Israel,el epílogo histórico

lunes, 5 de diciembre de 2005
México, D F, 5 de diciembre (apro-) Aunque ellos mismos se mantengan en el primer plano de la política, nacional e internacional, la salida de Ariel Sharon del Likud y de Shimon Peres del Partido Laborista, marca el final de los liderazgos históricos correspondientes a la etapa de la fundación y consolidación del Estado de Israel Falta sólo saber si, como epílogo, podrán suscribir un acuerdo de paz con los palestinos Desde agosto, cuando, contraviniendo su propia trayectoria, Sharon procedió a la "desconexión" unilateral de la Franja de Gaza, se habló ya de la posibilidad de que dejara las filas del partido que él mismo ayudó a fundar 33 años atrás El desalojo no sólo hizo a colonos judíos sentirse traicionados y concitó la ira de grupos religiosos y ultranacionalistas, sino que desató una verdadera rebelión entre los miembros más conservadores de su gabinete y del Likud Ejemplo conspicuo de este malestar fue la renuncia de su ministro de Finanzas y rival político, Benjamín Netanyahu, quien además de descalificarlo verbalmente, anunció que lo desafiaría en la siguiente votación del partido para postular a su candidato a la primera magistratura La división interna y el descontento de los tradicionales aliados de derecha permitían, en efecto, suponer que Sharon podría perder la postulación para su reelección Sintomáticamente, en octubre pasado, sus correligionarios opositores al desalojo le negaron la aprobación de sus nuevos nombramientos ministeriales Pero había más Dentro del plan de pacificación denominado como "Hoja de Ruta", Sharon había construído ya un proyecto que pretendía sacar la mayor ventaja para Israel de la partición con los palestinos establecida por Naciones Unidas Pero, para ello, sería necesario desalojar otros asentamientos judíos, ahora en Cisjordania Y ahí, con seguridad, el voluntarioso general no iba a contar con el apoyo mayoritario de su partido ni de la derecha Sí, en cambio, con el de la población en general, el de la oposición de centro-izquierda y el de Estados Unidos y la Unión Europea La opción de ir por su cuenta era, pues de considerarse Lo que no imaginó el primer ministro es que su decisión y los tiempos, serían determinados por la oposición Sorpresivamente, a mediados de noviembre, en las internas del Partido Laborista Shimon Peres fue derrotado como candidato por el sindicalista Amir Pertez Presuntamente, Peretz había prometido a Peres no contender, pero no sólo incumplió, sino que ganó y, además, pidió la realización de comicios adelantados para ofrecer lo que él llamó "una verdadera alternativa socialdemócrata" Previstas originalmente para noviembre de 2006, Sharon no se mostró en principio acorde con que las elecciones legislativas se celebraran en marzo, pero después tuvo que ceder ante la amenaza del nuevo líder Peretz, de retirar al laborismo de la coalición gobernante Finalmente, la decisión se tomó de común acuerdo Sharon pidió al presidente Moshe Katzav la disolución del Parlamento y la convocatoria a elecciones anticipadas Al mismo tiempo, anunció su renuncia al partido Likud Luego, los acontecimientos se precipitaron Seguido de un importante grupo de su anterior instituto político y aun de miembros del laborismo y otros movimientos menores de oposición que antes lo criticaban, Sharon anunció la creación de un nuevo partido de "centro", denominado Kadima (Adelante) Su explicación, que "en su actual configuración, el Likud no puede conducir a la nación hacia sus objetivos"; léase, su propio plan de paz con los palestinos Días después, el derrotado Shimon Peres anunció también su salida del Partido Laborista Y aunque aseguró que no se sumaría al nuevo partido de Sharon, ni a ningún otro partido, sí dijo que lo apoyaría en su iniciativa de paz, ya que "a la luz de la experiencia, es la persona más capacitada para lograr la pacificación del Medio Oriente" Aunque no dieron nombres, fuentes allegadas a su círculo dijeron que "líderes mundiales" deseaban que Peres uniera sus esfuerzos a Sharon Probablemente una declaración hecha el día de su renuncia, dé la pauta de la política que se avecina: "Cuando hablé con Sharon ?contó? discutimos la creación de un triángulo regional integrado por Israel, Jordania y la Autoridad Palestina, que gozaría de un estatuto especial dentro de la Unión Europea También hablamos de la importancia de abrir un diálogo con Estados Unidos para garantizar la seguridad de la región ante la amenaza nuclear iraní y el terrorismo rampante" Así, aunque no por primera vez, ya que Peres fue ministro de Asuntos Exteriores de Sharon durante su primer periodo de gobierno, los dos veteranos antagonistas vuelven a unirse ante el que para ellos, evidentemente, es el principal problema de Israel: la resolución del conflicto palestino y, con él, la pacificación de toda la región La diferencia es que ya no lo harán desde las dos trincheras ideológicas opuestas en que militaron durante decenios, sino desde una plataforma común, aunque ciertamente desde posiciones muy distintas Pupilos ambos de David Ben Gurión, el padre fundador del Estado de Israel, ambos no podrían haber tenido personalidades y trayectorias más diferentes "El eterno perdedor", calificó a Peres con motivo de su renuncia al laborismo el diario español El País, porque, en sus 46 años de vida pública, se postuló catorce veces a cargos de elección y sólo ganó cuatro "El ministro bulldozer", fue nombrado, por el contrario, Sharon, porque así arremetía como titular de Agricultura y Vivienda contra todo lo que se interponía a su paso A los 82 y 77 años, respectivamente, en esas mismas posiciones emprenden su última aventura conjunta Nacido en 1923 en Polonia, donde vivió hasta los 11 años, al avanzar el nacionalsocialismo en Alemania, la familia de Shimon Peres, capitaneada por un abuelo ultraortodoxo, emigró hacia un kibbutz ubicado entonces en la Palestina bajo protectorado británico Imbuido tal vez por estas granjas comunitarias, contra la tradición familiar, el joven Peres siempre simpatizó con las corrientes socialdemócratas Al fundarse el Estado de Israel, Ben Gurión lo llamó como viceministro de Defensa y tuvo una trayectoria militar de 1948 a 1959, pero no se decidió por la carrera de las armas Siempre en cargos menores, no fue sino hasta 1984 que se convirtió en primer ministro laborista, pero no por elección, sino por acuerdo con Ytzak Shamir del Likud, quien retuvo para sí la vicemagistratura y la política exterior Político ambivalente, congeló los asentamientos judíos en Cisjordania y no rehuyó el diálogo con la OLP, mientras reprimía a la resistencia palestina en los territorios ocupados De todos modos, su fama de moderado y conciliador le hizo ganar en 1994 el Premio Nobel de la Paz, junto con Yitzak Rabin y Yaser Arafat, gracias a los Acuerdos de Oslo, del año previo Tras el asesinato de Rabin volvió a ser primer ministro y luego regresó a la cancillería durante el primer gobierno de Sharon Después de un tiempo en la oposición, en 2004 otro acuerdo con el Likud lo convirtió en viceprimer ministro Afines al desalojo de Gaza, los laboristas se mantuvieron en la coalición gubernamental hasta la derrota de Peres en las internas hace unas semanas En lo que unos calificaron de "traición" y otros de "salida humillante", abandonó las filas en las que militó desde los 21 años Hijo de judíos rusos que emigraron a Palestina, Arik como llaman cariñosamente a Sharon, nació en 1928 en las cercanías de lo que hoy es Tel Aviv Fue uno de los primeros sabras (israelíes nacidos ahí), y desde los 14 años se alistó en un batallón paramilitar de la Haganah, el ejército clandestino que protegía a los inmigrantes judíos de las agresiones árabes Ya con formación militar formal, participó en 1948 en la guerra de "independencia" de Israel, durante la que fue herido gravemente Luego se sumó a la inteligencia militar, con la que realizó tareas en Siria, Líbano y Jordania En los cincuentas dirigió operaciones de comando y Ben Gurión lo comisionó, en general, para dirigir acciones encubiertas y hacer trabajo sucio Aunque estudió Derecho en la Universidad Hebrea de Jerusalén, todos sus ascensos se derivaron de actividades guerreras Fue héroe en las guerras de 1967 y 1973, año también en que se sumó a la formación del Likud Ganador de un escaño en 1977, lo dejó para ir a "pacificar Gaza" con métodos tan brutales, que el gobierno tuvo que cesarlo Sin embargo, ese mismo año, Menahem Begin lo llamó a su gabinete como ministro de Agricultura, donde coordinó las acciones interministeriales de colonización en los territorios ocupados Luego vendría su mayor desplante militar: la invasión de Líbano, la expulsión de la OLP de Beirut y las matanzas de Sabra y Chatila Destituido por tomar decisiones sin consultar y declarado responsable indirecto por esa masacre cometida por milicias libanesas cristianas bajo su control, Arik, sin embargo, nunca perdió popularidad y regresó a la política En total, ocupó seis ministerios y, finalmente, después de derrotar a Netanyahu, se convirtió en líder del Likud Su desempeño, como tal, en realidad no ha sido diferente a la rudeza que lo ha caracterizado durante toda su vida Después de provocar el estallido de la última sublevación palestina, la reprimió con balas y misiles y practicó su actividad favorita: la demolición de casas con bulldozers Aisló a Arafat hasta su muerte y, para contener la creciente ola de atentados suicidas, emprendió la construcción de un muro divisorio que, en buena parte, traza los límites de lo que él quiere sea Israel: más de lo que dispone la ONU y menos de lo que desea la derecha nacionalista Por eso ahora Sharon necesita ser de "centro" Y ante el apoyo que le han manifestado Peres y sectores liberales, su sucesor, Benjamín Netanyahu, lo acusa de ser "de izquierda" Los laboristas, por su parte, consideran que la salida de Peres de sus filas será positiva, porque permitirá retomar la "verdadera" doctrina socialdemócrata y abrirá espacio a nuevos liderzagos que frenó durante los últimos 20 años En ambos casos, la salida de sus respectivos partidos de los dos viejos políticos de la época fundacional de Israel, deja el lugar a representantes de la siguiente generación que no participaron en la construcción del Estado que hoy quieren dirigir y que, con seguridad, no tienen la mística de sus antecesores Netanyahu, quien ya fue primer ministro, se reveló como un tecnócrata formado en Estados Unidos, con fórmulas huecas y mano dura Peretz, dirigente de la Histadrut, la central sindical más grande y con mayor historia, todavía tiene que demostrar quién es De cualquier manera, la aritmética política indica que ninguno de los dos tiene probabilidades de llegar al poder y que las alianzas no se darán en bloques ideológicos Según las encuestas, Sharon sigue siendo el favorito, pero no tendría la mayoría en la Knesset En segundo lugar se ubicaría el laborismo y su apoyo a Kadima dependerá de su propuesta Y el más perjudicado en esta coyuntura resultaría el Likud, al que no le quedaría más que aliarse con los pequeños partidos de ultraderecha Algo importante, sin embargo, se ha movido en el anquilosado aparato político israelí Probablemente en el futuro inmediato seguirán presentes la figura "ganadora" de Sharon y la "perdedora" de Peres Pero para ambos será su última apuesta El epílogo de la generación fundadora de Israel Su resultado determinará cómo pasarán a la historia Luego, empezará una nueva

Comentarios