El Salvador: La derecha "en su laberinto"

lunes, 25 de febrero de 2008
San Salvador (apro) - Parafraseando al escritor Gabriel García Márquez, la derecha salvadoreña está "en su laberinto" La razón: la hasta ahora imbatible Alianza Republicana Nacionalista (Arena), con 19 años en el poder y de orígenes ultraderechistas, sufre una inédita crisis de liderazgo y de identidad, así como cierto abandono de aliados estratégicos Según las últimas encuestas divulgadas en esta nación centroamericana, Arena podría perder las próximas elecciones municipales, legislativas y presidenciales que tendrán lugar entre enero y marzo de 2009 Por primera vez también, el "archirrival" de Arena, el izquierdista y exguerrillero Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), encabeza las preferencias electorales "El que pega primero?" El FMLN se adelantó en noviembre pasado en elegir a su candidato presidencial, en una lógica de que "el que pega primero, pega dos veces" La candidatura recayó en un carismático periodista televisivo: Mauricio Funes, quien no tenía militancia partidista, pero que ha aglutinado en torno suyo a la exguerrilla Arena, en cambio, retrasó su proceso electivo y en la actualidad hace "de tripas, corazón" para tratar de elegir a un candidato, no sólo que la unifique, sino que sea capaz de "pararle el carro a Funes" Hasta mediados de marzo Arena podrá definir quién será finalmente su candidato, el cual surgirá de cinco aspirantes que en la actualidad están sumidos en una apuesta interna Estos cinco pre-candidatos surgieron de 18 postulantes, algo que Arena nunca había vivido pues estaba acostumbrada a un liderazgo sólido y vertical Según el politólogo Roberto Rubio, director de la Fundación Nacional para el Desarrollo (Funde), en Arena "se han roto los equilibrios" que antes existían entre el presidente de la República, el Coena --máxima dirección de Arena-- y los empresarios más importantes del país De acuerdo con Rubio, en El Salvador ha habido transformaciones importantes y los principales empresarios actúan de manera desarticulada Por otra parte, el actual presidente de la República y su sector se han fortalecido, incluso económicamente, lo cual lo hace independiente frente a dichos empresarios Uno de esos cambios es que la banca salvadoreña ya no existe Trasnacionales adquirieron la banca local y éstas no están interesadas en desempeñar un papel en las decisiones políticas, al menos de la forma en que la banca local influía Dicha crisis de liderazgo ha creado facciones que están pujando por el poder Hasta el momento los signos más visibles de las exclusiones y autoexclusiones han sido el haber dejado fuera de contienda al fundador de Arena y hasta hace poco uno de sus máximos líderes, Hugo Barrera Previamente, el poderoso empresario local Roberto Murray Meza se negó a tomar parte de la contienda de las precandidaturas, pese a que externa e internamente en Arena se le consideraba "caballo ganador" en las elecciones de 2009 Identidad perdida Otro signo de cambio se refiere a la identidad del partido derechista Arena fue fundada por el controversial exmayor de la inteligencia militar, Roberto D´Aubuisson (ya fallecido), a quien se involucra en la llamada guerra sucia de los escuadrones de la muerte antes y durante la guerra civil (1980-1992) Pero Arena fue una alianza de políticos derechistas, militares y empresarios "neoliberales" Sin embargo, la vicepresidenta de El Salvador y una de las cinco aspirantes a la candidatura, ha dicho que en su gobierno habrá "inclusión" de representantes de otros sectores nacionales, entre ellos personas de izquierda Hugo Barrera, ahora marginado pero líder de un sector pujante, llama a la no confrontación que ha sido radical entre derechas e izquierdas El colmo: el exdirector de la policía y uno de los que podría ser el candidato presidencial de Arena, Rodrigo Ávila, ha renegado del "neoliberalismo" "Creo en el libre mercado, pero la postura neoliberal sólo beneficia a los ricos, no a los pobres ni a las clases medias", declaró Ávila Por esa frase hubiera sido defenestrado en el pasado, ya que Arena impuso el neoliberalismo ortodoxo en El Salvador: privatizaciones, apertura comercial extrema y dolarización, entre otras medidas "Es innegable que hay que renovar el proyecto histórico de Arena", apuntó Ávila frente a un grupo de empresarios de la región oriental de El Salvador ¿Se conducirá Arena hacia su propia derrota? El analista Rubio dijo categórico: "Arena está haciendo lo mismo que llevó al FMLN a perder las elecciones anteriores: problemas de candidatos, estrategia y divisiones Y cada vez con menos tiempo para resolver esos problemas" Unido a todo ello, la derecha salvadoreña está ante la perspectiva que en Washington los republicanos --sus mentores políticos-- pierdan el poder en noviembre de 2008 En una especie de preparación del terreno por la "partida", el encargado de Centroamérica por el Departamento de Estado, John Feeley, aseguró que Washington "no intervendrá en las elecciones 2009 para apoyar a Arena ni en contra del FMLN", algo que no sucedió en 2004, ni siquiera en discursos A nivel de región centroamericana El Salvador es una especie de isla conservadora A su alrededor se ubican el gobierno de izquierda de Daniel Ortega de Nicaragua y los socialdemócratas Manuel Zelaya y Álvaro Colom, en Honduras y Guatemala, respectivamente De hecho, en la actualidad hay pocos que apuestan por la derecha ortodoxa que simboliza Arena (25 de febrero de 2008)

Comentarios