89 mdd pide Bush para combate al narco en la frontera con México

martes, 6 de febrero de 2007
Washington, 5 de febrero (apro) - Frente a la constante amenaza de un contagio de la narcoviolencia que priva en la frontera norte de México, el presidente de Estados Unidos, George W Bush, solicitó al Congreso federal un presupuesto de 89 millones de dólares para combatir al narcotráfico y fortalecer la seguridad en la frontera sur "En términos generales la solicitud presupuestal del presidente (Bush) para el año fiscal de 2008, representa un aumento de 227 millones de dólares (respecto al año fiscal 2007) en programas de apoyo directo a gobiernos estatales y locales para operaciones antiterroristas y de inteligencia", indicó Alberto Gonzales, el procurador general de Justicia, al dar a conocer los detalles del presupuesto por 21 mil 800 millones de dólares que pidió Bush al Congreso para gastos del Departamento de Justicia Como lo destacó Gonzales, el énfasis primordial de Bush en su elaboración de gastos gubernamentales se concentró en dar más dinero al combate al terrorismo, que ha sido la bandera de batalla en los poco más de seis años que lleva al frente de la presidencia La lucha contra el narcotráfico, pese a las preocupaciones de contagio en las ciudades del sur de Estados Unidos de la narcoviolencia del norte de México, no ha tenido mucho respaldo por parte de la Casa Blanca, razón por la que se adjudica el hecho de que en los últimos 5 años se ha incrementado notablemente la venta de todo tipo de narcóticos en los 50 estados de la Unión Americana El presupuesto para el Departamento de Justicia en su capítulo dedicado al "combate de las drogas y seguridad fronteriza", de acuerdo con Gonzales, por su monto reconoce el nexo que existe entre el control del narcotráfico y los programas antiterroristas Explicó que con los 89 millones de dólares requeridos para este rubro, el gobierno de Bush pretende ampliar las operaciones de investigación y proceso legal en el combate al tráfico de las drogas en la frontera con México, al tiempo que se fortalecen las medidas que garanticen la invulnerabilidad de esa región fronteriza Los 89 millones de dólares solicitados por Bush para el combate al narcotráfico dentro del Departamento de Justicia se desglosan en varios aspectos: Para el mantenimiento y operación del Fuerza de Tarea para combatir al Crimen Organizado y aplicar medidas antinarcóticos (OCDETF, por sus siglas en inglés), 86 millones de dólares A la agencia federal antidrogas (DEA), Bush le asigna 292 millones de dólares, para dedicarlos exclusivamente a operaciones para contener el tráfico y producción de metanfetaminas en la frontera con México, incluyendo a programas de la DEA para la recolección de información de inteligencia, confiscación del enervantes, monitoreo fronterizo y capacidad de supervisión Con 71 millones de dólares la Casa Blanca quiere que la DEA mejore sus programas de intercambio de inteligencia (con México) al tiempo que modernice su equipo tecnológico para clasificar información El presupuesto del Departamento de Justicia asigna 74 millones de dólares para mejorar la capacidad de los fiscales federales estadunidenses para acelerar el proceso de inmigrantes indocumentados detenidos en la frontera sur, y para aminorar la carga de trabajo de la Patrulla Fronteriza por medio del proceso inmediato de indocumentados Para el Servicio de Marshals federales que se desplazan por la frontera que comparte Estados Unidos con México, el presupuesto de Bush asigna 75 millones de dólares para mejorar su participación en el arresto de narcotraficantes y confiscación de drogas, al igual que su papel en labores migratorias

Comentarios