Espionaje real

lunes, 2 de enero de 2006
Londres, 2 de enero (apro) - Los servicios secretos británicos del MI6 ?con la anuencia del príncipe Carlos de Inglaterra y un grupo de sus consejeros privados--, espiaron a la princesa Diana de Gales y grabaron varias de sus conversaciones telefónicas con sus examantes para reproducirlas, con el fin de generar una "campaña masiva de desprestigio" contra Lady Di Lo anterior lo revela Ken Wharfe, inspector retirado de Scotland Yard, quien durante siete años fue guardaespaldas oficial de la princesa Diana Wharfe es una de las pocas personas declaradas en Inglaterra "non grata" por la reina Isabel II y su hijo, el príncipe Carlos La razón: haber "traicionado" a la Familia Real al dar a conocer algunos de las intimidades de la Casa Windsor en el libro Diana: un secreto celosamente guardado, que Wharfe y el detective Robert Jonson publicaron en 2002 Sin embargo, las revelaciones de Wharfe no fueron desmentidas Y aunque Scotland Yard analizó la posibilidad de demandarlo, no lo hizo por temor a que el exinspector diera a conocer más secretos de la Familia Real británica En entrevista con Apro, Wharfe, de 57 años, aborda algunos detalles inéditos que rodearon la muerte de la princesa Diana, y achaca a Scotland Yard responsabilidad en esa muerte por fallas en la seguridad personal de la princesa De entrada, sostiene que Lady Di no fue asesinada por órdenes de la Corona británica, como insiste la prensa sensacionalista británica, sino que su muerte se debió "sólo a un trágico accidente" automovilístico que sufrió el 31 de agosto de 1997 en París, como concluyó la justicia francesa en una investigación publicada en 2003 Considera que a esa misma conclusión llegará la investigación que actualmente realizan la Policía Metropolitana y Scotland Yard, la cual deberá concluir a fines de 2006 Las grabaciones Según el exguardaespaldas, poco después de la muerte de la princesa, "se lanzó una gran campaña dentro del Palacio de St James en Londres (entonces residencia oficial del príncipe Carlos) para promover la inclusión de Camilla Parker Bowles (amante del príncipe Carlos) dentro de la Casa Real y mostrar a Diana como una mujer paranoica, una loca, una demente" Afirma: "Diana no estaba loca Es cierto que yo mismo fui un poco crítico de ella, pero terminé hablando de todo lo bueno que hizo hasta el momento de su muerte No considero que haya sido una demente, sino una mujer con emociones, algo que no le perdona la Corona" A la pregunta de si considera que los servicios secretos grabaron las conversaciones personales de Diana para después desprestigiarla, Wharfe es categórico: "Totalmente: eso fue lo que ocurrió" "Lo que considero, y que creo es muy relevante hoy teniendo en cuenta la investigación por la muerte de Diana liderada por el lord John Stevens (exjefe de Scotland Yard), es que no sólo los espías del MI6 grababan y escucharon las conversaciones de Lady Di, sino que en el palacio de St James estaban al tanto de esas conversaciones y se decidía qué hacer", revela "En cualquier gran ciudad del mundo, los servicios de espionaje escuchan conversaciones de altos funcionarios La princesa Diana no fue una excepción La diferencia con ella es que, desde la Casa Real, se trató de desprestigiarla para generar la impresión de que era una mujer débil, de estado mental endeble, algo incongruente Fue una estrategia que funcionó muy bien para el príncipe Carlos", continúa Wharfe Señala que los espías grabaron de forma rutinaria las conversaciones telefónicas de la princesa y, después, las retransmitieron en onda corta, hasta que amateurs las escucharon y las dieron a conocer a la prensa "El establishment real hizo todo para destruirla", afirma el exinspector Menciona que, en 1989, se realizó una investigación interna en el Servicio de Seguridad del MI6, el cual identificó a todos los involucrados en las escuchas telefónicas Wharfe asegura que conoce los nombres de los involucrados Sin embargo, rehúsa darlos a conocer pues, argumenta, "quebraría el Acta Oficial de Secretos", que debe firmar todo funcionario o persona que trabaja para el gobierno o la Corona británica En una de las conversaciones, captada el 31 de diciembre de 1989, Diana habló con su entonces novio, el aristócrata James Gilbey Lo hizo desde el Palacio de Sandringahm (centro de Inglaterra), donde la Familia Real suele celebrar la Navidad y el fin de año Durante esa conversación, Gilbey llamó a Lady Di "cariño mío", "mi amor" y "bella como un calamar", y dijo no ver la hora de "enrollarte en mis brazos y protegerte con mi cuerpo caliente" Diana, quien se encontraba sola en la habitación en el momento de la charla telefónica, habló de su vida con Carlos como "una verdadera tortura", y calificó a la Familia Real como "familia de mierda" Esto ocurría cuando la población no sospechaba que el matrimonio de Diana y Carlos se estaba colapsando Pocos días después de ese episodio, un entusiasta amateur de radio ofreció la grabación al diario sensacionalista The Sun que, por su parte, no publicó la conversación sino hasta agosto de 1992 Sin embargo, a partir de esa conversación, el diario habló de la crisis matrimonial de la pareja, cuya separación se produjo ese mismo año Las declaraciones del exinspector policial coinciden con un reciente interrogatorio al príncipe Carlos conducido por John Stevens, exalto comisionado de Scotland Yard y quien encabeza la investigación de la policía londinense sobre las causas de la muerte de la princesa Diana Stevens preguntó al heredero al trono si sabía de las teorías conspirativas para matar a Diana Wharfe dice que dicho interrogatorio fue "una formalidad", pues "lo que Stevens está tratando de hacer es dejar de lado las especulaciones más bizarras sobre la muerte de Diana () Por eso habló con Carlos y le preguntó si había tenido algo que ver" Según el exinspector inglés, durante el interrogatorio a Carlos, Stevens hizo además referencia a una supuesta carta privada escrita por Diana, que habría enviado a su entonces secretario privado, Paul Burell Dicha carta fue publicada en abril de 2004 por el tabloide británico Daily Mirror Burell afirmó que en esa misiva Diana escribió que "presentía" que el príncipe Carlos planeaba asesinarla "Creo que estas acusaciones no tienen fundamento alguno ?afirma tajante Wharfe-- No sabemos exactamente a quién estaba dirigida esa misiva Pero una cosa es cierta: ni el príncipe de Gales ni otro miembro de la Casa Real consideraron en algún momento asesinar a Diana, al margen de la infelicidad que sentía Carlos en su relación con Lady Di" Fallas de seguridad La princesa de Gales murió a los 43 años junto con su pareja, Dodi Al Fayed, y Henri Paul, el conductor francés del Mercedes Benz en que viajaban, el cual se impactó contra una columna del Puente del Alma, en París La investigación francesa concluyó en 2003 que las causas del accidente se debieron a que Paul manejaba en estado de ebriedad y bajo los efectos de un cóctel de drogas Sin embargo, Mohammed Al Fayed, padre de Dodi y dueño de la cadena londinense Harrods, insiste que se trató de un complot orquestado por la reina Isabel II para deshacerse de un potencial miembro árabe dentro de la Casa Real Recientemente, el tabloide inglés The Daily Express contradijo las conclusiones de la investigación francesa Aseguró que el chofer Paul no estaba ebrio y que "los médicos cambiaron las pruebas de su sangre" "Se trata de pura especulación ?ataja Wharfe-- Dudo que las pruebas de sangre de Paul hayan sido cambiadas o alteradas, y que la investigación francesa haya estado equivocada Puedo entender las preocupaciones, pero hay que sustentarlas con evidencia Considerar una conspiración al respecto, es algo impensable Stevens va a decir lo mismo que la investigación en París: que Diana murió en un accidente, porque el conductor que manejaba ese automóvil, iba a demasiada velocidad" Sin embargo, el inspector inglés achaca a la policía británica responsabilidad en la muerte de Diana, pues, asegura, "no había guardaespaldas de Scotland Yard con Diana la noche que murió" En ese sentido, pide investigar al propio Stevens, quien entonces era el comisionado en jefe de Scotland Yard --¿Por qué la seguridad de la princesa falló? --Al margen de que (el novio de Lady Di) Dodi Al Fayed le pusiera o no seguridad personal, lo que debió haber ocurrido es que Scotland Yard proveyera de seguridad a la princesa Ahí es donde existieron las fallas (?) Insiste: la policía "fue la responsable por la muerte de la princesa, por no haberla cuidado" Whorfe está escribiendo un nuevo libro sobre la investigación de Scotland Yard y las fallas de seguridad que llevaron a la muerte de Diana De su anterior libro, señala: "Después de tres años desde que se publicó, no cambiaría nada de lo que he dicho Las razones por las que escribí esa obra fueron para contar la verdad acerca de la princesa Diana "Acepto que fue un libro controvertido porque era la primera vez que un guardaespaldas contaba lo que ocurría dentro de la realeza Fue como una memoria Pero no había nada en la ley que me impidiera escribirlo Pasé mucho tiempo con abogados y expertos para no quebrar ninguna cláusula de confidencialidad que tuve que firmar cuando comencé a trabajar con Diana durante la década de 1990", señala

Comentarios

Otras Noticias