Polariza a España visita de Gadafi

martes, 18 de diciembre de 2007
Madrid, 17 de diciembre (apro) -En su primera visita oficial a España, el líder libio, Muammar al-Gadafi, fue recibido hoy por el Rey Juan Carlos de Borbón, quien le dispensó los honores que corresponden a un jefe de Estado y, por la tarde, se reunió, en privado, con el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, con quien inició una agenda de cooperación comercial, energética, medioambiental y de inmigración, según informó la residencia oficial de La Moncloa Después de su visita a Francia, donde alcanzó acuerdos para la adquisición de material militar, Gadafi, quien lleva en el poder 38 años, arribó a España el fin de semana, con una agenda privada, primero en Andalucía y, luego, en Málaga La noche del sábado, cenó con el ex presidente del gobierno español, el socialista José María Aznar y su esposa, Ana Botella, en reciprocidad a la visita que éste le hizo en Trípoli en 2003 Este martes, el líder libio se reunirá en el Palacio Real de El Pardo con un selecto grupo de empresarios interesados en iniciar inversiones en Libia, aunque no ha sido adelantada la lista de los capitanes empresariales que asistirán La casa presidencial dio a conocer que Zapatero y Gadafi firmaron esta noche un acuerdo "de promoción y protección recíproca de inversiones, que abarca inversiones relativas a la propiedad de bienes muebles e inmuebles y derechos reales como hipotecas, gravámenes, prendas y derechos similares" "Este acuerdo es ?dice el comunicado de La Moncloa?esencialmente importante para empresas españolas como Repsol", el gigante petrolero español, "que estableció y consolidó hace muchos años su actividad en el país africano" España es el tercer cliente petrolero de Libia Italia y Alemania ocupan el rimero y el segundo lugares España absorbe 8% de las exportaciones totales del país africano que, el año pasado, significaron 3,700 millones de euros De acuerdo con la agenda entregada a la prensa, Gadafi encabezará este martes 18 una sesión con el Ayuntamiento de Madrid, donde recibirá del alcalde popular, Alberto Ruiz Gallardón, las llaves de la ciudad y firmará el libro de honor Gadafi arribó al aeropuerto de Barajas alrededor de la una de la tarde Fue recibido por el Ministro de Defensa, José Antonio Alonso, y, de ahí, se trasladó al Palacio Real de El Pardo, donde instaló su tradicional Jaima El visitante, vestido con un manto color marrón y su tradicional gorro negro, fue recibido por el rey Juan Carlos de Borbón, quien primero le presentó al jefe de la Casa Real, Alberto Aza, y al jefe del Estado Mayor de Defensa, Félix Sanz; posteriormente, escucharon los himnos nacionales de Libia y de España, y se disparaban las 21 salvas de honor El monarca español y el líder libio pasaron revista a una compañía de honores de la Guardia Real, saludaron a la nutrida comitiva del visitante ?más de 300 personas?y tuvieron un primer encuentro privado Aunque no se presentaron manifestaciones de repudio por la visita de Gadafi en España, sí se registraron expresiones de preocupación de organismos civiles, como Amnistía Internacional (AI) y Greenpeace, los cuales demandaron al gobierno de Zapatero poner en la mesa de diálogo con Gadafi exigencias relacionadas con los derechos humanos y temas medioambientales En un comunicado hecho público el viernes pasado, la víspera de la llegada de Gadafi al país, AI demandó que el tema de los derechos humanos estuviera presenta en las conversaciones con el líder libio, particularmente la aplicación de la pena de muerte para un amplio catálogo de delitos, incluidos algunos que constituyen el ejercicio pacífico de la libertad de expresión También la prohibición de la libertad de organización y de expresión por las graves condiciones y maltrato que reciben los inmigrantes, solicitantes de asilo y refugiados en Libia AI y Greenpeace exigieron que el país africano acepte la visita de relatores especiales en materia de libertad de expresión y, tortura y respeto a los derechos humanos Amnistía Internacional pidió a Zapatero hacer patente a Gadafi su preocupación por los estrictos controles y la censura que se aplica tanto a medios de comunicación nacionales y extranjeros como a la red virtual "El Estado es propietario de los principales periódicos y de la casi totalidad de las emisoras y cadenas de televisión del país; las escasas publicaciones internacionales a las que puede acceder la población libia pasan previamente por filtros de la censura oficial; y únicamente se puede hacer uso de internet a través de un servidor, también controlado por el gobierno", afirma Instó a Libia a erradicar "la persecución, hostigamiento y detención a los que se somete a periodistas, escritores y activistas políticos que critican a las autoridades o pretenden organizar reuniones y protestas pacíficas contra el gobierno", a muchos de los cuales, dice, les imputan cargos definidos en términos totalmente imprecisos, cuando no inventados Tal es el caso de Fathi el-Jahmi, detenido por agentes de la Agencia de Seguridad Interna en marzo de 2004 por criticar al líder libio y pedir reformas políticas en medios internacionales Esta exigencia coincide con el Informe 2007 de la organización Reporteros sin Fronteras (RSF) que denunció que el gobierno libio Lbio sigue "controlando estrictamente la información"; indicó que los periodistas tienen escaso margen de maniobra y que la autocensura es un asunto generalizado RSF también documentó casos de periodistas encarcelados y denunció que ninguno de los cuatro periódicos en Libia ejercen su actividad con total independencia Tres de ellos (Al Jamahiriya, Al Shams y Al Fajr al Jadid) son financiados por la Oficina General de Prensa, un organismo que depende directamente del Ministerio de Información Y el cuarto de los periódicos, Al SAF al-Akhdar, pertenece al Movimiento de los Comités Revolucionarios, columna vertebral del régimen AI expresó también su preocupación por el trato que reciben las personas migrantes, solicitantes de asilo y refugiados en territorio libio De febrero a mayo de 2007, AI recibió varios informes que denunciaban las pésimas condiciones en que son hacinados centenares de extranjeros detenidos en centros de Misratah y al-Marj, al este de Trípoli El pasado 10 de diciembre, Proceso hizo pública la denuncia de Gabriele del Grande, quien señaló que la Unión Europea está firmando acuerdos de cooperación en el tema migratorio con Libia, país sobre el que hay fuertes dudas en cuanto al respeto de los derechos humanos" Del Grande es autor de Mamodou va a morir, libro que denuncia "la matanza de migrantes indocumentados ilegales en el Mediterráneo", y en la entrevista con el semanario Proceso denuncia las "graves irregularidades en el trato que el gobierno del coronel Gadafi reserva a los migrantes que cruzan su territorio para poder abordar los barcos que los llevarán a Europa" Greenpeace, a su vez, pidió a Zapatero que priorice la protección del mar Mediterráneo en su encuentro con Gadafi, por la sobreexplotación en la pesca del atún rojo, especie en vías de extensión, y que en sólo 20 años ha visto disminuir su población en 80% Todos los medios españoles registraron la visita del presidente libio, aunque el tono de sus informaciones lo refieren como el líder libio y no se ha abordado la estela de denuncias contra las violaciones a los derechos humanos en su país El único que hizo un manejo más crítico fue el periódico Público, el cual se refirió abiertamente al visitante como "el dictador" Ese diario publicó un reportaje que tituló "Dictador busca redención", con un subtítulo: "Enemigo de Occidente en los ochenta, el mandatario trata de hacer amigos tras renunciar a las armas nucleares" Bajo la firma de Isabel Coello, el texto hace un puntual repaso de las acusaciones que otros gobiernos, como el estadounidense y el inglés, y sus órganos de inteligencia, han hecho contra Gadafi, como su apoyo a IRA y a grupos terroristas palestinos, su apoyo a dictadores africanos, como Laurent Kabila, del antiguo Zaire o Charles Taylor de Liberia, hoy juzgado en La Haya por crímenes de guerra O por la expresión que Ronald Reagan hizo de él: "merece ser tratado como un paria de la comunidad mundial" y lo llamó "perro rabioso", entre otros calificativos

Comentarios