La Stasi no se rinde

viernes, 28 de noviembre de 2008
BERLIN, 28 de noviembre (apro) - "Lutz Heilmann es un político alemán de La Izquierda Heilmann es el primer exoficial de carrera del Ministerio de Seguridad del Estado de la República Democrática Alemana (RDA) en ser elegido para el Parlamento Federal de Alemania" Así comienza el artículo que la página alemana de la enciclopedia virtual Wikipedia dedica a éste diputado federal, de 42 años, crecido en la exAlemania Oriental En 1985 --según consta líneas abajo--, Heilmann prolongó de manera voluntaria su servicio militar en el Ministerio de Seguridad del Estado --mejor conocido como Stasi--, para convertirse luego en oficial de carrera del mismo, en el "Sector de guardaespaldas", hasta la disolución del ministerio, en enero de 1990 El pasado 13 de noviembre, Heilmann logró que millones de internautas se quedaran sin acceso a la versión en alemán de Wikipedia Al diputado le disgustaban algunos detalles que se ventilaban en el artículo dedicado a su persona Por ello, presentó una denuncia judicial contra la enciclopedia virtual por publicar "consideraciones y hechos falsos, con el propósito de dañar mi buen nombre" Un juez de Lübeck dispuso una medida cautelar sorprendente: el bloqueo, no ya del artículo en cuestión, sino de toda la versión alemana de Wikipedia El diputado forzó de este modo un acuerdo extrajudicial Dos días y medio después, cuando la enciclopedia virtual pudo ser consultada nuevamente, en el artículo dedicado a Heilmann habían sido corregidos algunos pasajes La reedición fue hecha por un usuario anónimo que operó desde el edificio del Parlamento Federal Un fragmento impugnado se refería a detalles del acta de Heilmann como miembro de la Stasi De acuerdo con la revista Focus, Heilmann hizo corregir también la información que consignaba que no había terminado sus estudios universitarios y que había trabajado en una empresa relacionada con pornografía Como tantos otros miembros de la Stasi, tras la reunificación alemana, Heilmann intentó que su pasado pasara desapercibido La tarea no era simple En su currículum no podía dejar de señalar los más de cuatro años en los que se desempeñó en el "Sector de guardaespaldas" del Ministerio de Seguridad del Estado En su página web, Heilmann decía haber cumplido allí con el servicio militar, actividad que luego prolongó voluntariamente hasta 1990 Su pasado como oficial de carrera de la Stasi salió a la luz en octubre 2005, al ser elegido diputado federal, debido a una investigación de la revista Der Spiegel El "Sector de guardaespaldas" estaba bajo las órdenes directas del director de la Stasi, Erich Mielke Sus integrantes tomaban parte en actividades represivas y también empleaban informantes En diciembre de 2005, Heilmann debió someterse a una moción de confianza en el congreso de su partido, al cual también le había ocultado este detalle de su pasado Heilmann ganó finalmente la votación por 47 a 42, y accedió finalmente a la banca de diputado "La conducción de La Izquierda evita actuar con decisión en contra de este tipo de personas, porque son sus votantes", dice a Apro Jochen Staadt, profesor de historia de la Universidad Libre de Berlín, especializado en la exRDA "El partido concentra sus votantes en el este alemán, y una parte de su electorado proviene del sector vinculado a ese enorme organismo que fue la Stasi, o a gente que no considera que lo hecho por la Stasi haya sido tan malo" Al exagente de la Stasi Lutz Heilmann, sin embargo, le ha salido el tiro por la culata Su nombre y su pasado no serán olvidados tan rápidamente En lugar de 30 lectores diarios que antes se interesaban por su artículo en Wikipedia, éste fue leído por más de medio millón de usuarios, en los primeros dos días tras el desbloqueo de la página "Schubert", el informante La Stasi contaba con 91 mil empleados de carrera y más de 100 mil colaboradores no oficiales Prácticamente ninguno debió cumplir una condena por lo actuado A 19 años de la caída del Muro de Berlín, que apuró la disolución de la República Democrática Alemana, exagentes y colaboradores de la Stasi se valen de todos los vericuetos que les brinda el estado de derecho para evitar que su pasado salga a la luz El instrumento preferido es la demanda judicial, con el fin de impedir la divulgación pública de sus nombres y apellidos Investigadores, antiguas víctimas, editoriales, medios de prensa, exposiciones e iniciativas de memoria histórica se ven confrontados con la amenaza de tener que afrontar largos procesos judiciales y onerosos costos en caso de una sentencia adversa Algunos exagentes llevan adelante una acción anónima y conspirativa "Hay muchas pequeñas asociaciones en las que se encuentran los exoficiales de la Stasi, organizan pequeños eventos, se brindan ayuda, intercambian información, confeccionan folletos", señala Jochen Staadt "De vez en cuando, sus antiguos generales realizan un congreso o presentan sus libros, dedicados a honrar sus actos Se ayudan entre si para acceder a puestos de trabajo o para soportar la presión de la opinión pública, asegurándose unos a otros que la Stasi fue un servicio secreto normal, como los que existen en todo el mundo" La decisión del Juzgado de Lübeck, en favor del exagente de la Stasi y actual diputado Heilmann, confirma una tendencia preocupante La protección de los derechos personales de exagentes y colaboradores de la Stasi tiene para un gran número de jueces un valor más alto que la libertad de opinión de investigadores y víctimas, y que el interés de la opinión pública por aclarar las estructuras y el modo operativo de la antigua policía secreta El pastor evangélico Edmund Käbisch (64) es el protagonista de otro caso reciente Käbisch es el organizador de la exposición "Acción cristiana en la RDA", que documenta los métodos con que la Stasi combatió a las iglesias cristianas, sobre todo a la Evangélica, ya que la Católica era y es muy pequeña en el Este alemán En la muestra aparecían con su nombre y apellido exoficiales e informantes de la Stasi asignados a la tarea La exposición itinerante recorrió durante tres años sin inconvenientes el Estado de Turingia, hasta que, en febrero de 2008, recaló en la alcaldía de Reichenbach Allí mismo, en esa ciudad de 20 mil personas, Käbisch ejerció la tarea pastoral hasta su jubilación en 1999 Durante la inauguración, el religioso relató las persecuciones que debió sufrir entonces La Stasi --según Käbisch pudo constatar en su propia acta-- lo veía como "un obstinado representante de círculos reaccionarios de la iglesia" Intentó, incluso, destruir su matrimonio, asignando a uno de sus agentes la tarea de seducir a la mujer de Käbisch, a fin de "acceder a material comprometedor", que forzara a la autoridades de la iglesia Evangélica a decidir su traslado A lo largo de los años, se le asignó el inaudito número de 72 informantes, no anónimos espías en la lejana Berlín, sino caras conocidas de la pequeña Reichenbach "Schubert" era uno de ellos A través de actas y documentos, la exposición detalla su currículum como informante Comenzando por su verdadero nombre, Holm Singer, ya que "Schubert" era el seudónimo con el que elevaba sus informes Tras ser captado por la Stasi, cuando tenía 18 años, Singer se infiltró en la comunidad cristiana de Reichenbach Cuatro personas fueron encerradas en prisión a partir de sus informes Como no sólo debía parecer cristiano, sino "serlo", Singer se hizo bautizar a los 22 años Su "militancia cristiana", dentro de un estado ateo como la RDA, era recompensada por la Stasi con dinero, créditos y viajes Después del acto de inauguración de la muestra, un hombre se acercó amistosamente al alcalde de Reichenbach y se presentó como el exinformante "Schubert" Holm Singer tiene hoy 46 años y se ha convertido en un importante empresario de la zona Singer le comunicó al alcalde que en la sala había además otros antiguos informantes Días después, el alcalde recibió una resolución provisional del juzgado de Zwickau, que prohibía la mención de Singer por su nombre y apellido La exposición fue interrumpida El efecto en el pueblo fue inmediato Los vecinos murmuraban con temor, como en otros tiempos Una mujer, que pasó dos años y medio entre rejas por pintar graffittis en contra el socialismo, todavía tiene miedo de dar su nombre En todos estos años se ha cruzado muchas veces por la calle con Holm Singer, su denunciante "Él jamás se disculpó, ese tipo, que ahora se hace el supercapitalista", dice a la revista Der Spiegel A la propia Iglesia evangélica tampoco le hace mucha gracia el escándalo En épocas de la RDA, la actitud del pastor Käbisch molestaba a parte de su jerarquía En 1999, a la edad de 55 años, Käbisch fue instado a jubilarse "Buena parte de los altos dignatarios de la iglesia protestante llegaron a un arreglo con el régimen", señala el profesor Staadt "Otros sectores llevaron adelante una oposición silenciosa, que finalmente hizo posible la formación de pequeños grupos de oposición en los ´80 Pero, en general los pastores llamaban a la calma No se quería un conflicto abierto con el Estado" Titanic fantasmagórico La Unión Democristiana (CDU) de la canciller Angela Merkel no deja pasar la oportunidad de catalogar a La Izquierda como la única heredera del aparato de la RDA El 23 de noviembre, sin embargo, medios de prensa publicaron detalles sobre la actuación del ministro presidente de Sajonia, el democristiano Stanislaw Tillich, como funcionario de la CDU en la RDA Esta información nunca antes había aparecido en su biografía La CDU, al igual que otros partidos, siguió actuando políticamente en la RDA, a través del así denominado "Bloque democrático" En los hechos, sin embargo, estos partidos eran simples apéndices del partido de gobierno SED (Partido Socialista Unificado de Alemania) A regañadientes, Tillich admitió haber hecho, a comienzos de 1989, un curso de formación marxista leninista en la Academia de Ciencias del Estado y el Derecho en Potsdam, donde se formaban los cuadros del partido de gobierno SED "Reconozco que la CDU apoyó al aparato de poder de la RDA", admitió Tillich "La CDU era muy pequeña y no tenía influencia en la RDA: era un apéndice del SED, que por si sola no podía decidir nada", precisa Staadt "Pero el rol de personas que ocuparon funciones partidarias en la CDU de la RDA nunca fue sistemáticamente investigado por el propio partido y sería deseable que todos estos políticos dijeran abiertamente si tuvieron algún vínculo con la Stasi u otras estructuras de poder de la RDA" A casi dos décadas de su hundimiento, la RDA emerge una y otra vez como un Titanic fantasmagórico, que amenaza con reflotar recuerdos indeseados y salpica a diferentes estructuras de poder en la Alemania reunificada

Comentarios