Alemania: El humo verde

lunes, 17 de marzo de 2008
Berlín (apro) -- El lobby tabacalero alemán no goza de una buena imagen frente a la opinión pública Sus grandes ganancias provienen finalmente de la venta de un producto sumamente peligroso para la salud A partir de ahora todo esto va a cambiar La Asociación de la Industria del Cigarrillo de Alemania, acaba de contratar a la persona idónea para cambiar esta reputación La elegida es Marianne Tritz, una mujer de 44 años de edad, de excelentes contactos a nivel político Nada de todo esto sería noticia sino fuera porque Tritz es desde 1985 miembro del Partido Verde La mujer proviene de la entraña del movimiento ecologista alemán En Lüchow-Dannenberg, pequeña ciudad de Baja Sajonia en la que nació, Tritz encabezó durante años la iniciativa popular contra la construcción de un basurero nuclear Su región se convirtió en el corazón del movimiento antinuclear germano En 2002, Tritz fue elegida diputada en el Parlamento Federal Al dejar su cargo, en 2005, pasó a formar parte del equipo del jefe del bloque parlamentario Verde, Fritz Kuhn Históricamente, los Verdes han encabezado la lucha contra el lobby del tabaco y la protección de los derechos de los no fumadores La industria del cigarrillo ha tenido en ellos un enemigo declarado Los Verdes han acusado repetidas veces a conservadores y socialdemócratas de postrarse frente al lobby tabacalero "Tritz era una figura estratégicamente muy importante para los Verdes y su nuevo empleo daña seriamente la imagen del partido", declaró el político verde Johannes Spatz al periódico Die Welt Spatz pidió la expulsión partidaria de la flamante lobbysta Calificó la contratación de Tritz como una brillante jugada de ajedrez, que se vincula con el exitoso reclutamiento que la industria tabacalera ha hecho de renombrados científicos del área de salud o representantes del sector médico Pragmatismo "No sé qué es lo que la ha llevado a tomar esta decisión; la verdad, no lo entiendo", dice a Apro Wolfgang Behrens, de la Asociación de No Fumadores de Berlín "Pero así son las personas, a fin de cuentas", agrega, y señala que la causa podría ser el dinero o el estímulo que el nuevo empleo le deparará a Marianne Tritz La exactivista y diputada, por su parte, no ha justificado su decisión en público En realidad, el cambio que atraviesa el Partido Verde comenzó hace tiempo Si a su líder histórico y exvicecanciller Joschka Fischer le tomó años defender el pragmatismo político, para la generación intermedia de políticos verdes es normal vincular ecología con economía Sin contacto con la protesta, estos políticos trabajan de manera altamente profesional, no dogmática, para los objetivos verdes y, sobre todo, para la propia carrera profesional En su período como diputada, Marianne Tritz apoyó el acuerdo entre el anterior gobierno Socialdemócrata-Verde y la industria alemana, para abandonar el uso de energía nuclear en 2020 Las bases de su partido exigían un plazo más breve Hoy, a nadie extraña que los Verdes se encuentren en diálogo con la Democracia Cristiana --el partido que más defiende los intereses de la industria frente a los reclamos ambientalistas-- para formar coalición de gobierno en Hamburgo Por lo pronto, el trabajo que Tritz tiene por delante no es sencillo: el sector tabacalero es afectado por una grave crisis de imagen De la mano de los procesos judiciales contra las compañías de tabaco en Estados Unidos, salieron a la luz en Alemania documentos que detallan cómo el lobby tabacalero compró durante décadas a prestigiosos científicos, con el fin de influenciar la investigación sobre los daños físicos y el carácter adictivo del cigarrillo El trabajo de cabildeo con representantes del gobierno alemán tuvo enorme éxito durante décadas En 2006, la Unión Europea (UE) rechazó la demanda germana para que las tabacaleras pudieran seguir haciendo publicidad en medios gráficos y en internet Hasta hace tres años, en todo el territorio alemán había miles de expendedoras automáticas de cigarrillos en la calle, al alcance incluso de cualquier menor que tuviera monedas El trabajo de lobby también se ha concentrado en el sector hotelero y gastronómico, a través del financiamiento de sus publicaciones y de la propagación de estudios que indican que, en los bares, los fumadores gastan más que los no fumadores Un reciente informe de la Organización Mundial para la Salud (OMS) sostiene que 100 millones de personas murieron en el siglo XX a causa de su adicción al cigarrillo Los encargados de prensa de los consorcios alemanes ya no niegan estos datos, sino que defienden el "derecho a elegir" de los fumadores El trabajo de cabildeo ha crecido de manera notable en internet Desde su página web Tolerancia con los fumadores, el consorcio alemán Reemtsma intenta influir en la opinión contra la severidad de las leyes antitabaco Prohibición a medias Desde septiembre de 2007, rige en Alemania una ley federal que prohíbe fumar en edificios de la administración pública En octubre, entraron en vigor en ocho de los 16 estados federados leyes de protección contra el tabaco en restaurantes, bares y discotecas Otros tres estados se sumaron en enero pasado, entre ellos, la capital alemana Pero en Berlín, contrariamente a lo que pasa en ciudades como Roma, Barcelona o Buenos Aires, estos primeros meses de prohibición en la gastronomía no han dado el resultado esperado Los motivos son variados El primero es que no hay controles "En la administración pública, la ley se cumple sin problemas", dice Beherens a Apro "Pero en la gastronomía es diferente Hay muchos propietarios que cumplen con la ley, pero también muchos que no El motivo, aquí en Berlín, es que en los primeros seis meses no se efectivizan las multas contra los infractores Un gran error Muchos bares y restaurantes aprovechan este plazo Tal como ocurre en Italia o en Holanda, tendrían que haberse evitado las excepciones" Las multas --100 euros para el transgresor; mil para el establecimiento--, comenzarán a aplicarse a partir del próximo 1 de julio El plazo de seis meses sin control crea la impresión de que la medida no se toma en serio "¿Prohibición de fumar? No, gracias", dice Philipp L, en la barra de un bar del barrio del Kreuzberg, donde bebe una cerveza y fuma un cigarrillo rubio "Veremos qué pasa a partir de julio Espero que los bares y los clientes mantengan la misma actitud que hasta ahora El problema sobre todo es en invierno Salir a fumar al frío es muy desagradable" Los bares que comenzaron aplicando la medida sostienen que, mientras ellos se vaciaban, los competidores que ignoraban la ley estaban llenos Muchos bares tienen sólo un espacio común; su separación es cara o imposible, o les haría perder todo su carácter Los bares que disponen de dos o más ambientes están obligados a crear espacios para no fumadores Wolfgang Behrens cree saber a qué se debe el fracaso parcial de la ley: "Nosotros no podemos probarlo, pero creemos que es un efecto del trabajo de lobby de la industria del tabaco y también de las asociaciones de hoteleros y gastronómicos, que se han manifestado estrictamente contra la ley y hacen todo posible para introducir demoras, presentando denuncias en diferentes juzgados" El sector gastronómico, por su parte, dice haber experimentado una caída de hasta un tercio en los ingresos, debido a la prohibición Las ventas de la industria tabacalera en Alemania experimentaron una baja de apenas 01 por ciento en 2007, respecto del año anterior La presencia en el mercado alemán de cigarrillos ingresados por contrabando ha crecido hasta alcanzar actualmente, según estimaciones, el 20 por ciento del mercado Por lo pronto, los consorcios alemanes del sector han aumentado este año el precio de los cigarrillos Los expertos creen que al fumador consumado no lo asustan ni la subida de los precios ni las prohibiciones de fumar El impacto de las leyes antitabaco es importante entre los más jóvenes De acuerdo con un estudio de la Central Federal para la Educación Sanitaria, el número de adolescentes fumadores entre 12 y 17 años bajó del 28 al 18 por ciento entre 2001 y 2007 Las causas son esas mismas que entre los adultos no hacen mella: altos precios; restricción publicitaria; prohibición de fumar en espacios públicos, y campañas de educación sobre los daños que provoca el tabaco Marianne Tritz, quien a partir de ahora representará los intereses del sector tabacalero, no es fumadora (17 de marzo de 2008)

Comentarios