Arabia Saudita: Modernidad y conservadurismo

lunes, 9 de enero de 2006
México, D F, 9 de enero (apro)- A lo largo de 2005, los precios del petróleo alcanzaron los más altos de la historia Arabia Saudita, el mayor productor del mundo, tuvo enormes ganancias estimándose para 2005 un superávit presupuestario de más de 28 mil millones de dólares Piensa gastarlos, entre otras cosas, en la construcción de una nueva ciudad, la más moderna y lujosa del mundo Costará 100 billones de dólares y tendrá un puerto en el Mar Rojo, una zona industrial, una "isla financiera", una zona de escuelas e institutos, una habitacional y una hotelera "La nueva urbe será el símbolo de la prosperidad del reino", declaró Amr Al-Dabbagh, gobernador del Ministerio de Inversiones El pasado 22 de diciembre empezaron las obras Lo primero será el puerto más grande del mundo en la costa del Mar Rojo (casi 26 millones de metros cuadrados) El centro industrial tendrá 8 millones de metros cuadrados, y será destinado a la petroquímica y a la industria farmacéutica En la parte más bella de la costa habrá hoteles de lujo con 3 mil 500 suites, acompañadas de elegantes boutiques, centros comerciales, restaurantes, un campo de golf y lugares de esparcimiento, todo en lo que hasta ahora es desierto El centro financiero contará con medio millón de metros cuadrados de suntuosas oficinas en enormes rascacielos y un centro de convenciones, todo con tecnología de punta Llevará el nombre del Rey Abdulá * En el nombre de Alá A pesar de la modernidad en su infraestructura, el reino saudita sigue siendo uno de los países más conservadores y vigilantes de las estrictas normas religiosas que dicta el Islam en su variante más intolerante: la wahabita Un ejemplo: a fines de diciembre reabrieron los cines después de 30 años de prohibición Sin embargo, sólo exhibirán dibujos animados para niños y sus mamás A los hombres no se les permitirá el acceso La razón: en los lugares públicos, hombres y mujeres no pueden interactuar Es pecado El escritor saudí Abdulá Dahlan, partidario de los cines, ha señalado que éstos existían hace 50 años en el país, y que en ninguna ley se prohíben Sin embargo, fueron clausurados en los años 70, debido al extremismo religioso Los cada vez más poderosos ulemas (doctores de la ley islámica), al igual que los talibanes, consideraron que las películas son contrarias al Islam al representar la figura humana El ministro del Interior, príncipe Naif, anunció hace unos días que, en 10 meses, se levantará la prohibición para tomar fotografías, aunque no garantiza a los visitantes extranjeros que sus cámaras no sean decomisadas En el reino petrolero, fotografiar a mujeres o a miembros de la policía religiosa tiene serias consecuencias En el caso de los cuarteles y zonas industriales, la prohibición no es religiosa, sino "de seguridad nacional" Hay quien busca que en el país se implanten reformas modernizadoras, como Mohammed al-Zulfa, miembro del Consejo Consultivo, quien propuso que se le diera a la mujer el derecho de conducir automóvil Fue una sugerencia que desató un escándalo de dimensiones inesperadas Al funcionario le llovieron los insultos "¡Que Alá congele tu sangre, desgraciado!" Sus conservadores conciudadanos piden que se le quite el puesto y la nacionalidad pues, según ellos, una mujer al volante violaría dos preceptos sagrados: mezclarse con los hombres en lugares públicos y salir del hogar Los más pragmáticos advierten que no se puede manejar con el velo que cubre los ojos, pero quitárselo, eso sería la peor profanación de la ley islámica "¿Puede usted imaginarse lo que ocurriría si el auto se le descompone? Tendría que pedir ayuda a un hombre", argumentaba uno de los detractores Medio centenar de mujeres desafió la prohibición El castigo fue severo: un día de cárcel y el retiro de su pasaporte La faz de Baz La mujer en Arabia Saudita es un tema espeluznante Es normal golpear a la hija, a la esposa, a la hermana Sin embargo, este año, la golpiza que recibió Baz, una popular locutora de televisión, conmocionó al país "No voy a pegarte, voy a matarte", gritaba el enojado marido mientras trataba de estrangularla Cuando la creyó muerta, la subió al auto para deshacerse del cuerpo Sin embargo, Baz despertó en el camino y, el arrepentido esposo, la llevó al hospital, y dijo que habían sufrido un accidente Nadie le creyó, pues sólo había golpes en la cara El padre de Baz tomó fotografías de la desfigurada faz de su hija, quien sufrió 13 fracturas e innumerables fisuras en los huesos de la cara, sin contar las cortadas, moretones y la hinchazón Las fotos fueron publicadas en el diario Arab News Una de las princesas de la familia real, conmovida, pagó todos los gastos de hospitalización, y Baz empezó una campaña contra la violencia doméstica El esposo fue condenado a 300 azotes y seis meses de prisión Baz fue rechazada por sus compatriotas "por su falta de abnegación" y perdió su trabajo La presión social, "por lavar la ropa sucia fuera de casa", fue tal que tuvo que irse del país Ahora vive en Francia, donde declaró al diario británico The Guardian: "En nuestro país, si una mujer acude a la policía o a algún miembro de la familia y se queja de malos tratos en manos de su marido, le dicen que sea paciente, que los hombres son así ?¿Qué dirán los vecinos? ¿Qué dirán tus familiares y amigos? No hagas nada o se divorciará de ti, serás una divorciada, una ramera, echarás por tierra tu futuro?" "Lo crucial --señaló Baz-- es que la estructura de la sociedad, el hecho de que las mujeres no puedan conducir ni viajar sin autorización, por ejemplo, otorga un poder al hombre Y ese poder se encuentra directamente ligado a la violencia Crea una sensación de inmunidad; de poder obrar con absoluta libertad sin temor a represalias El meollo no es la violencia en sí, sino la inmunidad de la que goza el hombre" Baz escribió sus memorias, que pronto serán publicadas por una editorial parisina Al respecto, la valiente mujer declaró: "El hecho de publicar un libro sobre todo lo que ha pasado, puede traer consecuencias mucho más graves para mí, en mi país Cuando el libro vea la luz, se volverá a generar la polémica sobre lo que hice Puede que, al final, pierda la lucha, pero, por lo menos, no acepté las cosas como son" La pena de muerte Arabia Saudita aplica una estricta interpretación de la ley islámica o Sharia, que permite condenar a muerte por decapitación a asesinos, narcotraficantes, violadores, ladrones reincidentes (a los primerizos se les mutila una mano) a los acusados de brujería y a los homosexuales La semana pasada un niño egipcio, de 13 años de edad, fue sentenciado a la pena de muerte Se le acusó de haber matado a un bebé Human Rights Watch (HRW), instó al Rey Abdulá a conmutar la sentencia Sarah Leah Whitson directora de la humanitaria de esta ong lamentó que ni el gobierno egipcio ni el saudita hayan respondido a sus cartas Si al chico se le corta la cabeza en una plaza pública, el reino saudita violará uno de los acuerdos fundamentales para la protección de la infancia Para colmo, ni siquiera el chico ha tenido un juicio justo No es la primera vez que esta que organización humanitaria se enfrenta a las autoridades sauditas En 2002 hubo airadas protestas por la ejecución de tres homosexuales Arabia Saudita e Irán emitieron una declaración conjunta, en la que condenaban a los medios de comunicación occidentales por su "campaña contra el Islam" Ambos gobiernos se justificaron con el argumento de que los condenados habían cometido el delito de lavat, nombre con que la Sharia define las relaciones sexuales entre hombres Las relaciones sexuales entre mujeres, que tienen un tratamiento distinto, se castigan con latigazos y con la muerte en caso de reincidencia hasta en cuatro ocasiones El 11 de diciembre de 2005, el rey Abdalá de Arabia Saudí amaneció de buen humor y le extendió un perdón al maestro de secundaria Muhamed al Suhaimi, condenado a tres años de cárcel y a recibir 300 latigazos, tras ser acusado de promover la homosexualidad Sin embargo, otro profesor recibió 750 latigazos por blasfemo Según la prensa saudita, Mohamed al Harbi fue acusado de infundir dudas en sus alumnos al discutir en clase temas como el cristianismo y el judaísmo El 20 de diciembre pasado fueron decapitados tres hombres acusados de homicidio Con ellos sumaron 84 personas que sufrieron la pena capital en 2005

Comentarios