Africa: Infancia flagelada

lunes, 12 de diciembre de 2005
Roma, 12 de diciembre (apro) -- Nkosi nació en Sudáfrica en febrero de 1989, infectado con el virus VIH-sida Huérfano desde bebé, fue abandonado Nkosi pasó de un centro a otro, hasta que, en 1992, su tercer destino, el centro para huérfanos Guest House, ubicado en las cercanías de la capital Johannesburgo, cerró por falta de fondos Nkosi fue adoptado por Gail Johnson, una encargada de relaciones públicas, sudafricana de origen europeo, que había conocido en el Guest House En 1997, la familia Johnson se enteró de la muerte de la madre biológica de Nkosi, a causa del virus Fue entonces cuando el niño tomó conciencia del problema y decidió hacer algo: "¿Es que todas las personas enfermas de sida mueren?", preguntó Nkosi a su madre adoptiva "Durante el periodo que vivió con nosotros, le explicamos que no había ninguna curación y pronto se enfermó gravemente, lo que no lo disuadió de pedirnos que desarrolláramos un programa de ayuda para otros niños infectados por el VIH", explicó Johnson a Apro "Quiero que los demás puedan tener lo que yo tuve", aducía Nkosi Así, en un país donde las cifras de contagiados por sida son las más altas del mundo después de India, nació Nkosi Haven, una fundación con el objetivo de apoyar a quienes padecen el VIH y donde actualmente viven 14 madres y 50 niños que van a la escuela y a cursos de formación, además de ser auxiliados por psicólogos y terapeutas Las madres que piden ayuda a la fundación tienen que firmar un "código de conducta", por el que se hacen responsables de atender tareas del centro: principalmente, cuidar a sus hijos y a los huérfanos que allí residen "Muchos niños vivieron situaciones difíciles: fueron abandonados por sus padres, fueron discriminados y tuvieron que trabajar para sobrevivir, además de cuidar a sus hermanos pequeños", comentó Johnson, quien desconoce cuántos niños viven en esa situación en Johannesburgo y cuáles son sus condiciones de salud, pues "muchos esconden la enfermedad" Por ejemplo, contó, hay "una niña que vive en el centro que, cuando llegó, había sido violada e infectada por el virus Su mamá no le había explicado nada", recordó Johnson "Después de la obra de Nkosi, el gobierno sudafricano comenzó a comprar medicamentos anti-sida, a impulsar la asistencia escolar de estos niños (obstaculizada por las propias escuelas) y a promover proyectos como la próxima construcción de un centro en Johannesburgo para casi 300 personas", afirma la madre adoptiva de Nkosi Nkosi Jonson se convirtió en el símbolo de la lucha tras su intervención en la Conferencia Internacional contra el Sida, celebrada en la ciudad sudafricana de Durban, en junio de 2000 "Somos todos seres humanos Somos normales Tenemos pies y manos Podemos caminar y hablar Tenemos necesidades como cualquier otro No tengan miedo de nosotros; todos somos iguales", dijo Nkosi durante el evento El niño murió en 2001, cuando tenía 12 años de edad Por su labor contra el sida, su familia fue condecorada el pasado 25 de noviembre en Roma con el primer Premio para la Paz de los Niños El acto se celebró en el contexto de la VI Cumbre de Premios Nobel, y contó con la asistencia de más de 20 galardonados, entre ellos la guatemalteca Rigoberta Menchú, el argentino Adolfo Pérez Esquivel, el polaco Lech Walesa y el ruso Mijail Gorbachov La entrega del premio fue iniciativa de Kidsrights, una asociación que trabaja en Sudáfrica en apoyo de niños de la calle, huérfanos, niños-soldado y menores prostituidos De manos del que fue presidente de la extinta Unión Soviética, el hermano de Nkosi, Thabo, recibió una estatua de bronce y 100 mil euros, que serán destinados a un hogar para mujeres y niños ubicado en Johannesburgo Gorbachov señaló que, en cuanto a los premios Nobel, "hemos pensado en crear una especie de tratado global social que indique los límites que no deberán ser superados en ningún país", y agregó que sería "un tratado sobre el funcionamiento del mundo partiendo de lo que ya hay: organizaciones a nivel nacional, regional e internacional", las cuales "deberían ser modificadas" Refiriéndose a los problemas que sufre África, el premio Nobel de la Paz ruso nombró a la Organización Mundial del Comercio, de la que dijo que es incapaz de ceder en sus propios intereses, por lo que debería ser transformada para servir a la humanidad Pandemia sin fin "VIH/sida, paludismo y tuberculosis matan a más de seis millones de personas al año, la mayoría en África subsahariana y Asia meridional, las regiones con los índices más elevados de malnutrición y pobreza extrema, y donde se encuentran los grupos de población más vulnerables", comentó Jacques Diouf, director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés) Antonio Sclavi, presidente de la sede italiana del Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF), dijo, el pasado 1 de diciembre, Día Mundial contra el SIDA, que "cada año nacen 650 mil bebés con el virus de VIH, y más de 2 millones de niños y 12 millones de adolescentes son seropositivos" "Un niño muere cada minuto por una enfermedad relacionada con el sida, menos del 5% de los menores seropositivos tiene acceso a los fármacos pediátricos que necesitan y no llegan al 10% los menores huérfanos y con el virus que reciben sustento público", añadió Sclavi Así mismo, existen 15 millones de niños que se enfrentan a la tragedia de haber perdido uno o ambos progenitores a causa de enfermedades relacionadas con el sida, según indican los datos distribuidos por la Unicef, confirmados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) Aunque las tasas de infección por el VIH en adultos han descendido en algunos países como Kenya, Zimbabwe y países caribeños, las tendencias generales en la transmisión del virus no han dejado de aumentar A nivel mundial, el número de personas que viven con VIH ha pasado de unas cifras estimadas de 375 millones en 2003 a 403 millones en 2005 500 mil de ellas son niños, según aparece en el informe anual Situación de la epidemia de sida de diciembre de 2005, realizado por el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA) y la OMS El problema empeora, a pesar de que han aumentado los comportamientos para prevenir la infección, como el mayor uso del preservativo y el retraso en la primera experiencia sexual, y de que el tratamiento médico "ha aumentado considerablemente en los dos últimos años", lo que, según el informe, evitó entre 250 mil y 350 mil muertes En particular, "África está todavía encarando una situación sin precedentes En África subsahariana, más de 3 millones de personas han sido contagiadas por el VIH en 2005 () cifra que no había sido alcanzada, en esta región, en los años precedentes", afirma un comunicado de ONUSIDA fechado el pasado 4 de diciembre 24 millones de africanos murieron este año a causa de la enfermedad "Los jóvenes representan la mitad de los enfermos, y muchos son mujeres", comentó el director del programa, Peter Piot, con ocasión de la décimocuarta Conferencia sobre el SIDA y las enfermedades trasmitidas sexualmente, celebrada en Abuja (Nigeria) El Vaticano y el "terrorismo económico" Por otro lado, el Vaticano sigue difundiendo sus ideas de castidad En declaraciones difundidas el 1 diciembre, el papa Benedicto XVI ?como el año pasado hizo Juan Pablo II? resaltó "la promoción de la lealtad en el matrimonio y la importancia de familia", entre otros elementos, para combatir el virus VIH Joseph Ratzinger también subrayó la importancia de que los gobiernos promuevan políticas a favor de "la castidad" Apro preguntó a Adolfo Pérez Esquivel si los premios Nobel han logrado dialogar con el Vaticano sobre este asunto, a lo que el activista argentino en favor de los derechos humanos contestó que "hasta ahora no La Iglesia debe darse cuenta de que se ha cerrado demasiado, pero lo más importante es que la población tome conciencia" Pérez Esquivel habló de las responsabilidades de la Iglesia, y consideró que "el uso de preservativo no es favorecer las relaciones sexuales" "Para evitar los contagios, la maternidad precoz y los abortos que llevan a muchas muertes y problemas, debería ser favorecida la educación sexual () sobre todo las medidas de prevención", y por eso "creo que el Vaticano tiene que revisar su política porque hay un problema", agregó el Premio Nobel de la Paz en 1980 Pérez Esquivel también criticó "el terrorismo económico" que, a su juicio, es también responsable del problema Señaló que África y Latinoamérica "no son pobres" y "no quieren las migajas de nadie", sino que únicamente necesitan los elementos para luchar contra enfermedades como el sida