Medio Oriente: la política de matar al mensajero

sábado, 7 de agosto de 2004
“El peor enemigo” de la paz entre palestinos e israelíes es “la pérdida de confianza” dentro de ambos pueblos para lograr un acuerdo negociado”, dice Yasser Abed Rabbo Y Rabbo sabe lo que dice: es miembro del Comité Ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) y coautor del Acuerdo de Ginebra, un plan no oficial que se negocia para lograr una paz permanente entre israelíes y palestinos Según ese plan, a cambio de la paz con Israel los palestinos ganarían uno Estado no militarizado y la soberanía sobre el Monte del Templo (con acceso para los judíos a ese lugar sagrado), mientras que Israel mantendría algunos asentamientos en Cisjordania, incluyendo muchas de las nuevas comunidades judías erigidas en la parte árabe de Jerusalén En entrevista, Rabbo habla sobre Gaza, la crisis en la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y el terrorismo --¿Qué piensa usted sobre el plan del primer ministro israelí Ariel Sharon que prevé la retirada de Gaza? --Toda retirada de los Territorios Ocupados en es sí misma positiva Sin embargo, el plan de Sharon para una retirada unilateral de Gaza está concebido con una serie de elementos destructivos En ausencia de una verdadera negociación entre Israel y la elegida dirigencia palestina, una retirada unilateral sigue siendo una herramienta de Sharon para perpetuar la ocupación israelí en Cisjordania, pues él puso bien en claro que este plan no involucra a ninguna dirigencia palestina…porque, como afirma, no hay nadie con quien hablar del lado palestino Está demás decir que tal enfoque es una receta para ulteriores enfrentamientos armados Por medio de la retirada unilateral Sharon está enviando un peligroso mensaje hacia el lado palestino Está diciendo que la violencia paga --Hace dos años existían esperanzas de que un proceso de renovación dentro de la OLP habría dado más oportunidades de participación a políticos más jóvenes No sólo se ha congelado el proceso sino que ahora también parece ser que hay una lucha por el poder dentro de la OLP entre Yasser Arafat y el primer ministro Ahmed Qurei Esa situación es más seria porque se han producido protestas armadas contra Arafat --No obstante sus serias ramificaciones para el pueblo palestino, no estoy de acuerdo en que esos hechos en Gaza hayan sido parte de una lucha por el poder La reforma de la ANP ha sido siempre una demanda de varias facciones del pueblo palestino desde que la ANP fue creada en 1994 El más reciente intento de comenzar un proceso genuino de reformas dentro de la ANP se produjo durante el gobierno de Mahmoud Abbas, que colapsó porque el gobierno israelí, puesto bajo presión por grupos belicosos palestinos, suspendió todas las conversaciones después de ataques realizados por esos grupos Siempre hemos afirmado que, como resultado de los ataques, la suspensión de las conversaciones sólo sirve para dar a esos grupos belicosos el poder de veto que, a su vez, da al traste con todos los esfuerzos de paz en la región El gobierno israelí obviamente no está de acuerdo con esto --Pese a la oposición de ambas partes, el Acuerdo de Ginebra firmado en diciembre de 2003 tuvo un impacto positivo en el ambiente de las negociaciones Actualmente, esas esperanzas se han desvanecido --El Acuerdo de Ginebra nació de la mutua necesidad entre palestinos e israelíes de detener el ciclo de violencia y volver a la mesa de negociaciones El hecho de que el Acuerdo, o por lo menos sus principales parámetros, no hayan sido adoptados o aceptados por el gobierno israelí dio lugar a más enfrentamientos y a ulteriores bajas en ambos lados Después de ganar apoyo internacional, estamos ahora en medio de campañas locales para conseguir el máximo respaldo al Acuerdo en ambas partes de la línea divisoria “Es una labor muy dura Hemos encontrado que la gente de ambos lados, aunque apoya los parámetros y los principios trazados en el Acuerdo, está todavía muy indecisa en cuanto a apoyarlo abiertamente porque no puede ver más allá de su sufrimiento diario y hacia un futuro en el que un acuerdo de paz firmado por el gobierno israelí sea posible El peor enemigo que enfrentamos en la actualidad es la pérdida de confianza de la gente en un acuerdo negociado Los palestinos, aterrorizados por las interminables incursiones y los ataques sin fin del ejército israelí, no pueden jugar el papel de profetas de la paz cuando sus vidas están en constante peligro Lo mismo es aplicable al pueblo israelí --El endurecimiento del gobierno de Sharon, con la ejecución de ataques aéreos e incursiones terrestres, seguida por oleadas de ataques suicidas, no ha hecho mucho para pacificar la región, pero ¿qué decir del desgano o el fracaso de la ANP para detener el terrorismo? --Hay una impresión equivocada en muchos países de que la ANP no ha hecho nada para detener los ataques contra Israel Ello es totalmente injusto Cuando prevalece la paz entre las dos partes y ellas parecen estar logrando algún tipo de progreso, el papel de la ANP en la movilización de su pueblo contra los grupos belicosos se hace más fácil Lo contrario también es cierto Cuando la gente no ve esperanza alguna en el horizonte y está sujeta casi diariamente a ataques, incursiones, asesinatos, demoliciones de casas, confiscaciones de tierras y a la construcción del Muro de Separación, entonces ella vuelve al círculo vicioso de la violencia y la venganza En los últimos cuatro años los aparatos de seguridad de la ANP y su infraestructura han sido un blanco sistemático del ejército israelí Actualmente, Israel se está comportando como el que mata al mensajero sólo para afirmar que no hay mensaje “A pesar de ello, todavía creemos que la ley y el orden tienen un interés primario para los palestinos y por eso estamos tratando, con nuestros limitados recursos, de traer de nuevo la tranquilidad y la estabilidad” --¿Cuál es su opinión acerca de las elecciones presidenciales en Estados Unidos? --Existe una idea ampliamente equivocada entre mucha gente para la cual cambiar al presidente de Estados Unidos significa automáticamente un cambio en la posición estadounidense en Medio Oriente Pensamos que el flujo de acontecimientos dicta las políticas día a día que adopta Washington en Medio Oriente, mientras que mantiene su postura estratégica en el conjunto Sin importar quién gane las elecciones, el presidente George W Bush ha colocado los cimientos para (una posición) de cualquier futuro gobierno estadounidense al poner énfasis en su visión acerca de una solución con dos estados --el israelí y el palestino-- a través de la instrumentación de la Hoja de Ruta para la Paz Esperamos que quien sea que gane las cercanas elecciones siga esta perspectiva de futuro y la convierta en una meta estratégica del gobierno de Estados Unidos Esta visión es mucho más importante que tomar partido por o contra el gobierno de Sharon *Miren Gutierrez es jefa de redacción de la agencia IPS Copyright IPS

Comentarios