Bolivia: Y después de la elecciones, ¿qué?

sábado, 17 de diciembre de 2005
La Paz, Bolivia, 16 de diciembre (apro) - Si en las elecciones de Bolivia de este domingo no hay un candidato que obtenga al menos el 50 por ciento más uno de los votos, será el Congreso el que deberá nombrar al nuevo presidente de la República de entre los candidatos que obtuvieron el mayor número de votos: Evo Morales y Jorge Quiroga A cualquiera que le toque no la tendrá fácil La razón: la agitación social, los proyectos contrapuestos de país, y las enormes presiones estadunidenses para que Bolivia se alineé en torno a sus posturas geopolíticas, de libre comercio o de lucha contra las drogas De ser Morales quien finalmente obtenga la banda presidencial ?lo más probable, según sondeos y analistas de este país-- él y su partido, Movimiento al Socialismo (MAS), se abocarán a restaurar el papel del Estado, nacionalizando el excedente generado por las transnacionales petroleras, con el fin de usarlos en la industrialización del país Así mismo, intentará cumplir con su promesa de "refundar Bolivia", renovando las estructuras mismas que dan sustento al orden social, lo que piensa hacer a través de una Asamblea Constituyente Álvaro García Linera, vicepresidenciable e ideólogo del MAS, ha definido el modelo de desarrollo que su eventual gobierno seguirá: un "capitalismo andino", que en lo básico se asemeja mucho al modelo desarrollista impulsado por la CEPAL en décadas pasadas, que fue seguido por buena parte de los países latinoamericanos a partir de la constatación de los efectos devastadores de la crisis cíclicas del capitalismo, y que, a partir de 1929, quedaron meridianamente claros En el caso boliviano, el ahorro necesario para la inversión provendría de los recursos generados por el gas, los que se destinarán para reactivar la deprimida economía minera de Potosí y Oruro, para impulsar la producción a pequeña escala de las comunidades agrícolas y de pequeños productores, y para incentivar la producción manufacturera de medianos y grandes empresarios nacionales y extranjeros El componente andino de este modelo de capitalismo estatal, lo dará el hecho de, que a diferencia del desarrollismo de mediados del siglo pasado, no se intentará industrializar ni homogeneizar al conjunto de la nación Por el contrario, se potenciará la diversidad, valorizando el aporte de las diversas etnias al acervo cultural del país Los críticos de esta propuesta señalan que no tiene en cuenta lo difícil que será construir un mercado interno capaz de generar una burguesía industrial que se constituya en un agente dinamizador de la economía La propuesta del MAS, en todo caso, no constituye un programa radical La eventual nacionalización de trasnacionales, por ejemplo, será gradual y se va a hacer "respetando la inversión extranjera", como ha dicho el propio Evo Morales "Él está planteado una nacionalización diferida, que se realizará por partes: primero las refinerías; luego los servicios de distribución; después los de comercialización, pero no puede comprenderse como nacionalización en el sentido clásico de la historia económica que es: confiscación e indemnización", según expresó en entrevista con Apro Raúl Prada, analista político boliviano y demógrafo doctorado en el Colegio de México De todas maneras, es factible que la modificación de los contratos con las transnacionales petroleras derive en demandas judiciales de éstas contra el Estado boliviano en el Ciadi, organismo del Banco Mundial encargado de velar por el cumplimiento de las normas comerciales y de inversión a nivel internacional Morales ha desechado cualquier posibilidad de éxito a estas posibles demandas, al señalar que los contratos signados entre su país y las transnacionales, que serán modificados, carecen de validez porque no contaron con el aval del Congreso Esta tesis ha sido refrendada por el Tribunal Constitucional de Bolivia En todo caso, las políticas en materias gasíferas del MAS son uno de sus principales capitales políticos, puesto que fue el partido que más pujó por que se promulgara la nueva Ley de Hidrocarburos, que creó el Impuesto Directo a los Hidrocarburos, que sólo este año permitirá el ingreso de más de 400 millones de dólares adicionales al Estado boliviano Posibles escenarios De concretarse el más probable escenario --esto es, que Morales sea nombrado presidente a pesar de no obtener la mitad más uno de los votos, y que por tanto, no controle el Congreso--, Prada estima que su administración "tendrá muchas dificultades para nacionalizar los hidrocarburos, para hacer una convocatoria amplia y soberana a una Asamblea Constituyente, y para cumplir con los otros temas de la agenda de los movimientos sociales, que tienen que ver con la reforma agraria y la redistribución territorial de las comunidades indígenas" Este gobierno sin mayoría parlamentaria será "popular, pero débil", según estima el analista En este escenario, es posible que se le abran dos frentes: uno de derecha, que realice sabotaje económico y político en el Congreso y en todas las instancias posibles, y otro de izquierda, que le va a exigir que se cumpla con la agenda de los movimientos sociales En este caso, "que es bastante complicado, lo que parece más lógico desde el punto de vista del MAS, es evitar gobernar y, en cambio convocar a la Asamblea Constituyente Convertirse en el garante de la asamblea constituyente", estima Prada Esto implicaría que el gobierno del MAS sería de transición hacia la Constituyente "Una vez que se instale ésta, el gobierno y el Parlamento tendrían que renunciar, y es la Asamblea la que se convertiría en soberana" En este caso y siguiendo la proyección del doctor Prada, la Asamblea puede nombrar un gobierno provisional o mantener el que está constituido En caso de bloqueo legislativo, Morales tendría otra opción: tomar algunas medidas por decreto, como la nacionalización de los hidrocarburos e intentar gobernar con el apoyo de los movimientos sociales, "lo que le permitiría rodear al Congreso desde el Ejecutivo y desde los movimientos sociales", según Prada El peor de los escenarios para MAS: que se repita lo que sucedió con el gobierno de Salvador Allende en Chile Es decir, que se vea obligado a enfrentarse a una derecha y a un empresariado completamente obstructivos, a un gobierno estadunidense interventor y a una ultraizquierda poco o nada colaboradora De ocurrir esto, lo más seguro es que tendremos nuevamente un presidente transitorio y, aun más, una regresión autoritaria Necesariamente, el nuevo gobierno y Washington tendrán que conversar A Bolivia le conviene mantener buenas relaciones, debido a que la Ley de Promoción Comercial Andina y Erradicación de la Droga (ATPDEA, por su sigla en inglés) --una especie de compensación por la lucha de los países andinos contra el narcotráfico--, vence el último día del próximo año Esta ley libera más de 6 mil productos bolivianos de arancel en Estados Unidos, permitiendo ventas superiores a los 150 millones de dólares en áreas altamente sensibles para el empleo, como los tejidos y las joyas De no renovarse, como probablemente puede suceder si Bolivia decide no firmar el TLC o liberar zonas de cultivo a la coca, el daño para amplios sectores de la economía boliviana será de consideración A Estados Unidos, por su parte, puede no convenirle arrinconar demasiado a Bolivia, puesto que está, al verse encerrada, obligada a entablar "relaciones carnales" con países de la región afines a la izquierda, como Venezuela, Cuba, Brasil y Argentina Esto afectaría los objetivos estadunidenses de alinear a los países sudamericanos en torno suyo, provocando el efecto que Washington no desea: fortalecer el liderazgo del venezolano Hugo Chávez y su iniciativa de integración comercial, el ALBA A pesar de la imagen que se ha ido construyendo de Evo y del MAS, su programa "es fuertemente conciliador, y esto es particularmente visible en el tema de la nacionalización del gas; en lo relativo a la agricultura, porque no se plantea una reforma agraria; y también en el tema de la Asamblea Constituyente, puesto que no están claros los contenidos de la propuesta masista", señala Prada El analista estima que "el MAS ha optado por un programa cauteloso, conciliador, que le permita respirar, gobernar un tiempo, hacer algunas reformas y mantenerse en el poder El MAS ha optado por ganarse a las clases medias y tratar de apostar por un prologado proceso de reformas, más que apostar por políticas de choque y transformación" Las políticas monetaria y fiscal contenidas en el programa del MAS no prometen grandes transformaciones Buscan mantener la estabilidad macroeconómica La inflación controlada, las tasas de interés a niveles relativamente altos, no contemplan un aumento de la masa monetaria y buscan mantener un tipo de cambio alto que favorezca el desenvolvimiento económico de los exportadores primarios Morales, en todo caso, no contará con mucho tiempo para demostrar las bondades de su proyecto Y así se lo han hecho saber algunos de sus principales aliados El pasado lunes, el presidente de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), Román Loayza, advirtió que si Morales no da viabilidad en seis meses a la convocatoria a Asamblea Constituyente y no nacionaliza los hidrocarburos, "se va a tener que ir Eso va a pasar con nuestro hermano Evo Por eso tiene que responder al pueblo", precisó el también senador del MAS La Asamblea Constituyente es una demanda largamente sentida por los pueblos indígenas Su realización es parte del cronograma político electoral pactado en julio de este año por el sistema político boliviano "Los indígenas ven en la Asamblea Constituyente un poder fundacional, un instrumento para descolonizar al Estado boliviano y para transformar el mapa institucional del país", expresó Prada Otro problema no menor: las demandas autonomistas, principalmente las de Santa Cruz de la Sierra Esta situación se agravará por el hecho de que contará con una amplia mayoría de prefectos gubernamentales en las filas de la oposición, los que, al ser por primera vez electos en votaciones populares, contarán con mayor legitimidad, pudiendo obstaculizar las políticas del MAS ¿Qué pasa con Tuto? Si la gobernabilidad para Evo no será cosa de niños, para el otro posible candidato, Jorge Quiroga, el escenario es aún más complejo La razón: Quiroga ?a quien se le conoce como Tuto-- llegaría a la presidencia por medio de una especie de golpe del Congreso y no por los propios atributos democráticos de ser el candidato más votado En esas condiciones se crearía un frente del movimiento social, y "son precisamente los movimientos sociales los que han definido los horizontes políticos en Bolivia en los últimos seis años", argumenta el doctor Prada Además, son los que han dado vida a la nueva agenda política y han dado muerte a los partidos tradicionales En estas circunstancias, el gobierno de Quiroga va a estar en una situación "que no va a ser tan legítima, aunque sea legal" y, por tanto, "va a tener que recurrir a la autoridad de la fuerza Ello crearía con mucha rapidez un escenario de conflicto social" En estas circunstancias, va a sufrir un desgaste a corto plazo, "a no ser que tenga un apoyo claro, contundente, de los organismos financieros internacionales y de potencias extranjeras, que le permita un mayor respiro, lo que en todo caso no evitará una confrontación con los sectores sociales" Quiroga también tendría que afrontar una fuerte oposición del Parlamento Quiroga plantea en su programa de gobierno una Asamblea Constituyente de escasas atribuciones y una nacionalización de los hidrocarburos que no va más allá de lo establecido en la actual Ley y que, en algunos aspectos, otorga más garantías a las empresas explotadoras, como la disminución de los gravámenes a las empresas que exploten pozos de menor tamaño El Poder Democrático y Social (Podemos) ?partido que postula a Quiroga-- plantea también la condonación de la deuda externa y la apertura de la economía boliviana a la firma de tratados de libre comercio, el más importante de ellos con Estados Unidos

Comentarios