África: La guerra de los diamantes

martes, 26 de diciembre de 2006
México, D F, 22 de noviembre (apro)- Marilyn Monroe cantaba que los diamantes son los mejores amigos de las mujeres? y parece que también de los traficantes de armas en África Estas piedras preciosas han servido para financiar diversas guerras Hay un intenso truque de carbonos cristalinos por armas Según Rory Anderson, miembro de la organización no gubernamental World Vision, el tráfico ilegal de diamantes mueve 60 mil millones de dólares al año y la mayor parte de ese dinero se destina a la compra de rifles de asalto, lanzacohetes, municiones, minas antipersonales; además se contratan mercenarios, se corrompen gobiernos y se fraguan golpes de Estado La venta de las gemas ilegales es muy sencilla y práctica, dado el tamaño de las piedras que no son detectadas en ningún aeropuerto y se cambian fácilmente por dinero en efectivo Hay desgarradores ejemplos de países que terminaron en cenizas tras guerras civiles por el control de las minas de diamantes Sierra Leona es un botón de muestra Según el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), este país africano es el más pobre del orbe Allá la guerrilla del Frente Revolucionario Unido (FRU) se enfrentó en una de guerra de más de once años, con las fuerzas gubernamentales por el control de los campos de diamantes del norte y del este del país Ambos bandos eran una banda de criminales más que dos ejércitos confrontados, que cometieron las peores barbaridades en contra de la población civil El conflicto inició en 1991 y los rebeldes empezaron con el robo de niños para convertirlos en soldados Amnistía Internacional y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) reaccionaron cuando la prensa mostró las fotos de niños y jóvenes a quienes se les habían amputado manos y brazos como castigo Estas impactantes imágenes están en internet, en los informes de Amnistía Internacional para Sierra Leona Los rebeldes del FRU se financiaron con el contrabando de diamantes La certificación y el embargo de armas Tuvieron que pasar nueve años para que el 5 de julio de 2002, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas prohibiera al mundo importar diamantes provenientes de Sierra Leona El Consejo de Seguridad de ONU hizo oficial la medida con la resolución 1306, de 5 de julio de 2000 Ya desde 1998 había un embargo de armas Las minas de diamantes de Sierra Leona fueron descubiertas en 1930 y desde entonces, sólo han servido en la excolonia británica, para financiar las campañas militares más salvajes de la historia moderna Sin embargo, la violencia y la muerte no han cesado a pesar de que el país no tiene calles, agua potable, electricidad, escuelas, ningún tipo de servicio, la mitad de su población está en el exilio y la nación en cenizas Amnistía Internacional afirma que para terminar con el conflicto en Sierra Leona es necesario abordar con seriedad la explotación de diamantes "Es imprescindible contar con controles eficaces y transparentes para la industria del diamante en el interior de Sierra Leona; hasta que esto no se consiga, las zonas productoras de diamantes de la región continuarán siendo una fuente de tensión e inestabilidad, que conducirá a más abusos contra los derechos humanos", concluye la organización humanitaria Liberia tuvo una guerra similar que no tuvo origen en divergencias étnicas, culturales o religiosas, sino en una rivalidad entre potencias que se disputan la influencia en esa región que tiene un Estado muy débil Aparecieron los Señores de la Guerras, es decir, caudillos y jefes tribales armados que se adueñaron de diversas regiones del país que nació como un refugio para los esclavos negros norteamericanos liberados Liberia es un país rico en recursos naturales: oro, mineral de hierro, maderas y piedras preciosas, particularmente diamantes El conflicto allá es por el control del comercio de maderas y diamantes Las armas son adquiridas en occidente; a los mercenarios y reclutas no se les paga un sueldo, se les entrega el rifle de asalto y la droga con la que se envalentonan y se les da carta blanca para matar, saquear, violar y secuestrar El resultado es una de las más grandes calamidades humanitarias La República Democrática del Congo es otro doloroso ejemplo de un permanente estado de guerra, ya sea por razones étnicas, como los combates entre hutus y tutsis, o políticas, como el levantamiento Laurent Desiré Kabila (1997) en contra del entonces presidente Mobuto Sese Seko y la posterior lucha por el poder Detrás del armamento, están las fortunas generadas por la venta de diamantes y el coltán Es por eso que países como Angola, Namibia y Zimbabwe apoyan al gobierno congoleño a cambio de derechos de explotación minera en zonas limítrofes, y otros como Burundi, Rwanda y Uganda respaldan a los rebeldes congoleños participando del tráfico ilegal de diamantes que los financia La guerra por el poder en el Congo también lo es por el control del petróleo, el cobalto, el coltán y sobre todo, los diamantes Laurent Desiré Kabila fue asesinado el 16 de enero de 2001, poco después de haber concedido la exclusividad de la comercialización de diamantes a la sociedad israelí Idi Diamond Medio millón de personas en el Congo sobreviven gracias a la búsqueda y extracción de diamantes, después los abaratan a los intermediarios, quienes, a su vez, los revenden a los representantes de empresas europeas y estadunidenses En Angola, desde hace casi 30 años, el movimiento opositor Unión Nacional para la Independencia Total de Angola (UNITA) lucha contra el gobierno por el control de los recursos naturales y la pervivencia de este conflicto lleva ya cobradas un millón de víctimas fatales Los 35 mil hombres armados de UNITA, inicialmente financiados por Estados Unidos para combatir al gobierno izquierdista de Luanda durante la Guerra Fría, actualmente se mantienen gracias al tráfico de diamantes En este país, la prioridad es la guerra --el 86% del presupuesto nacional se destina a Defensa--, y como es de esperarse, las consecuencias son draconianas para la población que vive en una pobreza infinita En Angola un diamante se vende por 20 dólares a una agencia local Después, la piedra va cambiando de dueño y su valor crece hasta llegar a manos europeas o americanas En la última fase del proceso, el diamante puede costar dos mil dólares a un cortador y después de que un joyero monta la pieza en un anillo o collar, al precio se le adhieren muchos ceros De África viene el 70% de los diamantes del mundo y según las organizaciones humanitarias especializadas en ese continente, un millón de africanos trabajan en el sector y ganan menos de un dólar al día En últimas fechas, de pronto aparecieron en el mercado muchos diamantes provenientes de Ghana, el doble de lo que normalmente exportaba Los minerólogos descubrieron que se trataban de piedras de contrabando y que venían de Costa de Marfil, un país vecino golpeado por la guerra donde los grupos guerrilleros controlan la extracción de las gemas preciosas De la mina a Amberes La mayor parte de las compañías comercializadoras y procesadoras de diamantes tienen su representación y tiendas en Amberes, Bélgica En esta rica ciudad se comercian dos tercios de todos los diamantes del mundo y desde ahí se distribuyen a las grandes metrópolis En las calles centrales de la ciudad, cercanas a la estación de trenes hay más de mil quinientas compañías, bancos especializados, aseguradoras especializadas en joyas, transportes especiales e infinidad de talleres de cortadores, así como sus escuelas y centros de capacitación para joyeros, donde se combinan conocimientos y destrezas medievales, con la más alta tecnología La leyenda "Cut in Antwerp" es sinónimo calidad y arrogancia Más de 50% de los diamantes crudos, pulidos e industrializados pasan por ahí Los expertos en el negocio pertenecen a la comunidad judía e india El Alto Consejo del Diamante de Amberes es la organización cúpula y el representante oficial del negocio La mayoría de las compañías más importantes dueñas de las minas residen en Amberes y forman parte de la Diamond Trading Company, anteriormente llamada De Beers Consolidated Mines Ltd, ella solita controla el 75% de mercado mundial de la cristalina y durísima piedra De Beers fue acusada por diversos grupos de derechos humanos, de hacer negocio con diamantes ensangrentados, es decir, diamantes frutos de la violencia, la explotación o botín de guerra en África Ante la campaña de información y presión internacional, De Beers clausuró sus oficinas en la República Democrática del Congo y en Guinea La compañía entendió que tenía mucho qué perder si se le vinculaba con el financiamiento de guerras civiles Al parecer ahora cuida más la precedencia de su materia prima Poco después del escándalo en el Congo, la organización no gubernamental Testigo Global acusó a De Brees de sacar provechó por millones de dólares en el tráfico de diamantes angoleños durante la guerra La compañía cerró su representación en Angola La ONG escribió en su página de internet: "Los presidentes congoleños Lumumba y Kabila fueron asesinados por querer controlar el acceso de las multinacionales a sus riquezas, y las atrocidades cometidas en este riquísimo territorio tienen relación con negocios que operan en Europa, Asia y Norteamérica El presidente de Ghana fue derrocado cuando intentó hacer lo propio En Angola, cuando triunfó un gobierno socialista, la CIA potenció y pagó a los rebeldes de UNITA en una interminable guerra que costearon con la venta de diamantes por un valor de tres y medio billones de dólares, que acabaron comercializados por De Brees" El proceso Kimberley El proceso Kimberley consiste en una verificación voluntaria de que los diamantes no vienen de zonas de conflicto y que el dinero de su venta no se use en la compra de armamento Participan 71 países Se certifican diamantes no pulidos, es decir en bruto Su limitante es que refiere sólo a piedras que no han sido cortadas En el año 2000 la ONU tomó el Proceso Kimberley y lo convirtió en una ley (resolución (A/RES/55/56), para poner fin de una vez por todas al financiamiento de guerras y que ese dinero, se utilice en mejorar la vida y la infraestructura de los países productores Los diamantes lícitos pueden contribuir a la prosperidad y el desarrollo El establecimiento de un régimen bien estructurado de "certificados de origen" puede ser una forma efectiva de garantizar que sólo los diamantes lícitamente obtenidos y que hayan sido fiscalizados La transparencia, la rendición de cuentas, la supervisión y castigos efectivos, pueden convertir el negocio de los diamantes en una fuente de bienestar para África La legislación existe, el problema ahora es que se cumpla El Comité Internacional de la Cruz Roja, la organización no gubernamental Intermón Oxfam, las Naciones Unidas, Amnistía Internacional, Global Witness, Médico International, el Instituto de los Países Bajos para Sudáfrica y la fundación Novib, impulsan la campaña Fatal Transactions (Negocios Fatales) cuya meta es convencer a la industria y el consumidor a que opten por los diamantes libres de conflicto Cuando usted compre un diamante, ¡Mucho ojo!

Comentarios