Libano: Castigo colectivo

lunes, 31 de julio de 2006
México, D F, 31 de julio (apro)- La represalia de Israel contra Hezbollah baña de sangre a Líbano Es un castigo colectivo en el que se olvida, se abandona, se niega el respeto sin excepción posible a la población civil y a sus suministros básicos Alcanza a cientos de miles la guerra total que atropella el derecho internacional producto de la experiencia de la Segunda Guerra Mundial La diplomacia, la razón, el entendimiento, las normas internacionales de derecho, el diálogo multilateral, la mediación, el cumplimiento de acuerdos de Naciones Unidas, la observancia de los derechos humanos?todo fue reducido por Israel a letra muerta Nada limita el poder total, el poder militar utilizado para hacer avanzar intereses geoestratégicos de Estados Unidos e Israel en la región para remodelar Medio Oriente y para alcanzar lo que llama su seguridad y debilitar a los países que considera sus enemigos: Irán y Siria, pero sobre todo para aplastar, liquidar a un actor que no es un Estado y que lo ha desafiado: Hezbollah Los árabes en las calles y la opinión pública --igual de chiitas que de sunitas--, apoyan a Líbano y a Hezbollah, cuyo líder Hassan Nassralah se convierte en un ícono La marea crece en contra de Israel y Estados Unidos en los países árabes y amenaza con anegar a la región Incluso, los gobiernos aliados de Washington, como Arabia Saudita, Jordania o Egipto, cambian su discurso La Corte Real Saudita advirtió que, "si la opción de paz es rechazada debido a la arrogancia israelí, entonces la opción de la guerra permanece, y nadie conoce las repercusiones que amenazan a la región, incluyendo guerras y conflicto que no dejarán a salvo a nadie" La crisis de Líbano se añade a la reocupación militar de Gaza por parte de Israel y al castigo colectivo que infringe al gobierno de Hamás y al pueblo palestino Ambos conflictos inflaman la opinión pública árabe Sin apreciar lo peligroso del fuego que están encendiendo incluso para sus propios intereses, Washington y Tel Aviv quieren terminar esa guerra con la transformación del balance de poder en el Levante: derrotar a Hezbollah, reducir la influencia de Siria y anular la posibilidad de que Teherán continúe proveyendo armamento a la poderosa milicia que dirige Nassralah Israel necesita tiempo y Washington lo apoya Una horas después de iniciados los bombardeos sobre Líbano, el presidente Bush declaró que el gobierno de Ehud Olmert tenía el "derecho a defenderse," con lo que expidió un cheque en blanco para la invasión armada La diplomacia sin oportunidad La actividad diplomática de Washington ha sido lenta y de contención para garantizar espacios a la ofensiva militar israelí La Casa Blanca dio pasos sólo 10 días después de iniciada la ofensiva de Israel Lo hizo forzado por una fuerte presión internacional ante la matanza de civiles La Conferencia Internacional en Roma, realizada el pasado miércoles, fue un fracaso para Líbano Washington se opuso a un alto al fuego inmediato y temporal en Líbano Canceló así la posibilidad de que las armas callaran En la Conferencia de Roma (Líbano, 14 países americanos, europeos, árabes aliados de Estados Unidos, más Rusia, la ONU y el Banco Mundial), Condoleezza Rice, secretaria norteamericana de Estado, volvió a ser inflexible: Washington impidió forjar una tregua en Líbano e impidió que se aprobara el "cese inmediato del fuego" En lugar de ello, hubo un compromiso de trabajar "con urgencia" para poner fin a la violencia actual y a las hostilidades, lo que llevará tiempo y permitirá a Israel continuar su ofensiva en Líbano Olmert lo leyó como un "apoyo del mundo para continuar la guerra y erradicar a Hezbollah" Israel anuncia ya la guerra total contra Hezbollah en Líbano Para Washington y Tel Aviv, no habrá alto al fuego hasta alcanzar el objetivo de destruir a Hezbollah Estados Unidos también se planteó en Irak un triunfo rápido, pero el resultado ha sido otro: las fuerzas invasoras continúan en un pantano, donde la violencia crece sin cesar La Conferencia de Roma acordó poner en pie una "fuerza internacional? autorizada bajo el mandato de la ONU", lo que también llevará tiempo Para el primer ministro de Líbano, Fuad Siniora, la conferencia no cumplió su objetivo principal: "Queríamos un alto al fuego inmediato", dijo La arrogancia de Israel y su desprecio por el derecho internacional no tienen límites El Consejo de Seguridad de la ONU no pudo condenar la agresión armada Washington objetó dicha condena y rechazó incluso cualquier crítica a Israel Ello, a pesar de que Israel bombardeó un edificio de la Fuerza Interina de Naciones Unidas para Líbano ubicada en Jiam, en el cual murieron cuatro observadores internacionales La agresión había sido calificada por Kofi Annan como "aparentemente deliberado" La crisis y el desacuerdo en el Consejo de Seguridad pueden tener consecuencias La respuesta de Hezbollah La destrucción de Hezbollah no será una tarea fácil para Israel Tel Aviv aseguró hoy que Hezbollah utilizó misiles de largo alcance para atacar la ciudad israelí de Al Afula, situada a 50 kilómetros de Haifa La milicia chiita había anunciado el inicio de una "nueva etapa de combates" con el lanzamiento de misiles Jaibar I contra una localidad más allá de Haifa A lo largo de dos semanas, Hezbollah respondió a la ofensiva israelí lanzando 2 mil 300 misiles y cohetes contra las ciudades del norte de Israel Castigó particularmente a Haifa, tercera ciudad israelí por su tamaño, ubicada a 30 kilómetros de la frontera con Líbano Ello muestra que el armamento de Hezbollah ha aumentado su poder y alcance y que Israel puede considerarlo una verdadera amenaza Se trata del más largo ataque sostenido contra Israel desde su guerra de independencia Hasta ahora, Israel --que se plantea recuperar la seguridad en su frontera-- ha fracasado en su intento de aplastar a Hezbollah en Líbano Esta milicia, fundada en 1982 para responder a la invasión israelí --lo que le ganó un enorme apoyo popular-- y que ahora, tras haber conseguido la salida de Israel de Líbano en 2000, es el grupo militar con mayor fuerza en el país de los cedros Es también partido político y participa en el gobierno que encabeza el primer ministro Fuad Siniora Hezbollah nació con el apoyo de Irán, y antes de esta guerra, tenía el control de la frontera de Líbano con Israel, el cual se ha propuesto destruir lo que llama "un Estado dentro del Estado", como en 1982 se planteó destruir a la Organización para la Liberación de Palestina de Yasser Arafat Todos los actores --Estados Unidos, Israel, Europa, los países árabes de la región aliados de Washington, Siria e Irán-- mueven sus fichas en el tablero de un juego internacional de alto riesgo Dicho juego se desarrolla en una región que atraviesa por los mayores peligros de desestabilización total, con un trasfondo de proliferación nuclear porque otro tipo de disuasión se ha vuelto insuficiente También están presentes los grandes intereses geoestratégicos en una región que cuenta con la producción más elevada de petróleo Estados Unidos ha señalado a Irán y a Siria como ejes del mal, y ahora insiste, junto con Israel, en que deben dejar de apoyar a Hezbollah Rice lanzó una amenaza a Siria y a Irán: les demandó cambiar su política en Medio Oriente y, en particular, en Líbano "Que cada quien elija", dijo Advirtió a Damasco y a Teherán que "no se puede regresar al statu quo anterior" La crisis de Líbano disminuyó la presión internacional sobre el programa nuclear iraní, mientras Irán sigue siendo un actor imprescindible en la formación de un arco chiita, desde Teherán a Líbano, pasando por Irak La actual crisis podría aumentar ?en vez de disminuir-- la proyección regional de Irán Lo cierto es que la animadversión a Israel y a Estados Unidos va en aumento acelerado en las calles de los países árabes y en los medios de comunicación Si Washington piensa que Siria puede tener la tentación de volver a ser un actor importante en la política libanesa a cambio de quitar su apoyo a Hezbollah, se estaría equivocando nuevamente El tamaño de la respuesta de Israel en Líbano estaría mostrando el temor a Hezbollah por su vínculo con Irán y Siria y la vocación bélica de Israel, así como la urgencia que tienen Washington y Tel Aviv de avanzar en sus objetivos en Medio Oriente frente al crecimiento de otros actores, particularmente de Irán