Alemania: Examen de nacionalidad

lunes, 27 de marzo de 2006
* ¿Qué tan alemán tiene que ser un extranjero? Berlín, 27 de marzo (apro) - El cuestionario empieza de manera suave: "¿Cuántos habitantes tiene Alemania?", pero las preguntas cobran pronto otro grado de dificultad El aspirante a la nacionalidad alemana debe poner a prueba sus conocimientos históricos La República de Weimar, el Tercer Reich, el Holocausto, la división alemana de posguerra, la reunificación El examen de 100 preguntas, elaborado por el estado federado de Hesse, indaga también acerca de la forma de ordenamiento político y jurídico del país, sobre sus símbolos y sus personalidades en el campo del arte y las ciencias Pero el cuestionario tiene un sello distintivo: varias preguntas se dirigen, de manera capciosa o directa, a confrontar al aspirante con ciertos usos y costumbres atribuidos a la comunidad musulmana "Una mujer no puede viajar o andar sola por la calle sin la compañía de un familiar de sexo masculino ¿Qué opina usted al respecto?"; "¿Qué medidas para la crianza de los niños están permitidas y cuáles no?"; "A veces, las películas, los libros o las obras de teatro hieren los sentimientos religiosos de las personas" ¿Qué medios puede usar el individuo para defenderse frente a algo así y cuáles no?"; "¿De qué modo pueden influir los padres en la elección de la pareja de sus hijos e hijas y qué acciones no están permitidas?" El conocimiento requerido corresponde al que se aprende en una secundaria Así lo ha expresado el ministerio del Interior de Hesse, cuyo gobernador, el democristiano Roland Koch, es el impulsor de la medida El examen se sumaría a los requisitos que ya son corrientes dentro del proceso de nacionalización en Alemania Una residencia legal de ocho años; conocimientos suficientes de la lengua; la prestación de un juramento a la Constitución y, por lo general, la devolución del pasaporte del país de origen, ya que, salvo excepciones, Alemania no acepta la doble nacionalidad El gobierno de Hesse dice entender el cuestionario como fundamento necesario para la discusión política La propuesta tiene también razones electorales Este domingo hay elecciones en los estados federados de Sajonia-Anhalt, Baden-Württemberg y Renania-Palatinado Estas son las primeras elecciones desde que Alemania es gobernada por la gran coalición de conservadores de la Unión de Democristianos y Socialcristianos (CDU-CSU) y los socialdemócratas del SPD Los partidos coaligados a nivel nacional compiten entre sí en los tres estados federados Reacciones La coalición en el gobierno se ve envuelta en la polémica en cuanto al examen en sí, como en sus contenidos La canciller federal Angela Merkel se manifestó de acuerdo con la idea "Quien quiera convertirse en ciudadano de este país, tiene la obligación de comprometerse con él", dijo Por su parte, el gobernador de Baviera, Edmund Stoiber (CSU), prefiere el modelo que se aplica en Canadá y Estados Unidos: una entrevista con el postulante, seguida de una prueba "Quien quiera nacionalizarse debe conocer y aceptar nuestras convicciones fundamentales", dijo Stoiber "Todo nuevo alemán debe tener claro que aquí el monopolio de la violencia le corresponde al Estado y no, por ejemplo, al hombre turco" A su juicio, no puede convertirse en alemán quien no conozca la historia de Alemania y no acepte la igualdad entre los sexos En la misma línea, el secretario general de la CDU, Volker Kauder, indicó con ironía que los conocimientos del idioma deben ir más allá del vocabulario relacionado con el modo de obtener prestaciones sociales del Estado El presidente de la CDU en Renania-Palatinado, Christoph Böhr, propone un mecanismo más severo: el cobro de multas a lo padres extranjeros, cuyos niños no hablan alemán Ambos políticos conservadores criticaron la política de los socialdemócratas durante su anterior gobierno junto a los Verdes, y la reticencia actual frente a la propuesta La encargada federal alemana para la integración, Maria Böhmer, se declaró en favor del cuestionario propuesto por Hesse, pero destacó que la medida de ordenamiento debe regir en toda Alemania La decisión podría ser tomada por los ministros del Interior, en su reunión de mayo Los conservadores confían en aprobar un marco jurídico, a nivel federal, antes del verano En contra Como era previsible, el Consejo Central de los Musulmanes en Alemania criticó el proyecto Y le exigió al gobierno de Hesse reelaborar el formulario Una prueba que, por ejemplo, trate sobre conocimientos acerca del país, pero no el "fisgoneo en la mentalidad de los residentes musulmanes" El Consejo advirtió que no habría que hacerse esperanzas sobre el éxito de este tipo de procedimientos de nacionalización Y sostuvo que un examen ingenioso no puede suplantar una política de integración apropiada Tampoco es posible comprobar si el postulante miente "Es lógico que se trate de impedir la entrada de personas peligrosas que, aunque sí existen, son las excepciones", dijo a Apro Bülent Arslan, presidente del Foro Alemán Turco de la Unión Democristiana (CDU) "A los terroristas no se les podría detectar mediante un examen, pues se prepararían bien Lo que sí se consigue de este modo es ofender a la mayoría que está integrada y que vive de manera pacífica en Alemania", señaló Para el Consejo de Maestros de Alemania, el examen es exigente Es difícil que muchos ciudadanos puedan dar la respuesta adecuada, sobre todo si sus años de escuela han quedado muy atrás "Es correcto e importante que se exijan conocimientos del idioma, pero ¿tengo yo que conocer a los tres futbolistas más famosos de Alemania? ¡Es absurdo!", dijo la profesora de italiano Chiara Frigoli "Los valores no se pueden transmitir a través de ese tipo de pruebas Lo que quieren es cerrar las puertas, y dificultar la obtención de un pasaporte alemán", señaló En caso de que tuvieran que contestar las preguntas, también muchos alemanes deberían devolver sus documentos, señaló a la prensa Günter Wallraff El escritor y periodista se hizo famoso por su libro Cabeza de turco, escrito hace 25 años, para el cual se mimetizó con un turco que apenas balbuceaba el alemán Así pudo experimentar en carne propia el trato que la sociedad alemana le dispensaba a un inmigrante poco calificado El presidente de la comisión parlamentaria de política interior, Sebastian Edathy (SPD), señaló que el derecho a la nacionalización no debe prestarse para ejercer una política de intimidaciones A su juicio, los actuales requisitos son suficientes "Tengo la impresión de que los democristianos y socialcristianos quieren menos inmigrantes nacionalizados", afirmó El político liberal Johannes Vogel dijo que no deben ponerse vallas a los extranjeros, sino hacerse buenas ofertas a los que tienen interés de nacionalizarse "Entonces, sí se podrían realizar cursos obligatorios en los que se transmiten los fundamentos del Estado alemán", apuntó Por su parte, el político verde Volker Beck dijo que los autores del cuestionario han visto demasiado ¿Quién se convertirá en millonario?, un programa televisivo de preguntas y respuestas A su juicio, no hay que confundir el conocimiento sobre un país con la disposición y la capacidad para integrase a él Enseñanza temprana El procedimiento que pretende implantarse en Alemania tiene un precedente inmediato en Holanda Este país acaba de aprobar un examen de integración de carácter obligatorio, que se toma en la embajada holandesa del país de origen Quien no supera la prueba, que además cuesta 360 euros, no recibe el permiso temporal de residencia Pero también en Alemania, en el estado federado de Baden-Württemberg, las oficinas de migraciones tienen una serie de preguntas, que han dado en llamarse "cuestionario musulmán", en el que se interroga a los aspirantes a la nacionalización por su postura frente al terrorismo, los judíos, la homosexualidad y la igualdad de los sexos "Deberían dejar de hacer ese tipo de exámenes, pues incluso si una persona los aprueba, no es una garantía de que se integrará en el país", dijo a Apro el demógrafo Hedwig Birg, catedrático de la Universidad de Bielefeld En su opinión, sería más recomendable que se dedicara toda la atención y energía a la creación de buenas escuelas de preprimaria, al estilo de las de Francia, para que los niños mejoren posibles deficiencias en el idioma y la integración se presente por sí sola "De este modo, los niños de familias de inmigrantes pueden asistir a una escuela, en igualdad de condiciones con el resto de los alumnos, y mejorar su posibilidad de acceso futuro en el mercado de trabajo", señaló Birg Nadie duda que uno de los factores más importantes para promover la integración es el dominio de la lengua del país anfitrión Desde 2005, debido a la nueva ley de migración, el Estado alemán financia cursos de integración para inmigrantes Hasta ahora han participado unas 140 mil personas Pero el ministro del interior, Wolfgang Schäuble (CDU), acaba de anunciar recortes en los fondos para cursos de integración Este año se destinarán 141 millones de euros, 67 millones menos que el año pasado ¿Qué tan alemán debe ser un extranjero para acceder a la ciudadanía alemana? Sobre esta pregunta gira el debate El trasfondo se vuelve comprensible si se tiene en cuenta que una creciente proporción de los inmigrantes proviene de países de cultura islámica La comunidad turca, con 19 millones de personas, es numéricamente la más importante De los 137 mil nacionalizados en 2003, dos tercios provenían de países islámicos Sin embargo, dicho número no dice mucho acerca de la religiosidad o la mentalidad de las personas Algunos políticos de la CDU suponen, por el contrario, que muchos musulmanes encuentran grandes diferencias entre el Corán y la Constitución alemana Alemania se ha convertido en un país de migración Pero el Estado se negó, durante décadas, a aceptar el hecho probado En Alemania viven 67 millones de extranjeros Pero son 14 los millones de habitantes que tienen raíces extranjeras El número de nacionalizaciones, sin embargo, disminuye cada año Con la nueva ley de nacionalidades, aprobada en 2000, se añadió el principio del país de nacimiento al hasta entonces principio válido de país de origen A partir de entonces, el lugar de nacimiento es también determinante El año pasado, 200 mil recién nacidos, de padres extranjeros, se convirtieron en alemanes También éste es un motivo para las bajas tasas de nacionalizaciones La convocatoria para presentar un examen de integración agita el fantasma de la cuestión extranjera Se generan rechazos y miedos, que no contribuyen a la coexistencia El método se ha mostrado exitoso a la hora de captar votos de la derecha El tema cobra relevancia si se tiene en cuenta el desarrollo demográfico de Alemania, y su necesidad imperiosa de atraer inmigrantes Se busca entonces impregnar en el presente una sociedad alemana que, por fuerza, en el futuro, tendrá otra composición y otra forma de verse a sí misma

Comentarios