Nobel de la paz, contra las armas nucleares

lunes, 10 de octubre de 2005
México, D F, 10 de octubre (apro)- Tiene un significado profundo --en un mundo que enfrenta nuevas y crecientes amenazas nucleares y en el que se pretende hacer prevalecer la ley del más fuerte a través del unilateralismo-- el hecho de que el premio Nobel de la Paz haya sido otorgado a la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) y a su director, Mohamed ElBaradei: Precisamente por sus esfuerzos para prevenir que la energía nuclear sea utilizada para propósitos militares, y asegurar sea utilizada para propósitos pacíficos en la forma más segura posible Precisamente en momentos en que la amenaza de armas nucleares se incrementa Precisamente para hacer ver al mundo entero la importancia del multilateralismo, de la cooperación internacional en temas relativos al desarme nuclear, a la no proliferación y al uso pacífico de la energía atómica, de manera destacada, para generar electricidad, pero también para usos médicos y científicos diversos Aunque el presidente del Comité Nobel, Ole Danbolt Mojes, negó que el premio fuera una velada crítica a Washington y a su unilateralismo, el anuncio pareciera dejar entrever claramente esa reprobación "En tiempos cuando las amenazas nucleares están aumentando nuevamente, el Comité Noruego del Premio Nobel desea subrayar que esta amenaza debe ser enfrentada con la más amplia cooperación internacional posible Este principio encuentra su más clara expresión hoy en el trabajo de la AIEA y de su director general" Al recibir el Nobel de la Paz 2005, Mohamed ElBaradei señaló que el otorgamiento del premio a la AIEA subraya el valor y la relevancia del trabajo que realiza "Reconoce la urgencia de abordar los peligros que enfrentamos: proliferación nuclear, armas nucleares y terrorismo nuclear" Para ElBaradei, el camino hacia la paz internacional y la seguridad se ubica en el multilateralismo? basado no en la intimidación o la rivalidad, sino en la comprensión y la solidaridad humana "El premio dará prominencia e ímpetu al objetivo último? un mundo libre de armas nucleares" Washington ha chocado con ElBaradei recientemente, por no ejercer presiones más fuertes, rudas, contra Irán, o sea, por no seguir las políticas que el gobierno de Bush quisiera imponer en el delicado conflicto ElBaradei está convencido que la diplomacia multilateral es la única salida real al conflicto desatado por el programa nuclear de Irán y el posible enriquecimiento de uranio Mohamed ElBaradei preside la AIEA desde 1997 y, en diciembre, iniciará un tercer mandato al frente del organismo encargado de vigilar que los átomos sean utilizados para la paz ElBaradei inicia un tercer periodo al frente de la AIEA después de haber enfrentado críticas y haber tenido choques con Washington, por no responder a sus estrategias en las crisis de Corea del Norte y de Irán Fuertes discrepancias con el gobierno de Bush se hicieron públicas cuando ElBaradei sostuvo en Naciones Unidas (2003), junto con Hans Blix, antes de la invasión de Irak, que era necesario ampliar el tiempo para el trabajo de los inspectores, y que no se habían encontrado armas de destrucción masiva ni indicios de que Bagdad estuviera retomando su programa nuclear Aún así, Bush inició la guerra contra Irak a nombre del peligro que representaban las armas de destrucción masiva? inexistentes Junto con Blix, a quien relevó en la AIEA, ElBaradei intentó hasta el último momento evitar la invasión de Bagdad En entrevista conProceso 1484, de abril de 2005, ElBaradei advirtió que si no se avanza en el "desarme nuclear, en unos años habrá 20 o 25 países con armas nucleares" Y entre más Estados nucleares existan en el mundo, mayor sería el riesgo de errores, de cálculos equivocados, de accidentes y mayor el peligro de destruirnos" Hoy existen en el mundo cinco Estados nucleares reconocidos ?como si este fuera un derecho, o una licencia para gozar del privilegio y de la fuerza de tener armas que pueden acabar con países enteros o con el mundo--: Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Gran Bretaña Los cinco han hecho esfuerzos insuficientes para reducir su armamento nuclear Existen otros tres países con armas nucleares que, a pesar de no pertenecer al Tratado de No Proliferación Nuclear, son tolerados: Israel, India y Pakistán Está también Corea del Norte que, a principios de este año, declaró que tenía armas nucleares y que a pesar de ser signatario del TNP, dijo haberlo abandonado en 2002 ElBaradei, decidido abogado del desarme nuclear y de la no proliferación que se establecen en el TNP, ha advertido sobre nuevos peligros nucleares, mientras países como Estados Unidos, en lugar de dar pasos serios hacia el desarme, desarrollan nuevos tipos de armamento nuclear Frente al panorama actual, ElBaradei dijo no ser optimista, pues "no veo que los problemas sean tratados con la urgencia que ameritan y al nivel que lo merecen" Para el director general de la AIEA, el mundo vive nuevas amenazas nucleares que han alterado radicalmente el panorama de la seguridad en el mundo: la proliferación, con nuevos Estados que buscan adquirir armas nucleares; la existencia de un amplio mercado negro nuclear que ha diseminado tecnología en diversos países, encabezado por el Dr Khan, artífice de la bomba de Pakistán, y la existencia de grupos terroristas que buscan hacerse de este tipo de armas Es la octava ocasión que el Nobel de la Paz ha sido otorgado a líderes de Naciones Unidas o a organizaciones internacionales asociadas Para algunos analistas era previsible que el galardón se entregara a abogados contra las armas nucleares en el año en que se cumplen 60 años de que Estados Unidos lanzó la bomba atómica sobre Hiroshima y Nagasaki Por lo menos en tres ocasiones anteriores el Nobel ha tenido una vocación antiarmamento nuclear: En 1982, el Nobel de la Paz fue otorgado el diplomático mexicano Alfonso García Robles por el Tratado de Tlatelolco (1964-67), que estableció la desnuclearización en América Latina, siendo esta la primera región en el mundo libre de armas nucleares; en 1985 fue entregado a un grupo estadunidense soviético, Médicos Internacionales por la Prevención de la Guerra Nuclear; en 1995 lo recibió el científico británico Joseph Rotblat y su organización Pugwash, impulsora de una iniciativa para prohibir las armas atómicas En 2005, la Agencia de la ONU y su director general se impusieron a otros 198 candidatos Al recibir el Nobel de la Paz, ElBaradei dijo: "Fortalece nuestra determinación en tiempos en que tenemos un difícil camino por delante El Nobel dará prominencia e ímpetu al trabajo de la AIEA" La Agencia ha jugado un papel importante en seguir la pista de la diseminación de tecnología nuclear entre el Dr Abdul Qadeer Khan y sus clientes, entre los que se sabe se encontraban países como Libia, Irán o Corea del Norte Esa red de proliferadores distribuyó desde diseños de materiales nucleares hasta bombas pequeñas, en el caso de Libia, en que incluso otorgaba a sus clientes servicios de postventa Varios países clientes de Khan violaron compromisos con el TNP que habían firmado y al cual pertenecían En 2003 fueron precisamente inspectores de la AIEA quienes confrontaron a Irán al haber encontrado trazas de uranio enriquecido en centrifugadoras importadas Fue esto lo que hizo que Irán, que no había dado información sobre sus actividades nucleares a la Agencia durante casi 20 años, apuntara hacia el líder de Libia, Muhamad Khadafi, quien prefirió cooperar y desarmar su programa nuclear antes que enfrentar posibles consecuencias Washington, sin embargo, ha acusado al director de la AIEA de no ser suficientemente rudo con Irán Para ElBaradei es necesario reconocer la volatilidad de tensiones duraderas que dan lugar a la proliferación en regiones como Oriente Medio y la Península de Corea, y tomar las acciones necesarias para resolver problemas de seguridad, siempre a través del diálogo que provea a todas las partes de la confianza indispensable En Medio Oriente, un objetivo del diálogo regional de seguridad sería hacer de la región "una zona libre de armas nucleares" Pero, a pesar de todos los esfuerzos que se desarrollan, es evidente que el Premio Nobel, Mohamed ElBaradei y la AIEA, no irán muy lejos en sus esfuerzos de evitar que las armas nucleares puedan caer en manos de Estados o de terroristas, sin el acuerdo de los gobiernos del mundo de fortalecer el TNP, las salvaguardas y el poder de los inspectores de la Agencia Desafortunadamente, la reunión de mayo de Revisión del TNP no arrojó resultados favorables al fortalecimiento del desarme y la no proliferación Cuando el mundo enfrenta los mayores desafíos nucleares, el TNP se ha debilitado El mensaje que envía el Comité del Premio Nobel es sin duda importante dentro de esta situación Alfred Nobel escribió en su testamento que el galardón para la paz debería ser otorgado, entre otros criterios, a quien hubiera hecho más a favor de la "abolición o reducción de Ejércitos existentes" En décadas recientes, el Comité Noruego del Nobel se ha concentrado en la lucha por disminuir el significado de las armas nucleares en la política internacional, con miras a su abolición Si el mundo ha logrado poco a este respecto, eso hace la oposición activa a las armas nucleares mucho más importante hoy El Nobel de la Paz será entregado a la AIEA y a Mohamed ElBaradei en Oslo, el próximo 10 de diciembre, consiste en una medalla de oro, un diploma y 13 millones de dólares que serán divididos por partes iguales entre la AIEA y su director general

Comentarios