Fiscalía y derecha españolas, contra pesquisa de Garzón por franquismo

martes, 21 de octubre de 2008
MADRID, 20 de octubre (apro) - La Fiscalía de la Audiencia Nacional interpuso un recurso de apelación contra el auto del juez Baltasar Garzón, en el que éste se declara competente para investigar las más de 114 mil desapariciones ocurridas durante la Guerra Civil (1936-1939) y la dictadura franquista (1939-1975) Según el fiscal Javier Zaragoza, la Audiencia Nacional carece de competencia para investigar dichas desapariciones Argumentó que esos casos deben ser llevadas a "los juzgados de cada territorio donde se perpetraron semejantes atrocidades", pues no se pueden tipificar como delitos de lesa humanidad En un comunicado, la fiscalía adujo que los hechos investigados en el auto de Garzón ya prescribieron y fueron perdonados por la Ley de Amnistía de 1977 Además, aseguró que resulta "un absoluto disparate jurídico" cuestionar la legitimidad de la Ley de Amnistía, y acusó a Garzón de haber desatado una "suerte de Inquisición general, incompatible con los principios que inspiran el proceso penal en un estado de derecho como el que consagra la Constitución española" El jueves pasado, el juez Garzón se declaró competente para investigar y deslindar responsabilidades en los casos de represión franquista, y consideró que se trataba de delitos permanentes en el contexto de crímenes contra la humanidad Por ese motivo, consideró que esos hechos no habían prescrito, y que cada día que pasa se sigue cumpliendo el delito de desaparición forzada de los 114 mil españoles inscritos en el auto La decisión de Garzón ha encontrado virulentas reacciones de políticos y miembros del Poder Judicial español, quienes le achacan que pretenda "reabrir" viejas heridas; no obstante, hay un creciente número de sectores, encabezados por los familiares de las víctimas, quienes exigen que el juez acometa sus acciones para "terminar de cerrar la herida" Los familiares de las víctimas, aglutinados en diversas asociaciones de memoria histórica, exigen que los desaparecidos --y otros miles enterrados en fosas comunes o cunetas-- sean localizados y se les permita darles sepultura Dirigentes del Partido Popular (PP) fueron los que tuvieron las reacciones más fuertes contra la acción de Garzón, e incluso la presidenta de la comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ironizó al decir que al juez sólo le falta pedir el "acta de Napoleón" La referencia es porque Garzón catalogó las desapariciones como delitos contra la humanidad, motivo por el cual éstos no prescriben Y para investigar ese hecho, argumenta en su auto, exige las actas de defunción del dictador español Francisco Franco y de 35 mandos militares del franquismo, con el fin de proceder a la extinción de la responsabilidad Esa pretensión fue considerada una ofensa por algunos de los voceros de la derecha española, entre ellos el diputado Manuel Fraga, fundador del PP y exministro de Franco El recurso del fiscal no suspende las acciones de localización, identificación y exhumación de restos humanos acordadas por Garzón, las cuales, por cierto, ya eran referidas en la Ley de la Memoria Histórica, aprobada en diciembre, pero que hasta ahora ha incumplido el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero El auto del magistrado autoriza la exhumación de los restos en 19 fosas ya localizadas, incluida en la que se supone está enterrado el poeta y miembro de la Generación del 27, Federico García Lorca Después de conocerse el recurso de la fiscalía, el juez Garzón siguió con el procedimiento de auto, y para ello nombró al exfiscal anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo y al magistrado jubilado Antonio Doñate como miembros del grupo de expertos que colaborará en las exhumaciones, publicó el portal del periódico español El País Garzón dispuso que se creara un grupo de expertos para las exhumaciones, donde además estará presente la Policía Judicial Las asociaciones que presentaron la denuncia han propuesto para ese grupo a Francisco Etxeberria, miembro de la sociedad de ciencias y quien ha participado con las asociaciones en múltiples exhumaciones, desde la primera en Priaranza de Bierzo, en 2001

Comentarios