Jovenes violentos

lunes, 17 de abril de 2006
Paris, 17 de abril (apro) - Les llaman les casseur La mayoría es joven, muchos adolescentes Viven en los barrios de la periferia y se infiltran en las manifestaciones estudiantiles para provocar la violencia: lanzan botellas y piedras a los agentes de la policía, incendian autos, rompen escaparates, saquean establecimientos, asaltan en masa? Las imágenes de violencia provocadas por los casseurs ("los que rompen") dieron la vuelta al mundo durante las manifestaciones estudiantiles de Francia Pronto, los sindicatos y organizaciones de estudiantes se deslindaron de ellos La presencia de estos vándalos en manifestaciones de protesta no es nueva, pero ahora ha tomado una dimensión alucinante, dice la socióloga Brigitte Larguèze De origen anarquista, militante feminista y de izquierda, Larguèze cuenta con una experiencia doble en este tema: por un lado, ha pasado años trabajando en los suburbios desfavorecidos para establecer los nexos entre exclusión social y escolar; por la otra, ha participado en innumerables movimientos de protesta y ha visto cómo operan los servicios de seguridad de la policía Más aún, hace un año, durante una manifestación estudiantil, su hijo fue salvajemente atacado por una banda de vándalos Esta experiencia la marcó Impulsó así una nueva reflexión sobre la violencia urbana En entrevista con Apro, la socióloga explica el fenómeno de estos vándalos y su evolución Afirma: "Podemos decir que, desde comienzos de los años 70, ha habido incursiones de vándalos durante las manifestaciones Pero hay dos tipos de vándalos: el primero enarbola una causa política A este tipo pueden pertenecer grupos de anarquistas, de extrema izquierda, de extrema derecha (neonazis), altermundistas o los ?autónomos?, que surgieron en los años 70 y que aún existen Atacan a la policía y, generalmente, a los que consideran símbolos del capitalismo, como bancos o comercios de lujo Tienen ante todo una motivación política y --salvo los grupos de extrema derecha-- no agreden a las personas que participan en una manifestación "El segundo tipo de vandalismo --que actualmente está tomando más importancia-- no enarbola ninguna reivindicación", y está formada por grupos de jóvenes hijos de inmigrantes que habitan los suburbios Cuenta que la primera vez que vio a esos vándalos fue a principios de los años 90 Se infiltraban en las manifestaciones y "aprovechaban para romper escaparates y robarse lo que pudieran antes de que llegaran las fuerzas de seguridad Pero no atacaban ni a la policía ni a los manifestantes Desde entonces funcionaban en bandas, altamente jerarquizadas, con un cabecilla y una organización precisa" "Poco a poco ?explica-- estos vándalos evolucionaron Comenzaron a hacerse más presentes en las manifestaciones estudiantiles, en las que los participantes son jóvenes y cuyas marchas no cuentan con sistemas de seguridad propios" Recuerda que, durante una manifestación realizada en 1998 por estudiantes de secundaria, "estas bandas se acercaban a la marcha e insultaban a sus participantes Les tiraban piedras, se burlaban de ellos, les agarraban sus pancartas No los agredían físicamente, pero había intención de atemorizarlos Fue algo que me sorprendió mucho" El 8 de marzo del 2005 "algo cambió de manera radical", dice "Mi hijo participaba en una manifestación estudiantil en rechazo a una reformada educativa llamada ley Fillon Tenía 15 años de edad Estaba en primero de preparatoria Numerosos vándalos vinieron a la manifestación Entonces un joven blak se acercó a mi hijo y le pidió su teléfono celular Mi hijo dijo que no tenía El líder estaba acompañado de otros 15 jóvenes, que comenzaron a cercarlo De pronto, le dieron una patada en la espalda Cayó al suelo Se le abalanzaron los otros 15 Patadas, bastonazos en la cabeza, golpes?una paliza terrible" Larguèze recuperó a su hijo en el servicio de urgencias del hospital Tenía serias lesiones en la cabeza "Ese día, los vándalos franquearon una nueva etapa: su objetivo ya no era atacar a los policías o robar, sino agredir al saleblanc (blanco cochino) A partir de entonces, existe una reivindicación racista en sus acciones Fue algo alucinante que nunca imaginé" Se calcula que, ese día, unos mil bándalos se infiltraron en la manifestación de 9 mil estudiantes de bachillerato Las agresiones fueron numerosas y brutales "Los chicos estaban aterrorizados Ya no quisieron salir a la calle a protestar A partir de ese día, el movimiento de protesta se disolvió y la ley Fillon fue aplicada", comenta Larguèze habla también de la actitud de las fuerzas policiales "El año pasado, en dicha manifestación, las fuerzas del orden no reaccionaron frente a la violencia de los vándalos Cuando mi hijo era agredido, había un grupo de policías a diez metros de distancia Sé reían de la golpiza que le estaban dando Era claro que las órdenes eran no intervenir Muchos padres de familia pensamos que quizás fue una estrategia del gobierno para terminar con el movimiento estudiantil "En este año --prosigue Larguèze? durante las manifestaciones en contra del Contrato del Primer Empleo (CPE), las mayores agresiones se registraron en las marchas donde protestaban exclusivamente los jóvenes Tanto el 18 de marzo (disturbios en la Sorbona) como en la violencia ocurrida en la Explanada de los Inválidos (23 de marzo), las fuerzas del orden mostraron pasividad" Un manifestante que estuvo en la Explanada de los Inválidos, narra: "Mi amigo estaba en el suelo y una banda lo golpeaba frenéticamente en la cabeza y en el vientre Les grité a los CRS (policías antimotines) que vinieran a ayudar, pero ni se movieron Sólo miraban" Eric Mildenberger es el responsable nacional de las Compañías Republicanas de Seguridad (CRS) Al principio, la misión de estas fuerzas de seguridad fue garantizar el orden para evitar que las manifestaciones degeneraran en violencia urbana --¿Cuáles son los momentos críticos de las manifestaciones? --se le, pregunta --Cuando hay peleas internas en las manifestaciones, cuando los vándalos atacan a los manifestantes y, sobre todo, cuando las manifestaciones concluyen y sus participantes se dispersan Esta es, digámoslo así, la hora de la "cita" que se dan los vándalos para atacar a las fuerzas policiales, para lanzan proyectiles, piedras, botellas? --¿Lanzan también pinturas? --No, la pintura es de la policía Son cápsulas de pintura que son lanzadas con pistolas tipo laser para identificar mejor al presunto vándalo y poderlo detener después Y es que los vándalos son sumamente ágiles Basta una simple señal, un grito o un silbato para que, en segundos, decenas de jóvenes corran y salten sobre los techos de los autos y empiecen a golpear todo lo que se les ponga enfrente El pasado 23 de marzo, la policía arrestó a 420 personas En los hechos ocurridos en la Explanada de los Inválidos de París, se detuvo a 150 jóvenes Muchos de estos manifestantes fueron arrestados por error Tuvieron la mala fortuna de encontrarse en el lugar y en el momento equivocado Algunos de ellos fueron atacados con gases lacrimogenos y macanas Después de los enfrentamientos violentos del 18 y 23 de marzo, el ministro del Interior, Nicolas Sarkozy dio ordenes más claras a las fuerzas policiacas: "Flexibilidad y tolerancia para los manifestantes; firmeza para los vándalos" Las dos manifestaciones siguientes (28 de marzo y 4 de abril) se desarrollaron de manera menos violenta y se registraron menos altercados Otro elemento que contribuyó a disminuir la violencia fue la participación en las manifestaciones de los sindicatos, quienes cuentan con "servicios de orden": fornidos afiliados que disuaden a cualquiera que tenga intenciones de agredir "El drama de todos estos sucesos ?retoma Larguèze-- es que la libertad de manifestación --derecho inalienable de la democracia--, se pone en entredicho, sobre todo si se trata de manifestantes jóvenes, que no cuentan con los medios para defenderse por sí mismos" Si bien la policía afirma que los vándalos actúan en pequeños grupos y sin ningún tipo de organización, Larguèze sostiene lo contrario: "Son bandas bien organizadas Se coordinan por medio de sus teléfonos celulares, planean sus acciones, seleccionan a quién o a quiénes van a atacar Por lo general, son bandas con una jerarquía bien establecida y formada por entre 15 y 20 individuos, algunos de 12 años de edad Algunas bandas son completamente blak otros beur (de origen árabe) y también las hay con miembros de origen heterogéneo Se manejan con una lógica de territorios Hay rivalidades, alianzas, treguas "Tienen un sistema de valores bien establecido, sobre todo el relacionado con el de la virilidad: aquellos signos exteriores que les parece que atentan contra dicha virilidad los saca de quicio No soportan a los punks, por ejemplo Les parecen muy ?afeminados? Su relación también con las mujeres es aterradora Viven molestándolas y están convencidos que son objetos de su propiedad "Pero también existen bandas de chicas, que son igual de violentas Una de estas bandas quiso meterse a nuestra manifestación No la dejamos Nos gritaron que éramos racistas y no queríamos que se manifestaran con nosotros Yo les pregunté que de qué escuela venían, y la líder me contestó: `Nosotros somos de ?la cité? (La cité es la palabra que engloba a todos los suburbios marginados)" La socióloga afirma: "Lo primero que hay que hacer es hablar y no tener miedo de llamar a las cosas por su nombre" Explica: "Mi hijo fue victima de un racismo antiblanco, y todos los racismos son condenables (?) Estos vándalos son criminales, son una minoría que vive en los suburbios aterrorizando también a su entorno Lo cierto es que el 85 por ciento de los jóvenes que vive en estas zonas marginadas rechaza lo que hacen estos vándalos "Sus motivaciones son ?romperle la madre al policía? o casser du blanc (romper rubios), además de robar o destruir Su violencia es una violencia en estado puro, colérica Existe una palabra que define bien su modo de actuar: la anomia Es decir, la ausencia total de normas, reglas Su violencia es también así fortuita, sin razón aparente, llevada al extremo" Larguèze considera que esta violencia es fruto de múltiples factores: exclusión, familias desintegradas, desempleo, pobreza? Pero, advierte: "Las causas no justifican la violencia de sus actos" Y señala que "en este punto existe actualmente una gran discusión ideológica, sobre todo en las filas de la izquierda radical Para unos, es inaceptable hablar de un ?racismo antiblanco? Ello, dicen, es estigmatizar a estos jóvenes, que son víctimas del abandono y la exclusión en los que el gobierno francés los ha tenido por más de 30 años "Pero otros ?yo incluida-- pensamos que si queremos terminar con la exclusión y con toda forma de racismo, hay que comenzar por ver las cosas de frente, por más terribles que éstas sean, y no encerrarse en conceptos ideológicos que niegan esta espiral violenta, aterradora y, lo que es más grave, real"

Comentarios