Universitarios se revelan contra la ley Gelmini en Italia

lunes, 3 de noviembre de 2008
ROMA, 31 de octubre (apro) - No obstante el asedio al Senado y la ocupación de cientos de preparatorias y facultades en toda Italia, la llamada reforma Gelmini, un polémico decreto que, según sus detractores, dejará sin empleo a miles de docentes y acabará con la investigación universitaria por los fuertes recortes que contiene, fue aprobada en forma definitiva y sin ninguna modificación por el Senado italiano Promovido por la ministra de Educación Mariastella Gelmini y ya aprobado por la Cámara baja el 9 de octubre, el decreto se convirtió en ley el 29 de este mes al obtener 162 votos a favor, 134 en contra y tres abstenciones en el Senado "La escuela cambia Volvemos a una escuela seria, de méritos y de verdadera educación", dijo la ministra después de la aprobación, que a decir verdad se daba por descontada, vista la sustancial mayoría del Partido de la Libertad (PdL), la coalición de centro derecha que sostiene al gobierno en el Parlamento La respuesta que dieron a la ministra estudiantes, profesores e investigadores, quienes desde principios de octubre se manifestaron contra el decreto, fue la confirmación del paro general de escuelas y universidades, programado para el 30 de octubre, con epicentro en la Ciudad Eterna "En nueve trenes especiales y en al menos mil autobuses llegarán los estudiantes y maestros del interior del país", dijeron los organizadores, quienes hicieron saber que además del plantón en el Senado, "que continuará", organizarían nuevas protestas Y no se hicieron esperar Poco después de la votación, muy cerca del Senado, estudiantes de izquierda y de derecha escenificaron un violento enfrentamiento que sólo la presencia de la policía pudo sofocar En Nápoles y Milán los estudiantes de prepa y universidad tomaron por asalto las estaciones de trenes y en diversas partes, en ambas ciudades, hubo enfrentamientos con la policía "Todos los estudiantes, unidos en la defensa del sistema de educación pública, seguiremos protestando pacíficamente contra el desmantelamiento de la escuela pública", afirmaron lo miembros de la Unión de Universitarios, quienes también subrayaron que las movilizaciones continuarían en toda Italia Ya antes de la aprobación del decreto, el jefe de gobierno, Silvio Berlusconi, y Mariastella Gelmini habían ignorado tanto las protestas estudiantiles como el abierto apoyo que daba al movimiento el Partido Demócrata (PD), que en el Parlamento y en su gran manifestación del pasado 25 de octubre pidió el retiro del decreto Desde China, diez días antes de la votación, Berlusconi externó su incondicional apoyo a la ministra de Educación (que en esos días había dicho: "no cambiaré una sola coma del decreto") y su total rechazó a la movilización estudiantil y a la manifestación del PD en contra de su administración Descalificando la cruzada estudiantil, el jefe de gobierno afirmó que el movimiento estudiantil no era creíble porque "entre los manifestantes hay grupos de facinerosos apoyados por la extrema izquierda y por algunos diarios que se oponen a mi gobierno" A los miembros del PD dijo: "En lugar de cerrar filas con nosotros, para ayudarnos a resolver la crisis, la oposición de izquierda organiza manifestaciones contra del gobierno" En otra parte de su declaración, Berlusconi desafío abiertamente a la dirección del PD afirmando que podían manifestar lo que quisieran, porque él seguiría adelante con su programa y con el decreto sobre la educación "La oposición no es democrática y se necesitará de al menos una generación para que lo sea ¡Con esta izquierda ?subrayó? no hay posibilidad de diálogo!" Los altisonantes cuestionamientos del jefe de gobierno tuvieron, sin embargo, un efecto boomerang Mientras la radio y la TV difundían sus declaraciones, estudiantes y maestros organizaban un plantón frente al Senado, y en muchas otras ciudades (Catania, el Aquila, Perugia, Reggio Calabria, Catanzaro, Nápoles, Florencia, Boloña, Teramo y Macerata) miles de alumnos se manifestaban y ocupaban ateneos de educación media y superior La manifestación del PD resultó, por su parte, un gran éxito Según los organizadores, reunió dos millones y medio de personas (para la autoridades no fueron más de 300 mil) Durante la misma manifestación, Walter Veltroni, líder del PD, invitó a la ministra Gelmini "a retirar el decreto" y al gobierno a suspender los recortes que tenía programados para la escuela e iniciar una "confrontación con estudiantes, docentes, investigadores y familias" Como Berlusconi seguía en China, tocó a Maurizio Gasparri, presidente de los senadores del PdL, responder a Veltroni: "Nosotros ?dijo con singular arrogancia? seguiremos adelante y el miércoles próximo aprobaremos la reforma Gelmini" Sin embrago, rersulta paradójico el hecho de que el decreto Gelmini no contiene una verdadera reforma educativa, sino más bien iniciativas que tocan cuerdas sensibilísimas del mundo de la educación, como la precariedad laboral y la investigación en las universidades La reintroducción del maestro único en la escuela primaria, en sustitución de los tres de ahora, es una de estas iniciativas En los próximos tres años, según la Confederación General Italiana de Trabajadores (CGIL), se pensionarán 87 mil maestros que, debido a los recortes contemplados en el decreto, no podrán ser reemplazados Esto significa, según la misma confederación, que muchos de los maestros precarios de las escuelas primarias quedarán desocupados Un capítulo aparte, quizá el más debatido, es el de los recortes a las universidades Al considerar excesiva la planta de docentes y las licenciaturas en las universidades, así como poco transparentes las contabilidades en éstas, la ministra Gelmini, de común acuerdo con su homólogo de Economía, Giulio Tremonti, propuso un recorte de mil millones de euros, entre el 2010 y el 2011, a las instituciones de enseñanza superior "La medida podría hacer colapsar definitivamente la universidad pública", explicó la Conferencia de los Rectores, agregando que los financiamientos pasarían de 6 mil 800 millones de euros a 6 mil 100 en el 2010, y en 2011 experimentarían otra reducción de 300 millones más Debido al decreto, según la misma fuente, no podrá llevarse a cabo el tradicional recambio de profesores, toda vez que en los próximos tres años, por cada diez docentes que obtendrán la jubilación, sólo dos podrán ser reemplazados La medida, para CGIL, también impedirá a los investigadores precarios obtener la planta y a muchos jóvenes aspirantes a la investigación acceder a la misma, porque en este rubro es donde está lo más fuerte de los recortes Para campear el temporal, la ministra de Educación anunció, poco después de aprobado el decreto: "la próxima semana presentaré el plan para la universidad" Por su parte, la oposición de centro izquierda hizo saber a los estudiantes que había decidido organizar un referéndum abrogativo de la ley Gelmini, porque este gobierno actúa sin consultar a nadie "El referéndum es una buena idea para responder, con un instrumento de democracia directa, a un gobierno que se tapa boca y orejas", dijo Anna Finocchiaro, jefa de los senadores del PD El 24 de octubre, luego de que el jefe de gobierno amenazó con usar la fuerza pública si continuaban las ocupaciones, Mariastella Gelmini convocó a las organizaciones estudiantiles para afrontar el problema del decreto que lleva su firma En su breve encuentro con la ministra, los delegados de la Unión de Estudiantes (UEU), la Red de Estudiantes (RE) y los de la Unión de los Universitarios (UDU), que llegaron juntos y no separadamente, como pretendía el Ministerio de Educación, fueron por demás claros "Saludamos a la ministra Gelmini y, sin siquiera sentarnos, exigimos el retiro del decreto como condición para iniciar el diálogo ley", dijo Federica Musetta, líder del UDU "Me sorprende que defiendan una cosa que no funciona, como la universidad", fue la respuesta de la ministra, quien agregó: "viven en el pasado queriendo preservar el status quo" Para Luca De Zolt, de la Red, la finalidad de la reforma es ahorrarse 8 mil millones de euros, "y sobre esto ?apuntó el líder? el ministerio no nos dio ninguna respuesta" Roberto Iovino, de la UDU, otro de los líderes presentes en la reunión, comentó que con la respuesta de Gelmini "no me detendré, seguiré adelante" Fue el origen de la ruptura Nadie sabe si la ley Gelmini sobrevivirá a la movilización estudiantil y al referéndum abrogativo de la oposición de centro izquierda, pero lo que es evidente para todos es que a través de este conflicto podrá conocerse la real fortaleza del gobierno de Berlusconi Si bien el decreto se ha convertido en ley, lo sucedido parece presagiar un fin de año muy movido para el gobierno por las muchas más ocupaciones de escuelas y facultades que seguramente se darán en las próximas semanas

Comentarios