Vieira de Mello: Por sobre todo, los derechos humanos

sábado, 23 de agosto de 2003
En enero pasado, Sergio Vieira de Mello, Alto Comisionado de Naciones Unidas para derechos Humanos y posteriormente enviado especial a Irak del secretario general de la ONU, Kofi Annan, concedió una entrevista a Juan Gasparini, colaborador de Proceso y Apro en Ginebra En ella, Vieira –cuya muerte en el atentado a la sede de la ONU en Bagdad conmocionó a políticos y diplomáticos en el mundo— marca su visión sobre los problemas de derechos humanos en varias partes del mundo: Sudamérica, Cuba, Medio Oriente y los presos de Guantánamo Ginebra-- Sergio Vieira de Mello, Alto Comisario de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, enfrenta una ardua misión: Frenar la erosión de las libertades públicas y derechos individuales en el mundo Cuatro son sus prioridades: Proteger a las poblaciones civiles en situaciones de conflicto armado, fortalecer el Estado de derecho en los 192 miembros de la ONU, traducir en las legislaciones de cada uno de ellos las normas internacionales en materia de derechos humanos, y vigilar que estos derechos no sean avasallados por la lucha contra el terrorismo Cuando en septiembre pasado el secretario general de la ONU, Kofi Annan, lo nombró Alto Comisionado para Derechos Humanos nadie se extrañó: Vieira de Mello venía de coronar dos misiones extremadamente difíciles: Kosovo y Timor del Este Administró Kosovo después de los bombardeos de la OTAN, sujetando las veleidades independentistas y el revanchismo de los albaneses con la “autonomía sustancial” que fijó el Consejo de Seguridad de la ONU, y, al mismo tiempo, atajó la depuración étnica emprendida por los serbios Luego, pasó a otro escenario no menos espinoso: Hacer de la ex-colonia portuguesa de Timor Oriental, ocupada por Indonesia, un nuevo Estado después de cinco lustros de oscurantismo y espanto Vieira es un entrevistado sagaz que, en la confidencia de algún entretelón desconocido, siembra la confianza, mientras el sol se acuesta en Ginebra, hacia los confines del lago Léman El Alto Comisario ocupa un despacho con vista al lago en el segundo piso del Palacio Wilson, en honor del expresidente estadounidense Woodrow Wilson, paladín de los derechos humanos Se trata de una construcción centenaria donde funcionó la Sociedad de las Naciones, la proto-ONU entre las dos guerras mundiales del siglo pasado Sudamérica: Herencia de impunidad La habitación tiene tres zonas claramente diferenciadas El rincón de los recuerdos agrupa regalos, fotos, artesanías y obras de arte de los lugares donde este políglota nacido en Brasil, formado universitariamente en Francia –donde su familia se puso al abrigo de la dictadura--, ha dejado rastros de sus buenos oficios No ha cesado de viajar por los puntos calientes del globo desde que ingresó a ACNUR en 1969: Bangladesh, Sudan, Chipre, Mozambique, Perú, Camboya, el Líbano y los Grandes Lagos del África, en el nudo del genocidio ruandés En otro vértice del triangulo, Sergio Vieira de Mello ha dispuesto unos sillones para la conversación, haciendo cruz con su escritorio donde se divisan, en una especie de estudiado desorden, los documentos confidenciales trasegados en la jornada Por una puerta principal entran y salen los invitados, pero por otras dos laterales este funcionario eléctrico que jamás deja de trabajar se comunica con sus dos secretarias, una con pinta de británica y otra de rasgos asiáticos, así como con su equipo de asesores a los que da ordenes en francés o en inglés y de los cuales recibe recados a cada rato, durante una entrevista tumultuosa en castellano Se le pregunta sobre la situación en Colombia El Alto Comisario se relaja fugazmente Su camisa celeste y corbata al tono no exhiben arrugas Se ha quitado el saco de un traje gris acero Estira las piernas y deja ver sus lustrados mocasines negros Mira a los ojos y cita a Gramsci: “Al pesimismo de la razón hay que oponerle el optimismo de la voluntad” Señala: “No voy a caer en la trampa del cinismo y pensar que no hay solución porque la guerra en Colombia dura 40 años ¡Tonterías! Tiene solución y la tendrá y el presidente (Álvaro) Uribe ha extendido la autorización de la oficina que tenemos en Bogotá, la más importante de todas bajo mi mando Nuestro objetivo es apuntalar al Secretario General lanzando propuestas que hagan a una cultura y una dinámica de paz por más que no haya indicios de un acuerdo y el panorama sea desesperante Tenemos que estar ahí y ni bien se presente la oportunidad formular una iniciativa” Su cara afilada se tensa al evocar la herencia de impunidad de las dictaduras que asolaran América Latina, un azote que sufrió en carne propia Está informado que la Corte Suprema de Argentina tiene sobre la mesa dictaminar sobre las leyes de punto final y obediencia debida Señala: “A Brasil, Chile, Uruguay y Argentina les digo que hay crímenes que en derecho internacional son imprescriptibles y no pueden ser prescriptos ni perdonados por leyes de amnistía adoptadas democráticamente En la esfera nacional los países pueden hacer lo que quieran pero deben saber que el derecho internacional prevalece sobre el nacional La legislación de un país es sólo válida dentro de ellos, no es reconocida en el plano mundial si transgrede los principios vigentes en la ONU No hay que sorprenderse entonces si países, que se yo, como Bélgica que reconocen la universalidad de esos principios emitan pedidos de captura contra los autores de genocidios o crímenes de guerra perpetrados no importa donde, como han hecho con Ariel Sharon por las masacres de Sabra y Chatila La postura de Naciones Unidas es incólume, como con la pena de muerte, somos contrarios Ese es nuestro mensaje” Mensaje a Washington A propósito de mensajes, se le pregunta sobre el que se debe mandar a Estados Unidos por la improvisada penitenciaría de Guantánamo, la base militar norteamericana en la isla de Cuba, donde 620 talibanes prisioneros de la guerra en Afganistán se hayan hacinados en un limbo legal que escapa a las salvaguardas de los derechos humanos instauradas por las Naciones Unidas Vieira de Mello asume que la cuestión es delicada Ha previsto una visita a Washington que debería llevarse a cabo en marzo de este año, donde tiene programado reiterarle al gobierno de George Bush lo ya anticipó a Lorne Craner, subsecretario de asuntos humanitarios del Departamento de Estado Dice: “Tengo simpatía para con el gobierno y el pueblo de los Estados Unidos y me causa nauseas lo acontecido el 11 de septiembre y les reconozco el derecho y el deber de protegerse (…) Deben protegerse porque una de las criticas fue que no supieron prever los atentados, entonces no los critiquemos porque tratan hoy de prevenir nuevos ataques” Se levanta, enciende la luz de un velador para mitigar la oscuridad que se ha apoderado de la estancia y su discurso prosigue didáctico “Pero un país como Estados Unidos, que es una democracia, no puede tener una política en que el fin justifica todos los medios A pesar del trauma del 11 de septiembre el fin no justifica todos los medios, porque sino la democracia se debilita Entiendo la lógica de autoprotección pero es peligroso, como ha dicho uno de los jefes de la CIA, que después del 11 de septiembre se han sacado los guantes Eso significaría que dejan de lado compromisos internacionales, normas y valores a los que Estados Unidos contribuye más que cualquier otro país” Vieira de Mello interrumpe su alocución y señala el techo “Ni que se hubieran olvidado lo que pregonaba el que figura ahí arriba”, dice en alusión al nombre del extinto presidente Wilson, inscripto en el frontispicio del Palacio que sirve de escenografía a la entrevista Continúa: “Quisiera que el gobierno de Estados Unidos, poco a poco se de cuenta de que no solamente van contra sus propios principios de libertad, lo más importante de la Constitución, sino que están dando un mal ejemplo al resto del mundo porque los otros los imitan y dicen ‘si Estados Unidos lo está haciendo yo también lo puedo hacer, ¿no?’ Este es un poco el mensaje que voy a tratar de pasar de la manera más constructiva posible dentro de unos días cuando me reciban” El mensaje ira acompañado por una propuesta concreta de normalización de los prisioneros de Guantánamo ya adelantada, cuyo contenido el Alto Comisario prefiere no ventilar públicamente, “porque mi estilo no es el de un tribunal, ni abrir la ventana y empezar a gritar condenas y acusaciones, aunque de tanto en tanto deberé hacerlo Mi método es conseguir resultados, persuadir” Argumenta: “La universalidad de los conceptos de justicia e igualdad de la persona humana están en los tratados de la ONU, pero esos papeles no sirven si se quedan archivados en nuestro cuartel general de Nueva York y no se transforman en obligaciones para los Estados Las afirmaciones teóricas y abstractas de la ratificación de un instrumento internacional no me interesan Es mi propósito que los gobiernos incorporen el derecho internacional a sus leyes internas y que las implementen en políticas, y llegado el caso, si hay falencias, que reconozcan que deben corregirlas” Cuba: “diálogo, no agresión” La reflexión le calza también al régimen de Cuba Pocas horas antes de la cita con el reportero, Vieira de Mello designó a la magistrada francesa, Christine Chanet, como su representante personal en La Habana La maniobra es ultrasensible y probablemente determinará el famoso voto sobre Cuba que cada año resuelve la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, una puja que nuevamente hará eclosión en Ginebra Consejera en derecho criminal en la Corte de Casación de Francia, Christine Chanet es a su vez experta de la ONU para derechos humanos En Cuba, si la dejan entrar, va a intentar convencer a que el gobierno de Fidel Castro suscriba los dos Pactos en los que se asienta el sistema de Naciones Unidas, el relativo a los derechos civiles y políticos y el concerniente a los derechos económicos, sociales y culturales Además, va a apelar para que se respeten los derechos humanos en general a partir de las carencias que se denuncian sobre, entre otros, los derechos de opinión, información y libertad de circulación, sin olvidar las quejas por los presos políticos Al respecto, el Alto Comisionado señala: “No le pido a nadie algo diferente a lo que le reclamo a los demás Espero que el gobierno cubano coopere con ella y conmigo porque Christine Chanet no va a investigar, va a dialogar con el gobierno No hay nada de agresivo en esta petición, que es constructiva Estamos hablando de mejorar derechos individuales de la persona humana Si le planteo a mi país, Brasil, que hay derechos que no se respetan, que aun hay casos de tortura y malos tratos, perdura el hambre y la humillación, falta educación y atención médica, ¿por qué no le voy a decir a Cuba lo que le corresponda? México y Argentina dejan entrar a los relatores y a grupos de trabajo de la ONU No veo motivos para que Cuba no se sume Hace falta coraje para reconocer que no todo es perfecto En ese sentido señala que ha manifestado al gobierno de España “nuestro deseo de ayudarlos a que no cometan errores en la lucha antiterrorista” contra el grupo armado ETA Además, comenta, “el Comité contra la Tortura de la ONU les viene de advertir la inquietud por la cantidad de denuncias de tortura con los detenidos acusados de pertenecer a grupos terroristas y en reacción ellos me han invitado a examinar la problemática y la vamos a abordar con franqueza”, y deja la conclusión en el aire Con el credo de que la democracia lo es “a secas”, Vieira de Mello es conciente de que el paso de las dictaduras a las democracias no aportan el bienestar económico suficiente a la población latinoamericana, afectando su credibilidad, amenazando la estabilidad “No creo que si le plantearan a nuestro pueblos la elección entre el retroceso a las dictaduras y la superación de las dificultades manteniendo las democracias opten por la primera Y tampoco creo que se les deba dar la oportunidad porque, a veces, la mayoría no tiene razón Como estimaba Churchil, de todos los sistemas, la democracia es el menos peor” Medio Oriente: la salida de la paz El Alto Comisario se revuelve en la butaca y sabe que no puede zafar de saltar al Medio Oriente: “De Irak prefiero no hablar dado que es resorte del Consejo de Seguridad y porque estamos todos cansados con el monopolio que ejerce en las relaciones internacionales Ustedes los periodistas, como les ha dicho Kofi Annan, tienen una gran responsabilidad en hacer el juego a ese monopolio “Lo que sí me preocupa desde que sirviera en el Libano en los años 80 es el conflicto palestino-israelí, uno de los grandes focos de inestabilidad internacional” Explica: “Hay una radicalización de las posiciones La violencia se ha transformado en odio Eso aleja la solución Si el primer ministro de Israel (Ariel Sharon) continua golpeando a los palestinos utilizando fuerza excesiva como las incursiones previas a las elecciones que lo reconfirmaron en su puesto, y se los he dicho verbalmente y por escrito, y los palestinos prosiguen con las bombas humanas, que son un crimen contra la humanidad porque matan indiscriminadamente, la situación de los derechos humanos en los territorios ocupados continuará empeorando y no se aplacará la inseguridad en la que viven los israelíes Con esas estrategias ninguna de las dos partes conseguirá que el adversario modifique su posición, al contrario La única solución es salir de ese engranaje de penalizar colectivamente a los israelíes y palestinos que acrecienta la violencia, y escuchar lo que propone la ONU, en consonancia con los Estados, Unidos, Rusia y la Unión Europea, el llamado ‘cuarteto’: crear un Estado Palestino y garantizarle fronteras seguras a Israel para que se establezca la paz No hay otra salida”

Comentarios