Nicaragua: Todos contra todos

lunes, 18 de julio de 2005 · 01:00
San Salvador, 18 julio (apro) - En Nicaragua está vigente la constante de la incertidumbre y la ingobernabilidad El futuro se avizora tan convulso como el presente, y tan dramático como el pasado Durante los últimos 30 años, Nicaragua ha sido víctima de una cruenta dictadura militar: la de Anastasio Somoza; de una improvisada revolución popular ahogada en una guerra intervensionista de Estados Unidos y fracasada finalmente por cuenta de la corrupción de sus líderes Sobrevino el presente de transición democrática, desde 1990, que ha convertido a este país centroamericano, no sólo en uno de los más pobres del continente, sino también entre los más corruptos El último episodio de ingobernabilidad, que mantiene paralizado al país, está siendo analizado por la Organización de Estados Americanos (OEA), institución que ha designado a un embajador especial, el excanciller Dante Caputo, para que desenrede la compleja madeja que se ha tejido en una confrontación entre los poderes del Estado, que no tiene precedente en Latinoamérica: una lucha de todos contra todos "El origen de la confrontación que se ha dado en Nicaragua ha sido el pacto entre los caudillos políticos, estamos hablando de Daniel Ortega, que representa al Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), y de Arnoldo Alemán, por el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) --ambos expresidentes de la República-- quienes complotan constantemente contra el presidente Enrique Bolaños", explicó Amado Ordóñez, director del cívico Centro Humboldt, que se dedica al desarrollo social en Nicaragua Bolaños ganó las elecciones generales de 2001 como candidato del PLC, apoyado por Alemán Su triunfo fue abrumador, a tal grado que conquistó la bancada mayoritaria en el Parlamento Sin embargo, "por un pleito de poderes", Bolaños encarceló a Alemán y lo acusó de corrupción, por lo que finalmente fue condenado a 20 años de cárcel "El pacto entre Alemán --que sigue siendo caudillo aunque esté preso-- con Ortega, llegó en su última etapa a tejer un poder en el que ambos dominan prácticamente toda las instituciones Llegaron incluso en diciembre pasado a fraguar una serie de reformas constitucionales para quitarle poder a la Presidencia y crear un supuesto parlamentarismo, dominado por ambos", afirmó Ordóñez En el entramado, Bolaños ?que cuenta con Estados Unidos como su aliado? desconoció las reformas constitucionales En esta situación, el gobierno trata de anular al Parlamento y el Parlamento al gobierno; mientras la Corte Suprema de Justicia y el Consejo Electoral, así como otras dependencias contraloras, actúan en favor de los caudillos El Parlamento estudia actualmente una moción de desafuero para el presidente Bolaños La oposición le pide que renuncie y adelante las elecciones El presidente dice que está dispuesto a ceder pero sin dejar de respetar la Constitución, por lo que propone un referéndum nacional Es decir, los idiomas son distintos entre todos los actores Intervención de la OEA El excanciller argentino y enviado especial de la Organización de Estados Americanos (OEA), Dante Caputo, está trabajando delicadamente para tratar de encontrar una solución a la crisis institucional que padece Nicaragua desde hace más de medio año No ha sido fácil, pero la luz al final del túnel comienza a cobrar vida "Estamos produciendo un proceso de discusión que empieza a abrir algunos horizontes", dijo el diplomático, quien además aseveró: "Estamos mejor que algunos días atrás", cuando por un periodo de más de diez días fue de un lado a otro para convencer a las partes en conflicto de la necesidad de dialogar Caputo ha dicho que su labor "es difícil" Los protagonistas del conflicto coinciden: "No es fácil encontrar los espacios comunes que permitan reanudar el proceso negociador" Pero la complejidad se centra en que Bolaños quiere termina su periodo, Alemán quiere salir de la cárcel y Ortega quiere retornar al poder en las elecciones de noviembre de 2006 "La labor de la OEA esta encontrando una situación muy compleja, una especie de callejón sin salida", dice el especialista en relaciones internacionales Napoleón Campos, quien no ve muchas esperanzas en cercanas soluciones "En Nicaragua han fallado las dos vías (no violentas) de resolución de los conflictos que se conocen: las elecciones y el diálogo Luego de los comicios electorales los gobiernos resultantes anulan a la oposición y se vuelven excluyentes de todos los demás sectores Se comienza a practicar la arbitrariedad y se imponen la dictadura El diálogo, por otra parte, no es reconocido como necesario por ninguna de las partes", explica el académico Campos coincide con otros planteamientos que expresan que Nicaragua parece estar "secuestrada" y añade: "Cualquier victoria en Nicaragua, sea del FSLN o PLC --que son las fuerzas que tienen reales posibilidades-- será pírrica y generará nuevos conflictos Lo que se necesita es una nueva transición hacia la democracia" La población anulada "En Nicaragua y en el seno de la izquierda y de la derecha, existen personalidades que pudieran encabezar esa transición: gente que tiene carisma en sus sectores y entre la población, como Eduardo Montealegre, en el liberalismo, y Herty Lewites, en el sandinismo Sin embargo, ambos han sido anulados por el caudillismo", reflexionó Ordóñez Lewites, exalcalde de Managua, y el más popular de los políticos nicaragüenses, fue expulsado en mayo por la cúpula del FSLN, misma que nombró como su candidato a Daniel Ortega, quien está seguro de ser el próximo presidente de Nicaragua, nación empobrecida en grado extremo, de tal forma que recientemente el Grupo de los Ocho, las más importantes potencias mundiales, le otorgaron un perdón de su deuda externa A Ortega se le considera un enemigo de Washington En las elecciones de noviembre de 2001 se le comparó con Osama Bin Laden Pero las encuestas internas de Nicaragua, aunque reflejan altos niveles de impopularidad, se decantan por el FSLN, lo que indicaría que Ortega pudiera ser el próximo mandatario Washington ha enviado al exembajador Oliver Garza a Managua para, según denuncias de los sandinistas, tratar de unificar a los nicaragüenses en contra de Ortega, lo cual ya fue denunciado como "injerencismo" Sea o no, lo que se avizora es una confrontación con Estados Unidos En Nicaragua la pobreza alcanza entre 60% y 65% de la población, que no encuentra otra alternativa que la de emigrar a Estados Unidos, Costa Rica o El Salvador Las remesas familiares significan un paliativo de esa pobreza y alcanza un monto de mil millones de dólares, cuando el total de las exportaciones apenas llega a 600 millones de dólares

Comentarios