A eso se suma el daño causado por los químicos que transforman la pasta en coca, que sí son permanentes El glifosato acaba siendo el mal menor --¿Qué cultivos alternativos se le ofrecen a los campesinos? --El gobierno quiere subsidiar y proteger dos productos que son grandes generadores de empleo en el campo: el café y el algodón Ambos se están recuperando, sobre todo el algodón El café no tanto porque su precio está muy bajo --Pero para el campesino la plantación de coca, en comparación con lo que puede ganar con el café… --Nada reemplaza a la coca Sin embargo, hay que mandar el mensaje que una mata de coca es ilegal No podemos seguir en el juego perverso de “pobre el campesino que cultiva coca”, porque es el que está financiando el terrorismo, los paramilitares y la guerrilla Ahí hay un cambio de discurso Hay un garrote muy grande, pero también está la zanahoria de buscar proteger cultivos que generan empleo Queremos hablar con los norteamericanos y los europeos para que nos ayuden a recoger a esa población que se sale del negocio Acuerdo humanitario Santos sostiene que su visita a Europa tiene como tema central los derechos humanos “Mostrar los mecanismos institucionales que tenemos para controlar nuestra política de seguridad Porque aunque ésta es firme y clara, también está basada en el respeto a los derechos humanos No vamos a violentar los controles institucionales No vamos a brincarnos por encima de la Constitución ni de la ley ni del Congreso Además, dice, “buscamos consolidar en la UE (Unión Europea) la posición de que, si hace unos años veían a las FARC y el ELN como redentores, hoy se están dando cuenta de que son organizaciones terroristas, que utilizan el narcotráfico” --¿Está de acuerdo en propiciar una especie de libertad condicional, que no sea ni un perdón ni un indulto, para con los guerrilleros presos? --Eso está enmarcado dentro de las ideas o hipótesis jurídicas que tiene el gobierno para un acuerdo humanitario, que todavía está lejos de concretarse El gobierno sólo va a hacer el acuerdo en los términos planteados: Todos los secuestrados salen, no siguen los secuestros y estas personas que salen de la guerrilla tienen que irse a otros países para no seguir delinquiendo --¿Qué opina del canje de presos de la guerrilla por políticos, militares y policías cautivos? --Un acuerdo humanitario especial es lo único que puede hacerse Pero el gobierno no va a rebajar sus condiciones Porque si libera a 500 o 600 guerrilleros, que aumenten la violencia en Colombia, estaría negando su propia voluntad política de derrotar a los grupos violentos Sería una contradicción --¿Por qué se extraditó a los Estados Unidos al guerrillero Herrera Iles, siendo que se trataba de un colombiano y que el delito había sido cometido en Ecuador? –Porque lo pidieron en extradición y el gobierno colombiano tiene clarísimo que un ciudadano que tenga una orden de captura en Estados Unidos o Europa por delitos de narcotráfico o de terrorismo, si lo piden en extradición, lo va a extraditar El Gobierno colombiano tiene que comportarse como un buen miembro de la comunidad internacional El país no puede ser refugio de delincuentes de ninguna naturaleza –¿Eso significa que actuaría igual ante el pedido de extradición de la justicia norteamericana contra (el jefe de las fuerzas paramilitares AUC) Carlos Castaño? --Si cae en nuestras manos, lo extraditamos Se lo aseguro El Plan Colombia –¿No cree que el Plan Colombia privilegia mucho más el aspecto militar y policial que las políticas sociales? --Mire, el Plan Colombia tiene un componente militar muy importante, no le voy a decir que no, pero el esfuerzo que ha hecho el Gobierno en programas sociales --unos 2 mil millones de dólares hasta el final del Plan en el 2005-- también es bastante relevante La ayuda norteamericana tiene un gran componente militar pero también uno social Quisiéramos tener una discusión con los países europeos para que ayuden a una democracia como la colombiana con programas sociales, abriendo mercados a los sectores más desprotegidos, y en temas como derechos humanos y gobernabilidad –Desde hace algunos meses, tanto guerrilleros como paramilitares buscan refugio del otro lado de la frontera en Venezuela ¿Qué incidencia tiene el tema en las relaciones bilaterales? --Hombre, las ha complicado pero creemos que podemos trabajar con el gobierno venezolano para resolverlo Hay una reactivación de las relaciones entre los presidentes Hugo Chávez y Alvaro Uribe Preferimos manejar el tema a través de los mecanismos diplomáticos Sabemos que Venezuela tiene las mejores intenciones de que no sigan pasando, sobre todos los guerilleros, al otro lado de la frontera Si no las relaciones se van a complicar aún más y eso no le sirve ni a Colombia ni a Venezuela --Algunos hablan de un millón de desplazados por la guerra, otros de tres millones, ¿qué política tiene el gobierno para con esta gente ? --No importa la cifra que sea Si es un millón, son demasiados; si son tres millones, es una locura Primero: la política de seguridad es quitarle territorios a los paramilitares y la guerrilla, para que no sigan desplazando gente Lo segundo es tener un programa agresivo de retorno voluntario Y vamos a dar planes de seguridad alimentaria, mejoramiento de vivienda rural y créditos para reactivar su economía El desplazamiento sigue siendo el mayor problema humanitario de Colombia Estamos trabajando con Naciones Unidas a ver qué sistema de protección nuevo podemos darle a las comunidades En el programa de retorno estamos trabajando con la OIM, entidades multilaterales y no gubernamentales Lo que es cierto, es que no tenemos la plata que se requiere Pero estamos volviendo más eficiente el poco gasto, para que la gente desplazada no sufra tanto --Usted sufrió en persona un secuestro ¿En qué medida incidió esto en sus ideas con respecto al tema derechos humanos? --Totalmente Eso cambió mi vida como persona, como periodista, me llevó a trabajar por la gente a la que le violan los derechos humanos, por el tema del secuestro, me involucró en movimientos ciudadanos, cívicos, que me llevaron a ser organizador y parte de marchas y de movimientos que finalmente acabaron conduciéndome adonde hoy estoy Pero sin duda me sensibilizó a fondo frente al tema de la violación, del dolor, del conflicto

Comentarios