Rusia: Miss Seropositiva

lunes, 2 de enero de 2006
MÉXICO, D F, 2 de enero (apro)- El pasado primero de diciembre se realizó en Moscú un peculiar concurso de belleza: todas las participantes eran portadoras del virus de inmunodeficiencia adquirida (VHI) Se inscribieron 30 mujeres de entre 18 y 40 años Svetlana Izambayeva ganó el certamen Fue coronada "Miss Seropositiva 2005" en el teatro Meyerhold de Moscú Svetlana ?o Sveta, como le llaman sus familiares-- tiene 24 años de edad y es de nacionalidad rusa Es originaria de una aldea cercana a Ceboksare, capital de la pequeña república de Chuvasia, ubicada en la Rusia oriental Estudió economía y se gana la vida como peluquera y manicura Se infectó en el 2002 durante una aventura amorosa en sus vacaciones El premio al primer lugar fue un modesto walkman con MP3 Para el segundo y el tercer lugar hubo teléfonos celulares Las chicas que ganaron el segundo y tercer lugar no quisieron revelar su identidad a la prensa Expusieron su temor de perder amigos, y ser discriminadas y rechazadas El concurso fue organizado por la revista Chagui La jefa de redacción, Nina Skibnevskaya, explicó en conferencia de prensa: "Con este concurso hemos querido destruir los estereotipos y prejuicios sobre los seropositivos que existen en nuestra sociedad No imaginamos que habría tantas participantes" Las ganadoras fueron elegidas por la redacción de la revista Gennadi Onishchenko, jefe del Servicio de Epidemiología de Rusia, fue uno de los primeros en apoyar el certamen que, según su opinión, permitiría romper las barreras que existen sobre el sida: "Puede parecer una idea absurda; y algunos hasta podrán decir que se trata de una burla, pero, ¿por qué no celebrar un concurso de belleza entre chicas seropositivas?" Sveta tuvo mucho valor al hacer pública su situación ante la prensa: "Me fue muy difícil decir que soy seropositiva", dijo la esbelta rubia de ojos verdes "El problema es la discriminación de los seropositivos que sigue existiendo en Rusia Tengo miedo de ser rechazada por la sociedad Hay que ser uno mismo, amar a todos y a la vida, que es preciosa Somos personas como los demás Queremos seguir viviendo y ser felices Mi familia y mis amigos están al corriente de mi decisión Creo que se sentirán orgullosos" Sveta declaró al diario Moskovski Komsomolets que envió su foto para el concurso "por pura curiosidad"; y señaló que "nunca" pensó que podría ganar "Además ?dijo-- quise aprovechar la oportunidad para establecer amistad y contacto con muchachas que están pasando por lo mismo que yo, que están en mi situación Aún no puedo creer mi victoria y no vacilaré en dar la cara a la sociedad y ayudar a otras enfermas Confió en que lo que hago ayude a otras seropositivas a dominar su miedo y a convencer a muchos de que la lucha contra el sida empieza con enfrentar la segregación o el acoso de los enfermos, porque en Rusia, como ocurre en otros países, los seropositivos están relegados La mayoría de la sociedad les teme o rechaza, y ellos mismos se consideran proscritos Se han dado casos en que las chicas ocultan su diagnóstico ocho y nueve años ¡Imagínense lo terrible que debe ser llevar esta carga tanto tiempo sin comunicárselo absolutamente a nadie!" Según Sveta, la certidumbre de ser portador del virus y el pánico de que la sociedad se entere, supone una carga insostenible para el individuo, que requiere, antes que nada, apoyo y ayuda moral "Es por esto que trataré de explicar que ser seropositivo no significa haber sido sentenciado; y que debemos y podemos vivir como el resto, dando la cara al mundo y alegrándonos de que existimos", agregó Las declaraciones de Sveta coincidieron con la publicación de una encuesta que reveló que un 77 por ciento de los rusos no utilizarían objetos tocados por seropositivos, un 75% no compraría comida a vendedores portadores del virus y el 56 evitaría llevar a su hijo a una escuela en donde estudien niños infectados Pero Sveta es optimista y está convencida de que esta situación cambiará con información y tolerancia Cree que en su país los seropositivos tendrán en el futuro las mismas oportunidades para desarrollar su vida y ocupar un lugar en la sociedad Según los datos oficiales del Centro Federal de Prevención y Lucha contra el Sida, más de 30 mil nuevos casos de contaminación por el VIH se registraron en Rusia desde comienzos del año 2005, por lo que el número de seropositivos en el país alcanzó los 341 mil Sin embargo, conteos de expertos independientes calculan hasta en millón y medio a las personas infectadas con el virus Después de ganar el concurso, Sveta se dispone a titularse en la carrera de economía por la Universidad de Cheboksari: "Ahora estudio mucho, estoy dedicada a actividades de contenido social y casi no pienso en mi vida privada Pienso en el futuro con optimismo, sueño en que llegará la persona de mis sueños y entonces me enamoraré Lo necesito, he sufrido mucho" Luego, contó: "Cuando la gente de mi aldea se enteró de que soy seropositiva, mis clientas de la peluquería me llamaban por teléfono asustadísimas pensando que por peinarlas podía contagiarlas Todos cuchicheaban y se secreteaban en mi presencia Muchos me retiraron la palabra, cruzaban la calle para no encontrarse de frente conmigo y la clientela dejó de ir a la peluquería donde trabajo Pero no sólo la gente sencilla reaccionaba así, también en la universidad los profesores me discriminaron Hubo uno que incluso se negó a darme un vaso de agua "Es precisamente para luchar contra esta discriminación que decidí revelar mi enfermedad a todo el país Muchos tienen miedo de hacerlo Pero hay que dar la cara, hacerse oír para cambiar las cosas Soy una peluquera y mi labor es hacer que la gente se vea bonita, que se vea guapa y ahora ¡Gané un concurso de belleza! ¡Eso es maravilloso!"

Comentarios