Gaza: La crisis humanitaria

miércoles, 2 de enero de 2008
El paisaje en la ciudad de Beit Hanoun, en el norte de la Franja de Gaza, no podría ser más desolador: casas reducidas a escombros, paredes destrozadas con boquetes, marcas de balas, caminos y rutas tan abandonados que parecen haber sido bombardeados en una guerra Ese fue el paisaje que describe el grupo humanitario Amnistía Internacional (AI) en un reporte publicado en Londres el 11 de diciembre, que da cuenta en detalle de lo que ocurre en Gaza y la crisis humanitaria que existe en ese territorio palestino "¿Es que hubo un terremoto, un tornado arrasó con todo?", se pregunta en el informe la secretaria general de la organización, la iraní Irene Khan "No, fue una ?visita? de una semana de la Armada israelí el mes pasado, que dejó más de 70 palestinos muertos, la mitad de ellos civiles", agregó El documento detalla el caso de la familia Athamma, que el 7 de noviembre fue atacada por las tropas israelíes El grupo, que contaba con 18 integrantes, muchos de ellos niños, perdió a más de la mitad de la familia en los ataques de artillería aprobados por Tel Aviv Los Athamma mostraron su casa semi-derruida después del ataque, el agujero en el techo de la habitación por donde ingresó el misil, y que causó una carnicería dentro de la vivienda En total, la casa recibió doce impactos de balas que fueron documentados en el informe Varios vecinos murieron mientras intentaban escapar al ataque, una veintena resultó herido, muchos de ellos de gravedad Ousama Athamna, el padre de la niña de dos años Dima, que fue herido en ese ataque, narra lo acontecido Cuenta que al escuchar el sonido del misil corrió para tratar de salvar a su familia, pero no llegó a tiempo La mayoría de ellos dormían en la misma habitación, abarrotados por la falta de insumos "Habla despacio, no tiene odio en sus ojos, sólo tristeza", indica el informe de Amnistía Su esposa murió en ese ataque y Ousama admite que no ha tenido el coraje de decirle a su pequeña Dima que su madre y varios de sus hermanos pequeños están muertos Cuenta además que otro de sus hijos está herido de gravedad por el ataque y que ha sido trasladado a un hospital en Israel Desearía poder visitar a su pequeño hijo pero no pudo obtener el permiso de ingreso a suelo israelí para llegar al hospital Otro caso es el de Mohamed Jamal, un niño palestino de 12 años que perdió su brazo izquierdo en el mismo ataque y que también fue herido en su rostro y cuerpo Su familia está enfurecida y se sigue preguntando cómo puede ser que la Armada israelí, una de las mejores preparadas del mundo, pudo cometer semejante error, asesinando a unos 70 palestinos En el campo de refugiados de Jabalya, también en Gaza, otras casas aparecen destruidas por ataques e incursiones israelíes, narra AI en su documento Una de ellas albergaba a unas 20 personas, en su mayoría niños, quienes escaparon a la artillería pesada En Rafah, en el extremo sur de la Franja de Gaza y muy cerca de la frontera con Egipto, unas 2 mil viviendas aparecen destruidas en ataques ocurridos en los últimos cinco años Una de las viviendas recibió un misil de un jet de guerra israelí F-16, tan potente que provocó daños letales a varias propiedades vecinas El dueño de esa vivienda, un ginecólogo palestino, ha perdido a su esposa en la embestida, y su casa quedó en ruinas "Luego nos trasladamos varios kilómetros al este, al cruce de Rafah, el único punto donde pueden entrar y salir los 14 millones de habitantes de Gaza", subraya el documento "El cruce está desierto debido a que las autoridades israelíes no permiten abrirlo Por semana lo abren una vez y sólo por unas pocas horas Cientos de palestinos de Gaza quedan varados en la frontera egipcia, a la espera de poder regresar a casa", continuó Amnistía dio cuenta de la gravedad de la situación, de los ataques continuos de parte de Israel y el decaimiento general de Gaza por la falta de víveres, de medicamentos, de asistencia médica, etcétera Incluso el día de Nochebuena el gobierno de Gran Bretaña se sumó a las advertencias por la situación crítica en Gaza La Secretaría de Desarrollo Internacional, con sede en Londres, publicó un informe, que coincidió con la Navidad, en el que advirtió que la crisis humanitaria en esa región palestina "empeora día a día", debido principalmente a la escasez de medicamentos, combustible y agua potable El secretario británico para el Desarrollo Internacional, Douglas Alexander, dijo que la crisis humanitaria de Gaza "está empeorando con el correr de los días" Sin embargo, aclaró que existe un "cauto optimismo" por el progreso en el proceso de paz israelí-palestino en 2008, después de años de conflictos Según Londres, como resultado directo del conflicto existen bloqueos muy significativos para que la economía palestina pueda crecer y prosperar Además, sostiene que, en términos de ayuda médica, faltan 157 fármacos que no pueden conseguirse en Gaza Muchos equipos se están deteriorando y los hospitales y clínicas enfrentan una escasez severa de materiales y combustible, agregó A ello se suma, detalló el gobierno británico, la escasez de agua potable en Gaza Un 15% de los palestinos no cuenta con agua potable o acceso adecuado a comida Hay dificultades humanitarias reales en Gaza y éstas empeoran día a día, aclaró el informe suministrado por la secretaria con sede en el barrio londinense de Whitehall De todos modos, Londres se mostró esperanzado en que la conferencia de Anápolis en noviembre pasado en Estados Unidos, y la promesa de ayuda financiera de varios países del mundo, "hagan crecer las semillas de la paz" en Oriente Medio "Los israelíes legítimamente buscan proteger a sus habitantes de los atentados suicidas, y se han reportado una serie de ataques de misiles desde Gaza al sur de Israel", destacó el secretario británico "Es entendible entonces que el gobierno de Israel esté profundamente preocupado por la seguridad de sus habitantes Pero por el otro lado tenemos que encontrar una solución al problema Creo que esta Navidad existe la esperanza de que las semillas de la paz puedan crecer en 2008", concluyó Mientras un sondeo conjunto realizado por el Instituto para la Paz Harry S Truman de la Universidad Ebrea de Jerusalén y el Centro Palestino para las Políticas de Investigación (PSR) en Ramallah --dado a conocer el pasado 25 de diciembre--, confirmó que tanto israelíes como palestinos están decepcionados por la conferencia de paz en Anápolis y por el futuro de paz entre ambos pueblos La encuesta, codirigida por el doctor Yaakov Shamir y por el científico Khalil Shikaki, este último director de PSR, indicó que sólo 16% de los israelíes y 11% de los palestinos creen que dicha conferencia logrará algún resultado positivo Del total de los consultados, 23% de los palestinos piensa que el liderazgo palestino e israelí logrará un acuerdo para 2008, el periodo estipulado por el presidente estadunidense George W Bush y por representantes de los gobiernos de Israel y de la Autoridad Palestina Sin embargo, en Israel sólo 8% cree que es viable en un año una solución con dos Estados independientes Además, 32% de los palestinos y 55% de los israelíes que las confrontaciones de violencia no cesarán y ninguno de los lados regresará a la mesa de negociaciones El sondeo incluyó a mil 270 palestinos, entrevistados entre el 11 y el 16 de diciembre en 127 sitios de Cisjordania y la Franja de Gaza Del lado israelí, 564 adultos fueron entrevistados entre el 11 y el 19 de diciembre Sin embargo para Bush, de fracasar el plan de paz diseñado en Anápolis, los únicos que saldrían ganando serían los extremistas de Oriente Medio Tanto Washington como Londres consideran que un Estado Palestino independiente le permitirá a los palestinos la oportunidad de vivir en libertad, dignidad y sin violencia Para Israel esa posibilidad podría generarle más dolores de cabeza o permitirle cumplir con su sueño de generaciones: vivir en paz con sus vecinos históricos De todos modos ese acuerdo no será fácil de lograr, ya que incluye muchos puntos conflictivos Así lo ha expresado el propio presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, para quien el "estatus final" pendiente en la negociación impulsada por Estados Unidos es que Jerusalén "sea la capital palestina", sin olvidar que Israel ponga fin a los asentamientos, reconozca los derechos de refugiados y libere a miles de presos Del lado israelí, el primer ministro Ehud Olmert, no cambió su discurso Para éste el principal deseo de su pueblo es lograr la paz, poner fin al terrorismo, la incitación y el odio Lo cierto es que con la situación de emergencia y crisis humanitaria que atraviesa Gaza, el conflicto entre palestinos e israelíes no podrá resolverse hasta que la vida de miles de árabes no mejore y cesen los ataques y enfrentamientos de ambas partes Un futuro frágil que llama a la moderación, la ayuda mutua y el cese de las hostilidades históricas

Comentarios