California y Schwarzenegger: ¿Hasta la vista, Davis?

domingo, 10 de agosto de 2003
California, el estado más poblado de Estados Unidos y cuya riqueza lo hace la quinta economía del mundo, enfrenta una severa crisis política: El próximo 7 de octubre habrá una consulta en la que los electores decidirán si destituyen al gobernador demócrata Gray Davis, reelecto hace sólo nueve meses Entre los 30 estados que mantienen el procedimiento de consulta, California destaca por la facilidad para llevarla a cabo: Sólo se necesita el 12 por ciento de las firmas de los electores que votaron en la última contienda En el caso de Davis, el diputado republicano estatal, Darrel Issa, adinerado vendedor de autos, invirtió de su propia bolsa casi 2 millones de dólares para pagar a mil 200 colectores de firmas, los cuales consiguieron casi el doble de las 900 mil firmas requeridas La crisis en California y la posible salida de Davis se explica por tres motivos 1- El abultado déficit presupuestario de 38 mil millones de dólares Si bien casi todos los estados tienen déficit, en California, con una economía en crisis y bajas tasas impositivas, el déficit se exacerbó por su peculiar democracia directa En 1978 se aprobó la Propuesta 13, la cual limitó la capacidad del fisco de imponer impuestos a la propiedad El gasto gubernamental se vio mermado y redundó en un sistema escolar decadente Cuando los californianos se dieron cuenta de que tenían uno de los peores sistemas educativos del país, simplemente aprobaron otra propuesta para mejorar la educación ¡Bingo! Se disparó el déficit 2- El congreso estatal se ha vuelto disfuncional Primero, se reformó la constitución y ahora, para aprobar el presupuesto, se requieren dos terceras partes de los votos en la cámara Por eso los republicanos, aun cuando son minoría, han frenado cualquier alza impositiva Segundo, se limitó a dos términos la reelección legislativa, lo cual ha fortalecido el cortoplazismo y el partidismo 3- La impopularidad de Davis es abrumadora Lo alucinan los demócratas y lo detestan los republicanos Consiguió la reelección gracias a 78 millones de dólares en anuncios negativos en contra de sus adversarios Su oportunismo político es legendario No sólo los californianos lo han sufrido, sino también los mexicanos Durante su campaña de reelección, que comenzó desde 2001, no perdió oportunidad para mostrarse como un gran amigo del presidente Vicente Fox, ampliamente popular entre el electorado latino de su estado Sin embargo, a la hora de la hora le "hizo de chivo los tamales", pues en dos ocasiones vetó una iniciativa legislativa para otorgar licencias de conducir a los migrantes sin documentos, la cual había sido ampliamente cabildeada por la diplomacia de Fox Cuánto hemos cambiado Ahora Davis logró bajar un peldaño más, si cabe, en el desprecio de los ciudadanos californianos y en especial en el de los grupos antiimigrantes Una vez que Arnold Schwarzenegger, el conocido actor de películas de acción como Terminator, anunció la posibilidad de contender por la gubernatura, Davis optó por dar a los indocumentados la posibilidad de obtener licencias de conducir, antes de enfrentarse a semejante mole en términos de popularidad, notoriedad y fortuna en las urnas Para los grupos defensores de los migrantes ésta es una razón para adorar al ya popular y millonario Schwarzenneger, a pesar de sus comentarios racistas previos sobre la gente "café" y para desconfiar aún más de Davis Sin embargo, la motivación de Davis es clara: Para no dejar el puesto necesita el voto latino, pues su popularidad está en niveles bajísimos y sin él no resistiría enfrentarse a dos rivales que se antojan los más complicados: El mismísimo Terminador, quien anuncio su candidatura el pasado miércoles 6 de agosto en un popular programa de televisión, o a Cruz Bustamante, el vice-gobernador de California, político de origen mexicano Por eso, y como en la guerra y el amor (habría que añadir y en la política) todo se vale, no le importó a Davis dar un giro de 180 grados y decidirse a aprobar el proyecto de ley que desde 2000 le presentara el asambleísta Gil Cedillo y que vetara en dos ocasiones, aduciendo que se ponía en riesgo la seguridad nacional Claro, cuando se trata de algo más importante, su seguridad personal y carrera política, la seguridad nacional importa poco Esto no quiere decir que los migrantes indocumentados voten, sino que sindicatos y activistas latinos podrían movilizar a la comunidad a partir del gesto de las licencias y así favorecer con su voto a Davis Implicaciones para México California ha sido históricamente un buen presagio del futuro, no sólo para Estados Unidos, sino también para la relación bilateral Si, como se calcula, la crisis política actual obstruye la recuperación económica del estado, nuevamente los primeros chivos expiatorios serán los migrantes (California continúa siendo el destino principal de nuestros connacionales) La crisis actual de California pone al descubierto dos problemas de la democracia del vecino país: La influencia del dinero en la política y el populismo fiscal Mientras en California un millón de dólares en el bolsillo es suficiente para colocar una iniciativa en la boleta electoral, o incluso para llamar a consulta a un gobernador, a nivel nacional la influencia de los grandes capitales en la política es alarmante A esto habría que añadir el papel de "políticos al vapor" surgidos de los estudios de cine como Schwarzenegger Para la naciente democracia mexicana la lección de California es muy sencilla: los problemas de la democracia no se resuelven con más democracia Hay que ponerla a funcionar -------------------------------------------------------------------------------- * Profesor-investigador del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y director de la revista Foreign Affairs en Español

Comentarios