Costa Rica-Chile: Negligencia mortal

lunes, 7 de agosto de 2006
San José, Costa Rica, 7 de agosto (apro) - Laura Sariego tenía 19 años, Elena 17 y Rafaela 9 cuando supieron lo que es un fusil de asalto M-16 El fusil les puso tres ataúdes enfrente y una catedral con una multitud conmocionada en San José Durante toda la ceremonia litúrgica, con sermones de arzobispos y presidentes, lo más terrible para ellas fue no saber en cuál caja estaba su hermana Rocío Sariego, y dónde poner la flor que habían cortado para ella Rocío Sariego, asesora cultural de la embajada de Chile en Costa Rica, así como Roberto Nieto, primer secretario, y Christian Yuseff, cónsul de esa embajada, fueron asesinados el 28 de julio de 2004 en el edificio de dicha misión diplomática por un policía encargado de la seguridad, quien después se suicidó Catalogado hasta ahora como un hecho policial, el suceso huele cada vez más a escándalo político por la inexplicable tardanza de siete horas por parte de ambos gobiernos para salvar la vida de los diplomáticos Jorge Sariego, quien lleva 24 meses realizando su propia investigación de la tragedia, divulgó el informe de un reconocido especialista forense chileno, según el cual su hija Rocío Sariego y el cónsul Christian Yuseff sobrevivieron de dos a cinco horas, luego de ser heridos por el policía Orlando Jiménez Jímenez era miembro de la Fuerza Pública de Costa Rica y estaba asignado a la vigilancia de la sede diplomática El ataque se produjo el mismo día en que fue notificado de su traslado a otro destino, a pedido de los funcionarios chilenos Sariego planteó a los gobiernos de Michelle Bachelet y de Oscar Arias, ambos elegidos recientemente, limpiar la imagen de sus países y hacer una investigación seria sobre los hechos, pues la responsabilidad no sólo recae en el gobierno chileno que no promovió ni autorizó la entrada de la policía costarricense la misión diplomática cuando los dos funcionarios de la embajada se encontraban aún con vida "Hubo un deficiente accionar de la policía de Costa Rica, que no ingreso cuando debía hacerlo a pesar de que tenían toda la información de lo que ocurría adentro y que, desde 11 minutos después de los hechos, el agresor ya no representaba una amenaza El deber de Costa Rica como Estado receptor era, ante todo, resguardar la seguridad de la embajada y de sus miembros, como lo consignan las leyes internacionales", subrayó El elemento que da mayor respaldo a las exigencias de los familiares de las víctimas es el informe elaborado por el doctor Luis Ravanal Zepeda, quien reveló detalles hasta ahora no conocidos de sus conclusiones Ravanal es miembro fundador de la Sociedad Chilena de Medicina Legal y Criminalística (SOCIMEL) y célebre por haber participado en la investigación de restos humanos y causas de muerte de las víctimas de la Operación Cóndor Según el especialista chileno, Sariego y Yuseff habrían permanecido por un prolongado periodo de tiempo con vida, ya que ambos sufrieron lesiones pulmonares, quirúrgicamente tratables, y todas las complicaciones se derivaron de la demora en brindarles ayuda médica Médico de 41 años de edad, asesor de equipos de abogados de derechos humanos y miembro del Center of International Forensic Asistance -- organismo internacional de asistencia forense con sede en Glasgow--, Ravanal encontró "numerosas omisiones y deficiencias" en los procedimientos realizados por la Sección de Patología Forense del OIJ en el examen de los cuerpos, en los informes de las autopsias y en los métodos para establecer el momento de los fallecimientos El experto chileno analizó los dictámenes médico legales de las dos víctimas, los videos filmados en el lugar de los hechos, narrados y ejecutados por el doctor Luis del Valle Carazo, jefe de Patología Forense, y los confrontó con una serie de variables, como testigos métricos, estado del tiempo, humedad atmosférica, etcétera Entre las fallas en que incurrió la Sección de Patología del OIJ señaladas por Ravanal, figuran mediciones "hechas a dedo" del orificio de entrada de los proyectiles y dictaminar "un tiempo de muerte de 6 a 9 horas previo al levantamiento de los cuerpos, que fue entre las 00:05 y las 00:20 horas del 28 de julio" Nueve horas es un rango absurdo ?comenta el experto chileno--, ya que eso sería a las 15:05, hora en que ni siquiera se habían iniciado los hechos En el rango mínimo de seis horas, por el contrario, los patólogos del OIJ otorgan dos horas de sobrevivencia a ambos chilenos, lo que contradice su dictamen de muertes instantáneas El informe de Ravanal fue decisivo para que la familia Sariego iniciara una querella contra el exembajador de Chile en Costa Rica, Guillermo Yunge, quien fue acusado ante el primer juzgado del crimen de Santiago de Chile por "cuasi-delito" de homicidio por actuar en forma negligente y por impedir el ingreso de la policía a la sede diplomática Ravanal ya prestó declaración ante el juzgado chileno en diciembre pasado Minuto 11 Aquel martes hubo siete disparos y cuatro víctimas Tres de ellos vivieron una larga agonía, incluido el guarda Orlando Jiménez El guarda abrió fuego contra el primer secretario de la embajada, Roberto Nieto, a las 15:52 horas, aproximadamente Nieto fue el único de los tres que habría muerto instantáneamente Once minutos después el guarda se disparó en la barbilla y también comenzó una agonía "excepcional" Había siete funcionarios presos del pánico, dos encerrados en un baño y cinco en las oficinas de ProChile (entidad encargada de las exportaciones y situada en la parte trasera de la embajada) clamando ayuda desesperadamente e informando sobre la situación interna, ya que siempre hubo contacto telefónico entre el director de ProChile, Leo Banda, y con el embajador chileno y autoridades policiales También había una línea abierta entre la oficina del primer secretario, Nieto, y el Ministerio del Interior de Chile y desde celulares que portaban algunos empleados Había un Comité de Crisis que estaba integrado por 17 altos funcionarios de Chile y Costa Rica Entre ellos, el embajador Guillermo Yunge, y el entonces ministro del Interior de Chile, José Miguel Insulza, quien andaba buscando el apoyo de Costa Rica para ser secretario general de la Organización de Estados Americanos En ese Comité de Crisis también estaban, por parte de Costa Rica, el ministro de Seguridad, Rogelio Ramos; el ministro de la Presidencia, Ricardo Toledo; el jefe del Comando de la DIS (fuerzas especiales de choque) con tres asesores, y el fiscal general de la República, Francisco Dall?Anesse Para los familiares de las víctimas, lo más inadmisible es que los asesinatos se sigan presentando como un secuestro o una toma de rehenes, ya que el guarda deambulaba malherido por las oficinas, a veces dejaba el arma, buscaba papel higiénico para detener la sangre No planteó demanda alguna No hizo el más mínimo intento por interrumpir las fluidas comunicaciones que existían desde varios celulares y desde el conmutador de la embajada con el exterior y no entabló negociaciones, como insisten varios funcionarios, porque tenía roto el paladar "Ahora que sabemos lo que pasó --dice Laura Sariego, hermana de Rocío--, lo que más me duele es que haya muerto de un modo tan cruel El policía se disparó a sí mismo de la vergüenza No se pudo ni matar No me explico Estaba Insulza, estaba todo ese Comité de Crisis No hicieron nada Estaban negociando con un fantasma" Laura estuvo prácticamente las siete horas al lado de su padre detrás del cordón policial que rodeó el edificio de la embajada Luego, ambos fueron llevados por la policía a la misma casa donde operaba el Comité de Crisis "Una mujer decía por alta voz, si quiere negociar mueva las cortinas No pasaba nada y tampoco hacían nada", recuerda La misma canciller chilena, Soledad Alvear, admitió al día siguiente de la tragedia que el guarda no representaba una amenaza: "Estando gravemente herido, no tenía ninguna capacidad de reaccionar y no quedaba sino entrar a la embajada Al momento de hacerlo, nos encontramos desgraciadamente con cuatro personas muertas" Les tomó siete horas tomar la decisión Siete horas en las que el edificio estaba controlado con francotiradores, fuerzas especiales de la DIS, miras infrarrojas La visibilidad al interior era absoluta, la puerta principal permaneció todo el tiempo abierta; se sabían los desplazamientos del guardia? El pacificador desairado "Teníamos gente apostada por todas partes Hasta se movieron comisarías móviles", asegura el coronel Alfonso Ayub, una figura notable por resolver de manera incruenta los pocos casos de secuestros que ha habido en Costa Rica (la toma de la embajada de Nicaragua y el secuestro en la Corte Suprema de Justicia en los años 90) "Como a las 1640 horas, la policía estaba lista para entrar Yo propuse llevar al chofer, a la empleada doméstica y a un miembro de la Cruz Roja Yo conocía a Jímenez personalmente, un hombre humilde, campechano", al que hubiera podido convencer de entregar el arma En el Comité de Crisis también estaba Insulza, cuyo desempeño en el manejo de la situación y de las acciones posteriores son motivo de investigación Por la mañana del día siguiente, Insulza se presentó en la oficina del doctor Luis Valle, director de Patología Forense del OIJ, el médico responsable de elaborar los dictámenes médicos legales de las tres víctimas Jorge Sariego se sorprendió al verlo salir de la oficina del médico forense antes de que él pasara por el duro trámite de reconocer el cuerpo de su hija El doctor Valle ofreció una conferencia el 29 de julio, en la que expuso su asombro ante la agonía "excepcional" de "varias horas" que tuvo el policía Orlando Jiménez Se iba desangrando lentamente, "iba perdiendo la capacidad de ejecutar acciones, la fuerza, la capacidad de deambular" Detalles como que hubo que esperar a que el presidente chileno Ricardo Lagos saliera de una cena para autorizar el ingreso de la policía, son los que instigan a Jorge Sariego a seguir escarbando con paciencia de jardinero y establecer los grados de responsabilidad de cada personaje en uno y otro gobierno, siempre con ayuda de especialistas, evidencias fidedignas, cintas magnetofónicas e informes técnicos que no desacrediten la solvencia de su propia investigación

Comentarios