Myanmar: Represión y tortura

lunes, 22 de octubre de 2007
Londres, 22 de octubre (apro) - La madrugada del 13 de octubre pasado los activistas birmanos Htay Kywe, Mie Mie, y Aung Thu, los últimos disidentes de aquel famoso "grupo de estudiantes de la generación de 1988" que seguían en libertad, temieron lo peor: que las violentas fuerzas policiales de Rangún los detuvieran nuevamente como a tantos otros manifestantes pacifistas y a monjes para acallar sus voces de protesta por la ausencia de democracia en Myanmar La premonición se concretó finalmente hacia las 320 de la mañana de aquel día: 70 soldados armados con ametralladoras y granadas ingresaron a la fuerza a una vivienda donde se escondía el grupo de pacifistas y detuvo a los tres activistas, junto con otras tres personas identificadas como Zaw Htet Ko Ko, Hein Htet y Aung Gyi El "grupo de estudiantes de la generación de 1988" es sinónimo de la cruenta y larga batalla por la democracia en Myanmar Su nombre deriva de la revuelta ocurrida en agosto de 1988, cuando las tropas militares abrieron fuego contra una manifestación popular de estudiantes en Rangún, provocando la muerte de miles de personas Miembros de esa organización incluyen algunos de los disidentes más populares en Myanmar, que siguen a Aung San Suu Kyi, la líder del partido opositor Liga Nacional por la Democracia (NLD, por sus siglas en inglés) y Nobel de la Paz, actualmente bajo arresto domiciliario Los principales activistas de ese grupo de estudiantes han sido víctimas de detenciones, torturas y malos tratos desde entonces por parte del régimen militar en el poder Según ha documentado el grupo Amnistía Internacional (AI) en un nuevo informe sobre la situación en ese país, titulado "Represión y Tortura en Myanmar", Htay Kywe, Mie Mie, y Aung Thu estaban organizando más manifestaciones populares pacíficas cuando fueron arrestados en una vivienda de la capital birmana Los tres disidentes eran muy próximos al líder del grupo, Min Ko Naing, cuyo nombre de guerra es Min Ko Naing (conquistador de reyes) y quien ha ganado numerosos premios de derechos humanos por su campaña pacífica por la democracia Naing fue arrestado un año después de las protestas de 1988, pasó 15 años en prisión, y fue finalmente liberado en noviembre de 2004 Junto a otros miembros claves del grupo como Ko Ko Gyi, Pone Cho y Min Zeya, Naing fue detenido nuevamente el 23 de septiembre pasado, antes de la convención anual de la dictadura militar, liderada por el general superior Than Shwe La policía birmana llevó a los seis disidentes a una comisaría no identificada de la ciudad, donde los torturó para que revelaran nombres de opositores, así como los lugares donde se organizaban las protestas La salud de Htay Kywe se deterioraba poco a poco, y la ONG en Londres temía por su vida Según el extenso informe presentado en Londres, Amnistía informó que Htay Kywe, Mie Mie y Aung Thu habían participado en las protestas en Rangún de agosto pasado, pero luego debieron pasar a la clandestinidad cuando las autoridades lanzaron una cacería para dar con los líderes de las protestas, en particular con Htay Kywe La madrugada del 21 de agosto último, 13 miembros del "grupo generación 88" fueron arrestados en una redada secreta Poco antes de su arresto, Htay Kywe contó a un miembro de Amnistía que la comunidad internacional "debe intervenir lo antes posible para prevenir más violaciones de derechos humanos" A pesar de las promesas del régimen militar de Myanmar para cooperar con Naciones Unidas, "nada ha ocurrido para mejorar la situación de derechos humanos" en la ex Birmania, destacó el informe de Amnistía El 11 de octubre pasado, el Consejo de Seguridad de la ONU, bajo pedido del presidente de Estados Unidos, George W Bush, y del primer ministro británico, Gordon Brown, deploraron las redadas policiales y detenciones a activistas pacifistas, y destacaron la importancia de la liberación temprana de prisioneros políticos Amnistía señaló que se desconoce el número exacto de detenidos en Myanmar debido principalmente a la negativa del régimen militar a dar información sobre la identidad de los presos, dónde están retenidos o cuáles son sus condiciones "Las autoridades de Myanmar están diciendo que la situación está volviendo a la normalidad y que no hay presos políticos, pero nosotros recibimos reportes contrastantes Que los arrestos masivos continúan, que algunos de los detenidos han sido juzgados dentro de prisiones clandestinas, y denuncias de maltratos dentro de las cárceles", declaró a Apro Catherine Baber, desde Rangún, encargada de la sección de Asia de AI "La búsqueda de más detenidos sigue Nosotros denunciamos que familiares y conocidos de los detenidos están siendo aterrorizados de distintas formas Personas que han experimentado abusos de todo tipo", agregó Según Baber, el organismo recibe reportes diarios de torturas "aberrantes" "Muchos de los detenidos están en condiciones deplorables en los centros de detención en Rangún, pero también en otras ciudades Algunos de ellos no reciben tratamiento médico adecuado, ni siquiera reciben agua", continuó El gobierno de Rangún sostiene que siguen detenidas a unas 3000 personas desde septiembre pasado, pero la ONG británica estima que esa cifra es tres veces superior AI también denunció los continuos allanamientos militares a viviendas de disidentes, la persecución de pacifistas y la represión en cualquier tipo de manifestación popular Además, dijo que los soldados amenazan de muerte a familiares y vecinos de manifestantes, para implementar el miedo y el pánico en la población Uno de los casos más alarmantes que denunció en su informe fue el del miembro del Partido Liga Nacional por la Democracia, Ko Win Shwe, de 42 años, quien fue detenido junto a otras 4 personas, todas ellas manifestantes pacifistas, el pasado 26 de septiembre, debido a que participó de protestas callejeras Shwe murió como consecuencia de las torturas recibidas por parte de un comando militar, que lo interrogó en una comisaría clandestina, según contó un testigo a Amnistía En el informe se denunció la detención de dos populares comediantes de Myanmar, Par Par Lay y Zargana, también conocido como Thu Ra Par Par Lay fue arrestado el 25 de septiembre pasado en la ciudad de Mandalay, durante una redada de las fuerzas militares contra las protestas anti-gubernamentales El comediante fue arrestado tras liderar a un grupo de miembros de la oposición para donar fondos para monjes budistas, símbolo también de la lucha anti-militar Se desconoce el lugar donde está detenido Par Lay Esta no es la primera vez que el comediante había sido detenido El 4 de enero de 1996, durante el 48 aniversario de la independencia de Myanmar de Gran Bretaña, un grupo de actores y cómicos incluido Par Par Lay, actuó en la casa de Daw Aung San Suu Kyi, líder del NLD En su skecth cómico, Par Lay bromeó sobre el gobierno, y cantó afirmando con ironía que muchos de los generales de Myanmar eran ladrones Tras la actuación, él y otros cómicos del grupo, conocido como los "Hermanos del Mostacho", fueron arrestados mientras eran golpeados con cachiporras La mayoría de ellos fueron liberados después de un mes Pero Par Par Lay, otro comediante y dos miembros del NLD fueron acusados de "propagar falsas noticias sobre el régimen militar, sabiendo que eran mentiras" y el 18 de marzo de 1996, sentenciados a siete años de prisión Durante su sentencia fue enviado a un campo de trabajos forzados, donde debió cumplir con tareas encadenado las 24 horas al día a bolas de hierro Par Par Lay fue liberado el 13 de julio de 2001, aunque siguió siendo espiado por miembros de la Inteligencia militar Se desconoce el lugar de su detención, o su estado de salud Por su parte, Zargana, otro famoso comediante de Myanmar que apareció en varias películas del país, fue arrestado el 25 de septiembre último en la ciudad de Yangún Amnistía reportó en su documento que Zargana estaba organizando un evento con celebridades locales en apoyo de las protestas de los monjes Se desconoce dónde está detenido El comediante había sido arrestado ya el 2 de octubre de 1988, tras participar de las famosas manifestaciones de estudiantes en Mangón Después de ser torturado, fue puesto en libertad el 21 de abril de 1989 Fue nuevamente detenido en mayo de 1990, luego de haber actuado como un oficial del gobierno en un evento masivo de protesta Fue sentenciado a cinco años de prisión y liberado el 25 de marzo de 1994 Otro caso: el activista Hla Myo Naung, quien fue arrestado en Mangón la madrugada del 10 de octubre pasado, cuando se disponía a internarse en el hospital local de Sanchaung para recibir tratamiento médico de emergencia por una dolencia en la córnea Su arresto se produjo dentro del nosocomio Amnistía confirmó que el birmano, miembro de la Federación Borjana de Estudiantes (ABFSU), está en peligro de quedar ciego sino recibe la ayuda médica urgente Naung había sido arrestado en marzo de 1990 y se le dio tres años de prisión Desde el 21 de agosto de 2007, debió pasar a la clandestinidad, tras la redada policial que detuvo a 13 miembros del Grupo Generación de Estudiantes 1988 La ONG británica desconoce cuál es el estado de salud del activista, o cuántos de los miembros de su grupo fueron detenidos desde el pasado 10 de octubre Amnistía Internacional condenó el uso de la violencia contra los manifestantes pacifistas y dijo estar seriamente preocupada por la seguridad y vida de todos aquellos detenidos en el país La organización en defensa de los derechos humanos instó a las autoridades a asegurar que los detenidos no sean torturados o reciban malos tratos, y que por el contrario, sean liberados lo antes posible Sin embargo, el régimen militar parece hacer oídos sordos a ese pedido El pasado 16 de octubre informó en un comunicado oficial que no tiene ningún motivo para "cambiar de dirección", a pesar de todas las acciones de la comunidad internacional para detener la represión "Nosotros seguiremos adelante No hay razones para cambiar de dirección", escribió el periódico oficial New Light of Myanmar, controlado por la junta militar "Descartaremos todos los obstáculos que se nos interpongan", subrayó el matutino, el cual afirmó que no hay prisioneros políticos en Myanmar "En realidad no hay nadie en prisión por motivos políticos, se encuentran sólo aquellos que están acusados de violación de las leyes vigentes", agregó Respecto a la declaración adoptada el 11 de octubre por el Consejo de Seguridad de la ONU, que criticó la represión de fines de septiembre, el periódico indicó: "Esta declaración no es una fuente de inquietud para nosotros", ya que la situación en la ex Birmania "no constituye para nada una amenaza a la paz y a la seguridad regional e internacional" "No hay ninguna razón" para que la ONU entable cualquier acción contra nosotros, agregó el periódico Además del informe de Amnistía, se sumaron las voces de alarma del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), que se manifestó el pasado 16 de octubre "profundamente preocupado" por la suerte de las personas arrestadas tras las recientes manifestaciones a favor de la democracia en Myanmar La organización humanitaria está tratando de obtener el acceso a los detenidos, hasta ahora sin éxito "Fuimos contactados por docenas de familias preocupadas que querían saber donde están sus parientes, arrestados o desaparecidos El CICR está tratando de obtener acceso a las personas recientemente arrestadas para evaluar sus condiciones de detención y su tratamiento", dijo el director de operaciones de CICR, Pierre Kraehenbuehl, a través de una declaración publicada en Ginebra Por su parte, Irene Khan, secretaria general de Amnistía, se quejó por la falta de acción de la ONU, y dijo en el informe de su grupo presentado en Londres que ese organismo internacional debió actuar con más fuerza "Por supuesto, nos hubiera gustado que el Consejo de Seguridad se hubiese expresado con mucha más firmeza y hubiese pedido la liberación incondicional de Aung San Suu Kyi y de otros presos y presas de conciencia Sin duda, la puesta en libertad de estas personas resulta esencial si se desea avanzar realmente en el ?auténtico diálogo? y la ?reconciliación nacional? que propugna el Consejo de Seguridad Éste también debería haber hecho hincapié en la rendición de cuentas por las graves violaciones de derechos humanos cometidas", destacó Khan Según la funcionaria de AI "en Myanmar el gobierno militar prosigue con la ?caza de brujas? contra las personas sospechosas de participar en las manifestaciones" "Nosotros pedimos al Consejo que no se limite a vigilar la situación de los derechos humanos en el país de forma estrecha y continua, sino que establezca además un calendario y criterios claros para avanzar hacia una solución La primera prueba de fuego consistirá en comprobar si el llamamiento del Consejo desemboca en la liberación inmediata de miles de personas detenidas recientemente por participar en las protestas pacíficas, así como en la puesta en libertad de Aung San Suu Kyi y de otros presos y presas de conciencia de larga data", agregó Khan Finalmente, instó a la ONU a imponer un embargo de armas total y obligatorio contra Myanmar, como también instó a los principales proveedores de armas de la ex Birmania ?China, India, Rusia, Serbia, Ucrania y los países de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN), entre ellos Indonesia, Malasia, Filipinas, Singapur, Tailandia, Brunei, Vietnam, Laos, y Camboya? a prohibir el suministro de material militar y de seguridad al régimen de Yangoon

Comentarios