El regreso de las izquierdas moderadas

sábado, 22 de mayo de 2004
San Salvador, (apro) - Los pronósticos en las recientes elecciones presidenciales panameñas y dominicanas que tuvieron lugar en este mes de mayo no fallaron Las encuestas lo habían advertido que en Panamá triunfaría el joven político Martín Torrijos, y en República Dominicana, el expresidente Leonel Fernández, ambos de izquierda moderada y que se reconocen a sí mismos socialdemócratas Martín Torrijos, de 41 años de edad, es hijo del ya fallecido y otrora hombre fuerte de Panamá, el general nacionalista Omar Torrijos Su padre fue un político controversial: militar de cuño centroamericano (graduado de oficial en El Salvador) tomó el poder, en la década de 1960, a través de un golpe de Estado, pero inició una época nacionalista y populista que culminó en 1977, tras arduas negociaciones con Estados Unidos, en la devolución de la soberanía del Canal de Panamá La ahora triunfante Alianza Patria Nueva (APN) estaba integrada por el socialdemócrata Partido Revolucionario Democrático (PRD), que fundó el general Torrijos, y al Partido Popular (PP) –democracia cristiana Su triunfo fue contundente al lograr casi el 48 por ciento de los votos, con los que derrotó a sus otros tres contendientes, en las presidenciales del 2 de mayo Por su parte, Leonel Fernández, impulsado por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), triunfó con el 57 por ciento de las votaciones El expresidente Fernández, derrotó a su más cercano rival, el actual presidente Hipólito Mejía Fernández fue discípulo de un ilustre pensador y demócrata dominicano, el escritor y político Juan Bosh, quien fundó en el siglo pasado el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), del que se escindió para fundar el ahora triunfante Partido de la Liberación Dominicana (PLD) Ambos triunfos son importantes para Centroamérica, aunque tanto Panamá como Dominicana han sido consideradas naciones caribeñas Sin embargo, en los procesos de globalización e integración regional, las dos naciones se han vuelto más próximas a Centroamérica, integrada por Costa Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador y Nicaragua El triunfo de Torrijos y de Fernández fueron muestras de que la alternancia en el poder de partidos de derecha y de izquierda es posible en la región al sur de México No obstante, en países como El Salvador, Nicaragua y Guatemala, ello aún no se ha experimentado desde que finalizaron las guerras civiles en la década de 1990 El politólogo salvadoreño Héctor Dada Hirezi, dice que esa alternancia de derecha a izquierda se puede observar más en Panamá que en República Dominicana “Hay que recordar que después de la invasión estadunidense en Panamá (1989), se han sucedido y alternado partidos de derecha y de izquierda, con normalidad y sin traumas”, dijo el analista En la región aún está latente la derrota electoral sufrida por el izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), de El Salvador, que se presentó sin alianzas a los comicios y con un candidato, el exguerrillero Schafik Handal, de 74 años de edad, que fue blanco fácil de críticas por una derecha que tiene el dominio abrumador de los medios de prensa y del poder económico Dada Hirezi hace notar que la diferencia existente entre la realidad salvadoreña y panameña o dominicana, es “el exceso de polarización política y social que existe en El Salvador, donde hace una década hubo una cruenta guerra interna y donde los partidos políticos mayoritarios nacieron en esa confrontación” El FMLN, sin exigir la anulación de los comicios, los cataloga como “ilegales e ilegítimos” por haber sido producto de una “campaña terrorista y de chantaje” Martín Torrijos, en sus primeras declaraciones después de su triunfo, atribuyó al apoyo de la población a la necesidad de un cambio que procurara la salida de lo que llamó “desgobierno y la corrupción” También el nuevo líder enfatizó en lo acertado que resultó el proceso democratizador interno del PRD, que hace cinco años había sido derrotado por la actual presidente Mireya Moscoso La democratización del PRD facilitó el pacto de alianzas con el PP y el surgimiento de la Alianza Patria Nueva (APN), apoyado por figuras de renombre internacional y nacional como el artista Rubén Blades Fernández, después de haber sido proclamado presidente electo acudió a rendirle un homenaje ante su tumba a Juan Bosh y prometió: “Cuando pase este periodo de gobierno estaremos seguros de que en República Dominicana habrá más democracia, más paz, más justicia social y más progreso” “Si se puede” Martín Torrijos nació en Ciudad de Panamá en 1963 Su hogar fue humilde, al tiempo que agitado No podía ser menos cuando era hijo de un hombre polémico y polifacético como Omar Torrijos Es casado y es padre de tres hijos En su hoja de vida se destaca el ímpetu juvenil de los años “rebeldes” En 1979 viaja al norte de Costa Rica para colaborar con la guerrilla nicaragüense del Frente Sandinista para la Liberación Nacional (FSLN) que combatía a la dictadura de Anastasio Somoza, un también jurado enemigo de Torrijos Cuando el 19 de julio de 1979 entran los triunfantes sandinistas a Managua, Martín iba en las caravanas victoriosas junto a otros combatientes panameños Estudiaba la Universidad en Estados Unidos cuando el 31 de julio de 1981 su padre murió en “misterioso” accidente aéreo Ha ejercido en la administración de negocios de la construcción y marítimos, pero le atrajo demasiado la política, como a su padre Ocupó el cargo de viceministro de Gobierno y Justicia, en el gobierno de Ernesto Pérez Balladares (1994-1999) y ganó méritos en los procesos de rehabilitación de delincuentes En 1999, después de su derrota frente a Mireya Moscoso, se convirtió en impulsor de una reestructuración y democratización de su partido, lo que culminó con su postulación para las elecciones del 2 de mayo de 2004 “Sí se puede” era su lema de campaña, y se refería a ponerle alto a la corrupción, al desempleo y la pobreza Un factor de entusiasmo, que atrajo a la juventud, tanto de medios rurales como urbanos, fue el acompañamiento y apoyo en su campaña del famoso cantautor y actor Rubén Blades Los retos Torrijos y su alianza dominarán ampliamente el Parlamento, con una mayoría absoluta, lo que le permitirá aprobar leyes con comodidad Así mismo, triunfaron en las más importantes alcaldías, entre ellas en la de la Ciudad de Panamá, la capital De acuerdo con analistas políticos locales, la agenda y los desafíos que tiene ante sí el próximo gobierno panameño serán consolidar la insipiente reactivación económica, con el fin de lograr crecimientos sostenidos de más del 4 por ciento Entre otros temas Panamá también debe insertarse en el ámbito internacional De hecho, está negociando un tratado de libre comercio con Estados Unidos y se disputa con Miami la sede del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) Existen dudas en si con el nuevo gobierno Panamá decida mirar más al Sur que el Norte, donde las pequeñas economías centroamericanas están en la quiebra “De lo que si no hay dudas es que Torrijos tendrá una visión independiente respecto a Estados Unidos”, acotó Dada Hirezi Finalmente, el reto de los nuevos gobernantes de Panamá y República Dominicana será vencer la pobreza y la corrupción En Panamá la lucha anticorrupción es una batalla complicada teniendo de vecino a Colombia que se debate entre una prolongada guerra civil y el accionar de los narcotraficantes, cuyo poder podría poner en jaque muchas voluntades, como ya lo hizo una vez con el ahora presidiario de Estados Unidos, exgeneral Manuel Antonio Noriega, depuesto y capturado por tropas estadunidenses en 1989 En Republica Dominicana la corrupción quebró tres bancos, lo cual costó a esta pequeña nación más de 3 mil millones de dólares, con lo cual se devaluó la moneda nacional en más de 120 por ciento frente al dólar y la inflación llegó al 426 por ciento Fernández tendrá que también restablecer la confianza en la institucionalidad del Estado

Comentarios