Clima extremo consecuencias catastróficas

lunes, 3 de noviembre de 2008
LONDRES, 3 de noviembre (apro) - El cambio climático en el planeta está ocurriendo "más rápido y de forma más extrema" que lo pronosticado en un principio por los científicos internacionales y esto tendrá consecuencias catastróficas para la humanidad, al menos que se tomen acciones urgentes a nivel global, principalmente en lo que se refiere a la reducción masiva de las emisiones de dióxido de carbono (Co2) a la atmósfera Esas fueron las conclusiones de un reporte elaborado por el grupo Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, en sus siglas en inglés), que publicó en Londres su más reciente investigación, el pasado 20 de octubre De acuerdo con el extenso estudio, el calentamiento del planeta provocará frecuentes veranos agobiantes en Estados Unidos, Europa y Asia, como el registrado en varios países europeos en 2003, que terminó con un saldo de 35 mil muertos por mala calidad del aire y deshidratación Además, destacó que Gran Bretaña y el Mar del Norte serán golpeados más frecuentemente por ciclones violentos y lluvias intensas, y aclaró que debido al deshielo de los polos, el aumento de las aguas llegará a más de un metro para los próximos años, con consecuencias catastróficas para zonas costeras, que sufrirán inundaciones constantes, desmoronamientos y destrucción de campos para la siembra El reporte del WWF también predijo una caída mundial en la producción de granos de hasta 40 millones de toneladas por año, además del colapso de ecosistemas, tanto terrestres como marinos, con la desaparición de cientos de especies de flora y fauna únicas para la biodiversidad del planeta Por tal motivo, exhortó a la Unión Europea (UE) a dar el ejemplo al resto del mundo y acordar un paquete de medidas que reduzca las emisiones de Co2 a la atmósfera y resuelva las consecuencias del cambio climático para mantener el aumento de las temperaturas globales por debajo de los 2 grados centígrados La agencia indicó que el reporte de 2007 del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC), un estudio sobre el aumento de las temperaturas globales elaborado por 4 mil científicos de más de 150 países, que alertó sobre las consecuencias para el mundo por un calentamiento del planeta, "es ahora anticuado y su información totalmente desactualizada" Según el informe del WWF, titulado "Cambio Climático: Más rápido, más fuerte y más temprano", el documento que produjo fue elaborado con información científica actualizada, y concluyó que el calentamiento del planeta "se está acelerando mucho más rápido que lo predicho por el IPCC" Como ejemplo, detalló el caso del Mar Ártico, donde las capas de hielo están desapareciendo 30 años antes de lo pronosticado por el IPCC y "podrían desaparecer completamente en los próximos cinco años", algo que no ha ocurrido desde hacía un millón de años en el ciclo geológico del planeta Tierra "Esto podría resultar en cambios climáticos rápidos y abruptos en lugar de las modificaciones graduales pronosticadas por el panel intergubernamental", agregó Además, alertó que el nivel de las aguas podría duplicarse para finales del siglo, y estipuló que las selvas y océanos están perdiendo cada vez más rápido su habilidad para absorber el Co2 de la atmósfera, un hecho responsable por la desaparición de cientos de especies de corales y flora y fauna marina, especialmente en los océanos Índico y Pacífico, aunque también en el Mar Caribe Algunos países, como Italia y Polonia, han rechazado las propuestas para reducir más emisiones de Co2 a la atmósfera, indicando que dichas medidas son demasiado costosas y poco realistas, especialmente en épocas de recesión económica Gran Bretaña es hasta ahora el único país del mundo que se ha responsabilizado legalmente a reducir, en 2050, el 80% sus emisiones de gases del llamado efecto invernadero, argumentando que cumplirá con ese objetivo a partir de la utilización de fuentes de energía renovable, como la eólica, solar y marina, combinada con una nueva generación de plantas nucleares En su reporte, WWF exhortó a la UE a reducir para 2020 entre 30 y 50% menos de los niveles de 1990, como también proveer de apoyo financiero para que los países en desarrollo puedan recortar sus propias emisiones de C02 y prepararse mejor para los impactos inevitables por el cambio climático También instó a detener la construcción de nuevas plantas energéticas a base de carbón, y pidió a los países prometer sumarse a la iniciativa para la captura y secuestro de carbono (CCS en sus siglas en inglés), una tecnología por la que las plantas de energía pueden atrapar las emisiones de Co2 antes de ser lanzadas a la atmósfera Así mismo, pidió una reducción significativa en el crecimiento del sector de aviación, incluidas las expansiones de aeropuertos y aumento de tráfico aéreo que, según el organismo ecológico, colaboran hasta en un 40% al aumento del C02 y, por ende, al calentamiento global Otro aspecto que pidió tener en cuenta fue mantener los llamados principios de desarrollo sustentable a la hora de elegir medidas contra el cambio climático, por ejemplo, evitarse volúmenes no sostenibles de biocombustibles, cuyas fuentes (etanol) están provocando la deforestación de selvas en Brasil y otros países de Sudamérica Según el WWF, el costo para alcanzarse un objetivo de recorte de emisiones de 80 por ciento para 2050 sería de entre 2 y 3% del Producto Bruto Interno (PBI) por año, aunque estimó que si se logra una mayor eficiencia energética, ese porcentual podría reducirse entre 15 y 2% El profesor Keith Allott, jefe del área de cambio climático del WWF en Gran Bretaña, declaró en el documento que el calentamiento del planeta "es el mayor desafío al futuro de la humanidad y el medio ambiente "Y nuestro sobrio reporte demuestra cuán crítico es que los ministros de la UE se responsabilicen para legislar sobre un paquete energético y climático más fuerte, que asegure una reducción de carbono para el futuro", agregó "Si la Unión Europea quiere ser vista como líder en la conferencia en Copenhague del próximo año ?auspiciada por la ONU? y busca ayudar a lograrse un fuerte acuerdo global que resuelva para 2012 (post-Tratado de Kyoto) los nuevos desafíos del cambio climático, entonces debe poner fin a las dudas por responsabilidades y estar determinada a recortar realmente las emisiones (de Co2) en Europa", continuó el experto La investigación fue publicada en vísperas de una cumbre europea de ministros del Medio Ambiente, que concluyó el pasado 21 de octubre En el comunicado, leído por el presidente de turno de la UE, el francés Nicolás Sarkozy, se señaló que el paquete legislativo europeo sobre clima y energía será aprobado en diciembre Los países del bloque habían anunciado el 16 de octubre último que mantendrán sus objetivos y cronogramas para enfrentar el cambio climático, pese a las objeciones de algunas naciones a continuar con esos planes en medio de la crisis económica Además, prometieron recortar sus emisiones de gas en 20% para 2020 respecto de las emisiones de 1990, y utilizar otro 20% de energías de fuentes renovables Sin embargo, tanto Roma como Varsovia han amenazado con bloquear un acuerdo logrado en 2007 para imponer recortes de emisiones de carbono en la región En tanto, a la campaña contra el cambio climático se sumó Japón, que el pasado 21 de octubre autorizó la creación de la llamada Bolsa Experimental del bióxido de carbono De esta forma, las compañías que se adhieran a la iniciativa de manera voluntaria podrán fijar autónomamente un límite máximo a las emisiones para recortar las medidas nacionales de gas Con base en el proyecto presentado, impulsado por el ex primer ministro japonés Yasuo Fukuda, cada compañía que tenga necesidad de incrementar sus emisiones deberá adquirir crédito "verde" de otras compañías que, en cambio, se encuentren bajo el techo establecido y que hayan acumulado créditos ecológicos "Decidimos establecer el nuevo sistema sobre base voluntaria para captar el mayor número posible de compañías", declaró el día del anuncio el ministro de Medio Ambiente japonés, Tetsuo Saito, a la cadena local de noticias NHK Según el acuerdo firmado en 1997 en Kyoto, Japón ?la segunda economía mundial y quinto país contaminante por volumen del gas invernadero? fue convocado a recortar entre 2008 y 2012, un 6% en sus emisiones de los niveles registrados en 1990 El documento del WWF publicado en Londres fue endosado por el profesor Jean-Pascal van Ypersele, el nuevo vicepresidente del IPCC, quien sostuvo que "está claro" que el cambio climático "ya está teniendo un mayor impacto que lo anticipado por la mayoría de los científicos "Por esa razón es vital que la comunidad internacional reduzca a nivel global las emisiones nocivas y logre adaptar sus respuestas de forma rápida y más ambiciosa De otro modo, la humanidad sufrirá la peor catástrofe de su historia", sentenció

Comentarios