Murió el piloto que dejó caer la bomba atómica sobre Hiroshima

viernes, 2 de noviembre de 2007
México, D F, 1 de noviembre (apro)- Víctima de una insuficiencia cardiaca, falleció hoy en su casa de Columbus, Ohio, Paul Tibbets, el piloto del avión estadunidense que dejó caer la primera bomba atómica sobre Hiroshima, el 6 de agosto de 1945 Tibbets, quien al momento de morir tenía 92 años de edad y había sufrido apoplejía, nunca lamentó haber dejado caer la bomba, según difundió un periódico local Tibbets estuvo a cargo de una de las primeras misiones de bombardeos sobre Alemania durante la Segunda Guerra Mundial, y comandó el "Enola Gay", un bombardero B-29 Superfortress, que fue bautizado en memoria de su madre Luego de un vuelo de seis horas hacia Japón, el avión de Tibbets dejó caer la bomba sobre la ciudad de Hiroshima a las 8:15 hora local El poderoso artefacto explosivo recibió el nombre en código de "Little Boy" "Si Dante hubiera estado con nosotros en el avión, se habría aterrorizado", dijo Tibbets en una ocasión respecto del episodio "La ciudad podía verse tan claramente con la luz del sol pocos minutos antes y ahora era una fea mancha Había desaparecido por completo bajo esa horrible manta de humo y fuego", agregó La bomba mató al instante a unas 78 mil personas A fines de 1945, el número de víctimas mortales había alcanzado alrededor de 140 mil, de una población calculada en 350 mil Tres días después, Estados Unidos dejó caer otra bomba atómica, apodada "Fat Man", sobre Nagasaki Japón se rindió el 15 de agosto de 1945, lo que terminó con la Segunda Guerra Mundial Tibbets declaró en entrevistas que no lamentaba haber dejado caer la bomba Se convirtió en brigadier general antes de dejar el Ejército en 1966 Más tarde, fue presidente de la Executive Jet Aviation, un servicio de taxis aéreos con sede en Columbus, informó el diario

Comentarios