Acuerdan palestinos e israelitas concluir pacificación en 2008

miércoles, 28 de noviembre de 2007
Washington, 27 de noviembre (apro) - En una decisión marcada por el escepticismo, el gobierno de Israel y la Autoridad Palestina acordaron iniciar, el próximo 12 de diciembre, las negociaciones con el objetivo de resolver sus históricas diferencias y concluir, a fines de 2008, un acuerdo para la creación del Estado Palestino y la consumación de un acuerdo de paz perdurable "Expresamos nuestra determinación para acabar con el derramamiento de sangre que durante décadas de conflicto han sufrido nuestros pueblos, para guiarnos en una nueva era de paz basada en la libertad, la seguridad, la justicia, la dignidad, el respeto mutuo y el reconocimiento; que a su vez propague una cultura de paz sin violencia, para enfrentar al terrorismo y a la ansiedad que puedan cometer tanto palestinos como israelitas", señala el comunicado conjunto firmado por Ehud Olmert, primer Ministro de Israel, y Mahmoud Abbas, presidente de las Autoridad Palestina "Todo esto, y con el objetivo de crear dos Estados, el de Israel y Palestina, viviendo hombro a hombro para la paz y seguridad, acordamos lanzar inmediatamente negociaciones bilaterales y en buena fe, con el propósito de concluir un tratado de paz, resolver todos los asuntos pendientes, incluidos los más difíciles y sin excepción", agrega el comunicado, que surgió de la llamada Conferencia Internacional para la Paz en el Medio Oriente, realizada en Annapolis, la capital del Estado de Maryland, que leyó el presidente de George W Bush El compromiso palestino e israelita fue inmediatamente rechazado por el Grupo Hamas, que descalificó a Abbas como autoridad de todos los palestinos para, en primer lugar, representarlos y, segundo, determinar compromisos de paz con Israel Pese a considerar que es un paso positivo lo anunciado en Annapolis, luego de semanas de intensas negociaciones entre israelitas y palestinos bajo el auspicio de Condoleezza Rice, secretaria norteamericana de Estado, los 12 países árabes presentes en el encuentro internacional, expresaron su pesimismo sobre las posibilidades reales que tiene el acuerdo para materializarse, sobre todo en un plazo no mayor de un año Arabia Saudita, uno de los países árabes más importantes e influyentes para cualquier intento de pacificación en Oriente Medio, consideró que, aun en el caso de que no se alcance el compromiso en los plazos de tiempo definidos en Annapolis, por requerir de más negociaciones, una vez que se alcance el objetivo principal, Israel debe iniciar inmediatamente otra serie de negociaciones para concretar acuerdos de paz con otras naciones, como Siria y Libano El príncipe Saud al-Faisal, ministro de Relaciones Exteriores de Arabia Saudita, aclaró que su nación no reconocerá a Israel como Estado ni hará la paz con él, hasta que primero se determine la independencia de Palestina como país libre y soberano y se logre la paz En el comunicado conjunto, Olmert y Abbas no especifican cuáles son los asuntos que se abordarán en las negociaciones, aunque aseguran que no harán excepciones ni siquiera de los asuntos más delicados Con base en el largo historial de negociaciones fracasadas entre palestinos e israelitas, no es difícil identificar los puntos más delicados y comprometedores para alcanzar un acuerdo de paz y la creación del Estado Palestino Los asuntos más difíciles que abordarán Abbas y Olmert bajo los auspicios de Estados Unidos, son la demarcación de las fronteras palestinas; el estatus de territorialidad de Jerusalén, y el caso de los refugiados palestinos que salieron de los territorios a raíz de las guerras y conflictos entre el mundo árabe y el judio Respecto de los temas pendientes en la agenda de Israel para lograr acuerdos de paz con otras naciones árabes, se cuenta el del regreso de Las Lomas de Golán que pertenecían a Siria hasta antes de la guerra de 1967, entre otros Bush, quien aparentemente quiere concluir su mandato presidencial (en enero de 2009) con un éxito en su fracasada agenda de política exterior, destacó el compromiso alcanzado por Olmert y Abbas, al afirmar que su gobierno cumplirá cabalmente con su papel de árbitro y facilitador en las negociaciones "Nuestro propósito aquí en Annapolis no es el de concluir un acuerdo; es el de lanzar negociaciones entre Israel y los palestinos Para el resto de nosotros, nuestro trabajo en alentar a las partes en este esfuerzo y darles el respaldo que necesitan para tener éxito", dijo Bush después de leer el comunicado conjunto, y encomiar a Olmert y a Abbas a estrechar sus manos como símbolo de su afán por concretar la paz Consciente de la presencia de países árabes que son clave para cualquier compromiso de paz con los palestinos y con el resto de los países con los que Israel tiene problemas, Olmert pidió a la comunidad internacional comprometerse a dar seguimiento a lo logrado en Annapolis "Es tiempo de ponerle fin al boicot y de alinearse hacia el establecimiento del Estado de Israel", declaro el primer ministro israelita Por su parte, Abbas retó al pueblo israelita a considerar como una realidad innegable el vivir con los palestinos como ciudadanos de una nación independiente y soberana "La paz y la libertad son un derecho de nosotros, igual que la paz y la seguridad son un derecho de ustedes y de nosotros", señaló el presidente de la autoridad palestina Los propósitos definidos en el comunicado conjunto de Annapolis, aunque ahora cuentan con el respaldo de la comunidad internacional, dependen de los acontecimientos políticos que se desarrollen en Israel y en los territorios palestinos, porque Olmert y Abbas son dos lideres que no cuentan con todo el respaldo político y social que requieren para concretar un compromiso de esta magnitud Por ello, los mismos países árabes consideran que la conferencia de Annapolis corre el riesgo de ser otro intento de negociación fracasado para alcanzar la paz en Medio Oriente

Comentarios