Gran Bretaña: las cuentas de la corona

sábado, 8 de noviembre de 2008
LONDRES, 7 de noviembre (apro) - La reina Isabel II de Inglaterra, considerada una de las mujeres más ricas del mundo, está cada vez más preocupada por su fortuna personal Y no es para menos, ya que tras la actual crisis financiera global y ante el temor a una inminente recesión económica en Gran Bretaña, la monarca de 82 años y el heredero a la Corona, su hijo el príncipe Carlos, han perdido cerca de 100 millones de dólares de sus porfolios inmobiliarios y de paquetes accionarios personales en la Bolsa de Londres Según una investigación del Parlamento británico, publicada el pasado 28 de octubre en la capital inglesa, el príncipe de Gales perdió 38 millones de libras esterlinas (unos 60 millones de dólares) de su fortuna personal, principalmente por la caída de precios de propiedades en Gran Bretaña como consecuencia de la crisis crediticia Carlos, de 59 años, contaba con una fortuna personal de 647 millones de libras (unos mil millones de dólares), vinculada principalmente a tierras para uso agrícola y propiedades en el suroeste de Inglaterra Pero ahora su fortuna es de 587 millones de dólares De acuerdo con el extenso informe de auditorías, debido a la caída de 13% en los valores de las casas en el país, Carlos ha visto reducir en gran medida su fortuna personal, muy ligada a las tierras y casas del Ducado de Cornualles En ese sentido, los analistas y expertos predicen una reducción de hasta 20 o 40% en el valor de las propiedades británicas, algo que podría disminuir aún más la fortuna del príncipe de Gales Mientras, la reina Isabel II ya ha perdido al menos 37 millones de libras (58 millones de dólares) al depreciarse sus inversiones en bolsa debido a la crisis financiera La investigación parlamentaria concluyó que la reina tenía en abril pasado una fortuna cifrada en 320 millones de libras (509 millones de dólares), que incluía 100 millones de libras (160 millones de dólares) de su cartera de inversiones Pero las caídas de la Bolsa de Londres depreciaron 37% su cartera, en la que predominan las inversiones en empresas del Reino Unido que cotizan en el índice FTSE-100 Por tal motivo, la soberana planea abrir al público, por primera vez, los jardines del palacio de Buckingham, su residencia oficial en Londres, en un intento de recaudar fondos para el mantenimiento de esa propiedad La reina heredó de su madre propiedades inmobiliarias por un valor de 90 millones de dólares, por las que no ha pagado el impuesto de herencia de 40%, como debe hacerlo el resto de los británicos Lo cierto es que muy pocos saben a cuánto asciende la fortuna personal de la monarca británica, aunque los analistas consultados el pasado 26 de abril por el The Sunday Times, para su lista de las personas más ricas del mundo, cifran ese total en unos 509 millones de dólares, excluyendo las joyas, obras de arte, cuadros y otros objetos pertenecientes a la Corona El problema para calcular exactamente la fortuna de la Familia Real radica en el secretismo que rodea todos los asuntos de la reina y en el hecho de que es difícil separar sus propiedades personales de las que le pertenecen como cabeza de Estado Y aunque el secretismo es mayor con ciertos objetos de la Colección Real de arte y con las joyas de la Corona, es de conocimiento público que Isabel II posee residencias y terrenos en gran parte de Gran Bretaña, como el castillo de Balmoral con sus tierras en Escocia, la finca de Sandringham en Norfolk, o el Castillo de Windsor, al oeste de Londres El financiamiento de la Corona procede de los contribuyentes británicos (alrededor de 78 millones de dólares anuales) y del Estado, que paga a la monarca unos 15 millones de dólares al año Por otra parte, se destina una cantidad de 10 millones de dólares anuales para los viajes reales, que incluyen trenes, aviones y visitas oficiales También existen financiaciones privadas que sí están sujetas a impuestos, como los rendimientos del capital mobiliario y los ingresos en especie procedentes de las propiedades privadas El año pasado, Isabel II había visto aumentar su sueldo anual a 23 millones de dólares, gracias a la valorización de su Ducado de Lancaster Las ganancias obtenidas por esos campos de 18 mil hectáreas, que incluyen rentas a propiedades, comercios y granjas, habían aumentado en casi dos millones de dólares en los meses previos Además, los incrementos en los precios de propiedades durante el 2007 habían visto aumentar el valor total del Ducado de Lancaster en 166%, de 682 millones a 796 millones de dólares en el año fiscal que finalizó el 31 de marzo del año pasado Con ese ingreso del Ducado de Lancaster, Isabel II pagaba otros costos no cubiertos por el salario que recibe anualmente del Estado bajo la llamada Lista Civil Esos gastos extras incluían salarios a varios miembros de la Familia Real que llevan a cabo compromisos oficiales Sólo la reina y su esposo, el príncipe Felipe de Edimburgo, reciben un sueldo de la Lista Civil, que es aprobada por el Parlamento británico Pero todo eso podría cambiar ahora por las pérdidas estratosféricas de la Corona A pesar de ello y a modo de llevar calma, Paul Clarke, director ejecutivo del Ducado de Lancaster, y el tesorero de la reina, Chris Adcock, afirmaron el pasado 21 de octubre al magazine inglés Country & Home que los recientes retrocesos financieros de la reina "mejorarán en los próximos años", porque las inversiones de la monarca británica "son sólidas" Sin embargo, en entrevista con Apro, Mark Harrison, experto de la influyente universidad London School of Economics (LSE), al hablar sobre temas de cuentas de Estado y gastos para la Corona declaró que la Familia Real "está en serios problemas" por sus finanzas -- ¿Cómo ve la situación financiera de la Corona? -- El problema se agrava con la profundización de la crisis financiera y de los mercados La reina cuenta con una fortuna muy ligada a las acciones de la Bolsa de Londres y al precio de las propiedades Si tenemos en cuenta que el valor de las casas cayó un 13% desde 2007, y se espera un desplome para los próximos meses, las pérdidas reales podrían duplicarse para los próximos meses "En muchos casos los cálculos son muy difíciles de hacerse, ya que Isabel II cuenta con acciones, por ejemplo, en compañías como la petrolera Shell o British Airways, con resultados adversos Dentro de la oficina de Finanzas de la Familia Real debe estar cundiendo el pánico", sostuvo el experto -- ¿Qué podría ocurrir con la fortuna de la Familia Real? -- Es algo difícil de saber, ya que la Corona es, en principio, propiedad de Gran Bretaña y de todos los británicos Pero es cierto también que la reina y su familia poseen una fortuna personal, de la cual no pagan impuestos "Calculamos que en los últimos meses, tanto Isabel II como su hijo han perdido más de 100 millones de dólares por el debacle financiero Obviamente sus consejeros le han dicho que no retire sus acciones de la bolsa hasta que no se estabilicen los precios del mercado, pero la caída ha sido brutal" -- ¿Cuál ha sido el sector de las finanzas reales que más ha sufrido? -- Sin lugar a dudas el porfolio de propiedades inmobiliarias, comerciales y de renta Sin ir más lejos, el Ducado de Lancaster (de la reina) con propiedades en Londres ya perdió más de 30% de su valor, estamos hablando de varios millones de dólares que desaparecieron en cuestión de días de las arcas personales de la monarca -- ¿Cree que la Corona podría terminar en crisis? -- Si no son bien asesorados, totalmente No es la primera vez que una Familia Real se ha declarado en bancarrota Aunque la monarca deberá ser austera, sus palacios y mansiones reales están gastando cada vez más dinero que deberá ser pagado de algún lado "Si los réditos en intereses se reducen y los bienes gananciales se deprecian, las pérdidas podrían superar en los próximos meses hasta los 300 millones de dólares", concluyó Mark Harrison

Comentarios