Se frustra un atentado en Picadilly Circus, en Londres

sábado, 30 de junio de 2007
México, D F, 29 de junio (apro)- La policía británica frustró un atentado en Picadilly Circus, el corazón turístico de Londres, que revivió la amenaza terrorista a pocos días del segundo aniversario de los atentados del 7 de julio de 2005 La sección especializada en antiterrorismo de Scotland Yard desactivó un coche-bomba, que había sido estacionado en el corazón de Londres, al tiempo que abrió inmediatamente una investigación sobre el caso, que se consideró también como una primera prueba para el primer ministro Gordon Brown, dos días después de su nombramiento y al día siguiente de haber formado el nuevo gobierno británico Brown reaccionó inmediatamente declarando que el incidente recuerda a Gran Bretaña que el país hace frente a "una amenaza terrorista constante y grave", y que el público "debe permanecer alerta" en todo momento Así mismo, el nuevo primer ministro subrayó que la vigilancia debe ser mantenida en los próximos días El artefacto fue descubierto en la zona de Haymarket, cerca de Picadilly Circus, e inmediatamente neutralizado, anunció Scotland Yard La policía no dio indicaciones sobre la naturaleza exacta del artefacto, pero señaló haber retirado del vehículo, un Mercedes plateado, varias bombonas de gas Una fuente policial subrayó que se trataba, "ciertamente, de un gran artefacto" explosivo Sin embargo, una fuente parlamentaria dio a entender que, en cambio, el artefacto era bastante pequeño y de fabricación artesanal, precisando que la policía había procedido al registro de otros sectores clave de la capital británica en las últimas horas Por su parte, el nuevo ministro de Defensa, Des Brown, declaró desde Escocia que se trata de "un incidente muy serio" Haymarket se encuentra en el corazón de la capital británica, que registra una gran afluencia turística, ya que allí se encuentran concentrados la mayor parte de los teatros londinenses El artefacto explosivo fue descubierto delante de la discoteca ?Tiger?, cuyo personal llamó a la policía después que un vehículo se aparcara entre los cubos de basura del local que habían sido sacados a la acera, según contó un testigo a la cadena Sky News El conductor, que según ese testigo conducía de forma extraña, no fue detenido La misma fuente indicó haber visto a la policía retirar unas bombonas de gas del automóvil

Comentarios