Benedicto XVI: Encuentro en Valencia

lunes, 3 de julio de 2006
Roma, 3 de julio (apro) - Como parte de su lucha contra las reformas legales en materia civil y social que se han registrado durante los últimos años en Europa ?en especial los matrimonios del mismo sexo--, la Iglesia católica realizará en Valencia, España, el Encuentro Mundial de las Familias Para el evento ?que será clausurado el próximo 9 de julio por el Papa Benedicto XVI--, el Vaticano ha puesto en marcha su poderosa maquinaria: organizó el tercer viaje del pontífice fuera de Italia, se hizo cargo de la logística para que "una multitud" pueda asistir a las misas y talleres que se llevarán a cabo del 1 y hasta el 9 de julio en esa ciudad, e instaló un sitio en Internet dedicado al evento El tema principal del encuentro: "La transmisión de la fe en la familia" De acuerdo con el programa del evento, Benedicto XVI visitará durante 30 horas la ciudad de Valencia Allí, sostendrá encuentros con los reyes de España y con el presidente del gobierno de este país, José Luis Rodríguez Zapatero Para ello, un equipo de arquitectos y operarios inició en el Palacio Arzobispal de Valencia las obras de acondicionamiento del apartamento pontificio, ubicado en la primera planta del edificio El pasado 27 de mayo, Benedicto XVI aprobó un decreto emitido por la Penitenciaría Apostólica Este dice que concederá la indulgencia plenaria a los fieles que participen en alguna de las misas y en la clausura del Encuentro En términos religiosos, por indulgencia plenaria se entiende la remisión de toda la pena temporal merecida por el pecado, de tal modo que no es necesaria ninguna otra expiación en el Purgatorio El pontífice desea que esta iniciativa sea "un gran beneficio para la Iglesia, especialmente con la reflexión profunda sobre el tema de la familia" Fobia vaticana A pesar de las tensiones que han caracterizado en los últimos años las relaciones de la Iglesia de Roma y el Episcopado Español con el gobierno de éste país, el Papa se reunirá por primera vez en privado con el presidente Rodríguez Zapatero, en cuya administración se aprobó la legislación española, que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo y a la cual se ha opuesto la Iglesia católica El pasado 25 de junio, durante su estadía en Paraguay, el cardenal Franc Rodé, prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica, sostuvo que la Iglesia católica "no puede negociar" su defensa del matrimonio como la unión exclusiva de un hombre y una mujer Recordó que el Papa Benedicto XVI reiteró esta posición en un reciente discurso ante parlamentarios europeos Y anticipó que el pontífice hablará "muy claramente" en Valencia Si la Iglesia católica ha declarado la guerra a un modo de vivir, el camino que tomado el Parlamento Europeo es igualmente rígido En enero pasado, esta institución europea aprobó una resolución que considera como derechos el matrimonio homosexual, la adopción de menores por parte de éstos y las manifestaciones, como las del "Orgullo Gay" Incluso, dicha resolución contempla posibles sanciones contra los Estados miembros de la UE que se opongan a ella Hasta ahora, el matrimonio entre personas del mismo sexo es totalmente legal en cinco países: Bélgica, España, los Países Bajos, Reino Unido y Canadá También lo es en el estado de Massachusetts (Estados Unidos) Además, en otros ocho países europeos se han hecho extensivos a uniones civiles muchos derechos y obligaciones establecidos para el matrimonio entre personas heterosexuales Estos ocho países son: Alemania, Dinamarca, Finlandia, Francia, Islandia, Noruega, Suecia y Suiza La legalización del matrimonio homosexual en España entró en vigor en julio de 2005, a pesar de la férrea oposición del Partido Popular (derecha) y de la Conferencia Episcopal Española (CEE), máximo representante del Vaticano en ese país Con determinación, el gobierno de Rodríguez Zapatero redujo los plazos para obtener el divorcio y no convirtió en obligatoria la enseñanza de la religión en las escuelas públicas, como quería el anterior y conservador gobierno de José María Aznar Las Conferencias Episcopales de Europa (CCEE) argumentaron que, lejos de ser un camino "progresista, laico y moderno", el "matrimonio homosexual" en España recaerá como un "boomerang" en las nuevas generaciones En Italia, el pasado 28 de mayo, Franco Grillini, diputado de los demócratas de izquierda y exmiembro de Archigay, presentó un nuevo provecto de ley llamado Pacto de Solidaridad Civil (PACS) Este proyecto prevé deberes y derechos a los matrimonios homosexuales, particularmente en el ámbito penal, fiscal, médico y de seguridad social Está basado en el modelo francés de los PACS, que fueron instituidos en noviembre de 1999 por el gobierno socialista de Lionel Jospin Sin embargo, en Francia fracasaron las propuestas que buscaban otorgar a las uniones entre homosexuales un estatuto similar al matrimonio Homosexualismo y religión Paradójicamente, el problema principal de la Iglesia de Ratzinger son los propios católicos, quienes, a pesar de las múltiples proclamas del Vaticano, no comparten las tesis del matrimonio homosexual a toda costa La Institución italiana de Investigación EURISKO realizó en mayo pasado una encuesta con mil ciudadanos italianos de entre 25 y 64 años de edad El resultado fue el informe titulado Los italianos, entre religión y ética Según este informe el 68 por ciento de los católicos en este país está a favor del provecto de ley que prevé la legalización de las uniones entre personas del mismo sexo; y el 70 por ciento está a favor de la enseñanza de "otras religiones", además del cristianismo católico, en las escuelas pública El llamado Pacto Civil de Solidaridad (PACS) cubriría un vacío existente en la legislación italiana ante la transformación de la sociedad, cuyos miembros tienden a no casarse y a convivir por muchos años, aun siendo creyentes católicos Según datos facilitados por el Instituto Estadístico italiano (Istat) más de medio millón de parejas en este país no contrajo matrimonio (el doble que hace diez años) Más, el 23 por ciento de las 22 millones de familias italianas no responde a la tipología tradicional de una familia: padres y madres solteros, personas que viven solas y parejas de hecho "No tenemos relaciones formales con la Iglesia universal de Roma De hecho, la Iglesia nos ignora", comenta decepcionado Gianni Geraci, presidente de la Coordinación de Homosexuales Católicos, una organización que reúne 24 asociaciones compuestas por sacerdotes y laicos En 1999, el grupo de Geraci organizó un congreso titulado "Las personas homosexuales en la Iglesia Recorridos y perspectivas" Su objetivo: elaborar un documento religioso que tuviese como tema los homosexuales católicos Cuando terminó el encuentro, enviaron el material a los 50 obispos de Italia, incluyendo al presidente de la Conferencia Episcopal de Italia (CEI), Camillo Ruini "Sólo dos obispos respondieron a nuestra carta y ninguno tomó en consideración nuestras propuestas" contó Geraci a Apro Tres años más tarde, algunos miembros de la Comisión de la Familia de la CEI solicitaron la colaboración de Geraci para realizar un estudio sobre homosexuales Le pidieron trabajar de 2002 y hasta 2004 y producir un documento final, que resultó ser de 350 páginas Lo entregó, pero, de nuevo, no hubo ni una respuesta Oficialmente, el Vaticano considera los actos homosexuales como "pecados graves" Sostiene, sin embargo, que deben "ser acogidos con respeto y delicadeza" Conocido por sus posiciones severas, el cardenal colombiano Alfonso López Trujillo, presidente del Consejo Pontificio para la Familia del Vaticano, emitió, el pasado 6 de junio, un documento titulado Familia y procreación humana, el cual apunta: "Es el eclipse de Dios" y la raíz de la "profunda crisis actual de la verdad" lo que inspira a leyes que "intentan reconocer parejas insólitas" formadas por "homosexuales que reivindican los mismos derechos reservados a marido y mujer" Y critica a las "mujeres que viven una unión lésbica, revindicando derechos análogos, exigiendo leyes que les den derecho a la fecundación o al implante embrional" A Geraci se le pide opinión sobre este documento Se pone serio "Es un documento político y no ha sido firmado por el Papa" dice Sin embargo, para celebrar el Encuentro Mundial de las Familias, el Vaticano difundió recientemente un documento de 62 páginas que contiene un texto fechado el 6 de junio de 2005 y firmado por Joseph Ratzinger: "Las diferentes y actuales formas de disolución del matrimonio, a partir de las uniones libres y ?matrimonios de prueba? y hasta los pseudo-matrimonios entre personas del mismo sexo, son expresiones de una libertad anárquica", dice el texto Enrico Oliari, de 36 años de edad, presidente de Gay Lib, organización italiana de homosexuales liberales y de centro derecha, dice a Apro: "La derecha no hizo nada para reconocer jurídicamente nuestra posición, pero también la izquierda es bastante hipócrita" Añade: "Yo y Lorenzo, mi compañero, nos queríamos comprar una casa y pedir una ayuda estadal, pero no fue posible porque una ley regional lo prohíbe () Es que no reconocen que somos una pareja Si yo muero, él no podrá ejercer de forma directa sus derechos de heredero Estas son solamente una parte de las discriminaciones que tenemos que enfrentar"

Comentarios