Los países pobres frenan a EU y a la Unión Europea

sábado, 13 de septiembre de 2003
Cancún - En la sierra de Puebla, los neoactivistas de la banda británica de música pop Cold Play, fueron testigos de la pobreza que lacera a millones de campesinos cuya subsistencia dependen de cultivos como el maíz blanco, destinados a desaparecer por los acuerdos comprometidos en el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (TLCAN) Antes de llegar a Cancún, una ciudad que compite con Miami por el turismo internacional, Chris Martin, el líder y vocalista de Cold Play de sólo 26 años, transitó por varias regiones rurales de México, un viaje que se convirtió en el centro de una conversación con el presidente de la OMC, Supachai Panitchpakdi --¿Por qué no es posible cambiar ese problema de los subsidios de los países ricos si acaban con la vida de mexicanos que dependen del maíz, preguntó Martin, según la versión de representantes de la también británica ONG, Oxfam, uno de los organismos que apoyó durante varios meses la recopilación de más de 3 millones de firmas para el manifiesto bautizado como "El Gran Ruido", entregado el 10 de septiembre a Panitchpakdi por representantes de la banda inglesa El diplomático tailandés, quien ha declarado su compromiso para luchar contra la pobreza --su propio país también se cuenta entre las naciones en vías de desarrollo que enfrentan graves problemas agroalimentrios--, ofreció a Martin una profunda explicación sobre esta nueva guerra de apoyos y subvenciones que otorgan los países ricos a sus multinacionales para competir en los mercados mundiales de alimentos En su diálogo con el famoso vocalista, el presidente de la OMC señaló que la sociedad y los medios de comunicación deben seguir presionado para que el escenario cambie Al despedirse de Panitchpakdi, Martin --originario de la provincia inglesa de Devon, en donde hace apenas unos meses ligas de campesinos tomaron por asalto los supermercados en protesta al control de precios gracias a las importaciones ? se limitó a recordarle que el mundo confiaba en él, pues "parecía una buena persona" Y es que, en Cancún, Panitchpakdi apoyó a la mayoría de los países en vías de desarrollo que ?aglutinados en el llamado Grupo 23 (G-23), en el que está incluído México?lograron frenar los intentos de Estados Unidos, la Unión Europea y Japón de imponer un esquema de negociación sobre el principal tema del encuentro: los subsidios agrícolas Panitchpakdi tomó en sus manos la negociación entre Estados Unidos y países africanos sobre el comercio y subsidios para el algodón que afecta a 10 millones de personas y las mantiene en la pobreza; designó a George Yeo Yong-Bon, ministro de comercio de Singapur, como intermediario en la negociación del sector agrícola y buscó el respaldo en Canadá, enemigo declarado de los subsidios, para dirigir la negociación sobre los llamados cuatro puntos de Singapur, que están vinculados a la competencia y a las inversiones, con los cuales se buscó boicotear mediante presiones trianguladas el bloque contra los subsidios agrícolas Boicot a Doha La Quinta Reunión Ministerial de la OMC arrancó con severos enfrentamientos Pero, por primera vez en la historia del organismo, se logró conformar un bloque de países agroexportadores y naciones pobres ?dependientes del sector primario?que enfrentaron a Estados Unidos, a la Unión Europea y a Japón por los subsidios agrícolas (más de 300 mil millones de dólares) que entregan a sus agricultores "No debemos equivocarnos y creer que esta discusión es una discusión norte-sur, lo que nos une es básicamente la fuerza de un mandato de una negociación importante que fue la negociación de Doha", aseguró el embajador de México ante la sede de la OMC en Ginebra, Eduardo Pérez Mota Algunos países, sin embargo, resultan menos conciliadores que México, pero más realistas: "Es totalmente justo que los países en vías de desarrollo busquen más acceso mercados y menos subsidios", aseguró Pierre Pettigrew, ministro de Relaciones Exteriores de Canadá, quien calificó a los subsidios como misiles para esta nueva contienda De hecho, varias semanas antes de que iniciara la ronda de negociaciones para cumplir los acuerdos pactados en Doha, Estados Unidos y la UE buscaron aventajar a los detractores de sus subsidios al presentar ante el consejo de la OMC un texto sobre el comercio agrícola Pretendían ubicarlo como el borrador ministerial en el que se basaran las conversaciones que se realizaron del 10 al 14 de septiembre Sin embargo, el 9 de septiembre, los delegados de países como Venezuela, Paraguay y Brasil, denunciaron la intención Estados Unidos, la Unión Europea y Japón de re-escribir prácticamente el acuerdo de Doha para modificar la negociación para el tema de los subsidios La ministra de Relaciones Exteriores de Paraguay, Leila Rachid de Cowles dijo en entrevista que las conversaciones frente a los países desarrollados fueron tensas y complicadas Activa promotora en las mesas de negociaciones de lo que, hasta el viernes 12 se conocía como el Grupo de los 23 (G-23), Rachid de Cowles, relató los detalles sobre la frustrada intención de las potencias económicas de modificar el acuerdo de Doha en su beneficio: "Con el documento presentado ante el consejo de la OMC, se buscó retrotraer los objetivos de la Ronda del Desarrollo, con lo que se hubiera llevado a Cancún a un tiempo anterior a Doha y eso no se podía permitir", aseguró la diplomática Más tarde, representantes de la ONG, Oxfam, confirmaron el proyecto Estados Unidos- Unión Europea al que, sorpresivamente, se sumó Japón, con el cual el gobierno mexicano negocia un tratado de libre comercio "Los Estados Unidos buscan re-escribrir el mandato de Doha La brecha entre su retórica y su posición de negociación es increíble y podría dañar las negociaciones antes de que comiencen", dijo Oxfam en un documento fechado el 10 de septiembre En poder de Proceso, el documento elaborado por Estados Unidos en su versión del 2 de septiembre del 2003 --aún en "revisión" para esa fecha--, confirma la intención de realizar cambios sustanciales a la declaración de Doha, postura que apoyaron la Unión Europea y Japón y que fue realizado en estrecha colaboración con el presidente del consejo de la OMC, Carlos Pérez del Castillo La inconformidad de los países del G-23, liderado por Brasil, China, la India, Venezuela, Cuba, Zimbaue y China, llegó hasta Pérez del Castillo, quien en su discurso de inauguración de los trabajos de la Reunión Ministerial buscó exculparse por su participación en el impulso del documento que dividió a 146 países Dijo que hasta hace algunas semanas la Cumbre de Cancún se encontraba en peligro, pues el texto, objeto de la controversia, exhibía grandes vacíos producto de la falta de acuerdos y, sobretodo, del incumplimiento de los plazos y términos acordados en la conferencia de Doha Robert Zoellick, representante comercial del gobierno de Estados Unidos defendió la estrategia que desarrolló con la Unión Europea, pues aseguró que sólo serviría como marco para alcanzar los acuerdos que buscaban los países en desarrollo Sin embargo, el tono de las negociaciones también afectó los acercamientos en México y la nación nipona En el marco de las mesas de trabajo de la OMC, el gobierno mexicano esperaba una propuesta más atractiva por parte de Japón en materia de aranceles, según confirmó Fernando Canales Clariond, titular de la Secretaría de Economía y jefe de la delegación mexicana, quien aceptó que en el sector agrícola no se había registrado avances para estrechar las relaciones comerciales con el mercado japonés El presidente del Consejo Nacional Agropecuario, Armando Paredes, reveló que el gobierno japonés no quiso ceder en la negociación sobre carne de puerco y azúcar, dos productos que considera de vital importancia para sus productores Alejandro Villamar, director de la Red Mexicana Frente al Libre Comercio aseguró que el gobierno japonés, a diferencia de lo que hizo México con el TLCAN, está preocupado por la protección de áreas que considera estratégicas, a pesar de que importa el 50% de los productos alimenticios que consume "El voto para el partido conservador se encuentra comprometido con la estabilidad interna y la protección de su economía", dijo Villamar al recordar la difícil situación económica que ha experimentado ese país Desencuentros hacia el 2005 A sólo unas horas de que concluyera la V Reunión Ministerial de la OMC, el presidente de la Unión Parlamentaria de la UE, solicitó a los representantes de los poderes legislativos de la región ofrecer todo su apoyo para que los acuerdos de Doha puedan alcanzarse en el corto plazo Pascal Lamy, comisionado de Comercio para la UE, manifestó el viernes 12 en una reunión con ONG´s que esa región no estaba cerrada a las negociaciones para reducir subsidios Sin embargo, expresó su preocupación por un desarrollo sustentable vinculado con el cuidado al medio ambiente Hasta el pasado 13 de abril, el G-23, liderado por el secretario de Relaciones Exteriores de Brasil, Celso Nunez Amorin, se fortalecía frente a al "matrimonio" de Estados Unidos y la UE que, a juicio de Rubén Rosales, jefe de la delegación de Venezuela, no tiene sustento moral para permanecer La diplomática paraguaya Leila Rachid concluyó su balance sobre la V Ministerial de la OMC con una sonrisa: "pase lo que pase, avanzamos más de lo que cualquier país pobre soñó" Kanai Malhothra, representante del Programa para el Desarrollo de las Naciones Unidas (UNDP), por sus siglas en inglés, fue más allá sobre la diplomática y silenciosa participación de México en el G-23: "La presencia de México representa un gran avance a pesar de su cercanía con Estados Unidos y el gran número de acuerdos bilaterales que ha firmado" Sin embargo, agregó, siempre es importante mayor determinación

Comentarios