Cacerolas argentinas

lunes, 31 de marzo de 2008
Gualeguaychú, Arg , 31 de marzo (apro)- El ruido de las cacerolas que repiqueteaban en los barrios acomodados de Buenos Aires no llegaba a los oídos de Nicolás Loustau; tenía los ojos llenos de lágrimas Acababa de escuchar por la radio a la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, y respiraba "bronca e impotencia" Era el atardecer del 25 de marzo, día número 13 de la mayor huelga agro-ganadera que recuerde la historia argentina reciente Los cortes de rutas --"piquetes de la abundancia", según el gobierno-- se multiplicaban y el fantasma del desabastecimiento comenzaba a materializarse en las grandes ciudades A Nicolás Loustau, como a muchos otros productores, poco le importaba que la presidenta, a la que tachan de "soberbia", enfrentara la peor crisis de sus primeros 100 días de gestión A él, decía, sólo le importaba el futuro del campo "Si esto no cambia no me quedará otra salida que alquilar el campo No es que yo quiera hacerlo, es que no puedo seguir produciendo Voy a ganar mucho más plata arrendando mis tierras que trabajando, y cuando mi hijo me pregunte qué hacemos le tendré que decir que vivimos del trabajo del otro, porque trabajar en este país es un castigo", dice a Apro Loustau, un mediano productor agropecuario dueño de 800 hectáreas que comparte con sus dos hermanos, estaba parado sobre la ruta 14, a la entrada de la ciudad de Gualeguaychú, en la provincia de Entre Ríos, 220 kilómetros al norte de Buenos Aires Participaba de un "piquete" (corte) en la principal ruta del Mercado Común del Sur (Mercosur), en la que atraviesan a diario cientos de camiones con mercaderías provenientes de los países miembros del pacto regional (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, mientras se espera el ingreso efectivo de Venezuela) Decenas de camiones estaban detenidos a la vera del camino Por la ruta sólo podían circular automóviles particulares y ómnibus de pasajeros Tropas de Gendarmería ?las fuerzas de seguridad fronterizas-- custodiaban la zona, una escena repetida en todos los rincones del país El lock out patronal (paro) había sido decidido por las cuatro principales entidades del agro, la Sociedad Rural (grandes productores), la Confederación Rurales Argentinas (grandes y medianos), Coninagro (cooperativas) y la Federación Agraria (pequeños y medianos) Loustau, de 34 años, vestido con las ropas tradicionales del "gaucho" argentino, era uno de los miles de productores ?pequeños, medianos y grandes-- que pusieron contra las cuerdas a la presidenta argentina Se declararon en huelga el 14 de marzo pasado con movilizaciones, cortes de ruta y hasta "cacerolazos" Protestan por el nuevo esquema tributario oficial para el campo, en el que los productores debían dejar en las arcas del Estado hasta 44% del monto de sus exportaciones dependiendo del precio de los distintos commodities (mercancías), en especial la soya, la "niña bonita" de los granos argentinos El gobierno argumenta que el campo fue el gran ganador de la recuperación económica del país, con un crecimiento del PIB de 9% anual en los últimos años, y afirma que sus abultadas ganancias deben redistribuirse hacia políticas sociales y de desarrollo Por ello decidió aumentar, el 11 de marzo pasado, las "retenciones" que viene aplicando a las exportaciones del sector para "distribuir la riqueza" En el caso de la soya las retenciones pasaron de 35 a 44% y, además, se fijaron precios máximos El porcentaje del impuesto crecerá cada vez que trepe el precio del grano a nivel internacional Si la soya costara más de 600 dólares la tonelada (actualmente ronda los 480 dólares), el Estado se quedará con 95% del excedente El Tesoro viene recaudando 6 mil 500 millones de dólares anuales en retenciones al campo, a la minería y el petróleo, y las proyecciones giran en torno a los 9 mil millones para este año Cristina Fernández, en un discurso en la Casa Rosada, sede de gobierno, el día 25 y que repitió dos días después, dejó en claro su opinión "Son piquetes de la abundancia", dijo para descalificar las protestas de los productores Pero antes, las movilizaciones derivaron en "cacerolazos" en los barrios acomodados de Buenos Aires y las principales ciudades del país, y enfrentamientos aislados con grupos "piqueteros" oficialistas ?liderados por el exdiputado Luis D?Elia-- que desalojaron a empujones, amenazas y algunas trompadas a unas cinco mil personas que protestaban con sus cacerolas en manos en la Plaza de Mayo el mismo día 25 La escena se repitió en los días siguientes En algunas zonas del Gran Buenos Aires se produjeron intentos de saqueos atribuidos por el gobierno a delincuentes comunes La crisis amenazaba con arrojar a la presidenta a un conflicto de difícil resolución "Es una señal de alarma muy fuerte La situación puede tener un alto costo político para la presidenta", dice a Apro la analista Graciela Romer, directora ejecutiva de la consultora Graciela Romer y Asociados La analista fustiga el discurso oficial de que el lock out (paro) es realizado por la oligarquía argentina que, afirman voceros oficialistas, acompañó todos los golpes de Estado que ha sufrido el país "Esta idea de unificar el campo y convertirlo en la vieja patria terrateniente no coincide con la realidad porque mientras el discurso de los sindicalistas oficialistas, con su brazo piquetero, habla de la riqueza del terrateniente, la gente común ve que los que están cortando las rutas son chacareros (pequeños productores), gente como uno", afirma Romer El campo es responsable de 37% del Producto Interno Bruto (PIB), de 36% del empleo y de 65% de las exportaciones del país, según cálculos de expertos en el tema rural En el 2006 el sector generó divisas por 40 mil millones de pesos (unos 13 mil millones de dólares), lo que lo convirtió en el principal motor de la recuperación económica de la Argentina En el país hay más ganado vacuno que personas: unos 53 millones de vacas contra 37 millones de habitantes Las grandes extensiones de pasturas naturales han convertido a la carne nacional en "la mejor del mundo", como les gusta afirmar a los argentinos El país es hoy el tercer exportador global de carne bovina, con ventas al exterior que rondan los 1400 millones de dólares anuales Es también el tercer exportador mundial de soya, el segundo de maíz y uno de los cinco mayores de trigo Para Graciela Romer, "la situación ahora es diferente a lo que sucedía con la presidencia de Néstor Kirchner (2003-2007), donde la lógica amigo-enemigo funcionaba porque los actores en el arco contrario eran profundamente repudiados por la sociedad, como las fuerzas armadas y el Fondo Monetario Internacional (FMI) Ahora, la cosa es distinta El campo es una de las instituciones más valoradas de la sociedad" Agrega: "La gente común está frente a un fenómeno que no termina de comprender Por un lado hay un apoyo importante al gobierno, hay convicción que Cristina Fernández es la continuidad del modelo de su esposo y que está en el rumbo correcto Al mismo tiempo, se enfrenta a otra percepción que tiene que ver con uno de los sectores mas valorados de la sociedad Y lo está haciendo en posición contraria a lo que el conjunto de la población siente" Grandes y pequeños Hoy, en Argentina, nadie duda que el campo fue el ganador de la recuperación económica del país Los grandes estancieros acumulan sus ganancias llevando bienestar a los pueblos del interior de la pampa húmeda (zona central) Las retenciones aplicadas a sus exportaciones sirvieron al gobierno para apuntalar sus cuentas fiscales, y desarrollar proyectos sociales y obras públicas, además de mantener bajos los precios de los productos básicos Para favorecer las exportaciones, mantiene una política de "dólar alto" (3,15 pesos por unidad) acumulando reservas a través de compras diarias por parte del Banco Central Sin embargo, los pequeños y medianos productores se quejan de que su situación es grave y que no pueden afrontar las últimas retenciones aplicadas por el gobierno, y que por ello se ven obligados a abandonar la producción y arrendar sus tierras a los terratenientes, que también se quejan por el sistema tributario que les recorta sus enormes ganancias definiendo la situación como "confiscatoria" Hoy, 70% de la superficie agrícola cosechada se hace sobre tierras alquiladas Según el Censo Nacional 103% del número de los terratenientes tiene la propiedad de 43% de la tierra Loustau explica: "Se nos hace cada vez más difícil producir El glifosato (un tipo de herbicida) subió de 230 a 650 dólares y dicen que va a seguir subiendo, y el fertilizante que valía 400 dólares la tonelada subió a mil 50 dólares Esto beneficia a los grandes productores porque es más fácil conseguir precios por volumen comprando 4 o 5 camiones de glifosato Y a eso sumamos lo que nos quitan en retenciones, por eso no podemos seguir produciendo" Los ejemplos se multiplican Alejandro Adamonis tiene 500 hectáreas de campo en la zona de Necochea, 600 kilómetros al sur de Buenos Aires Como muchos otros medianos y pequeños productores debió arrendar sus tierras "Los números se ponen interesantes cuando se manejan extensiones grandes Cuando tienes un campo no muy grande todo sale más caro, desde la compra de insumos, hasta herramientas, etc El hecho de arrendar garantiza un piso (de ganancia) Los pequeños productores desaparecen, todo se concentra en contratistas grandes Nosotros le alquilamos a un grupo y ellos cierran todo el negocio", cuenta a Apro Añade: "El Estado toma como referencia de la realidad del campo a esos tipos, que tienen cada uno dos camionetas 4 x 4 Me parece bárbaro que el gran productor pague más (retenciones) porque está lleno de dinero, pero el Estado tendría que subsidiar al pequeño y mediano productor con lo que le saca al gran productor", dice La situación se torna más alarmante en las zonas consideradas marginales, en especial en el norte argentino indígena, donde la tierra no es tan rica y la pobreza alcanza cifras alarmantes Los pequeños productores pierden sus tierras a manos de los "señores de la soya" Pero Luis D?Elia, el piquetero oficialista titular de la Federación de Tierra y Vivienda, no cree en el discurso del campo "Este es un lock out rural de los grandes oligarcas del país De los dueños del campo que estuvieron con todos los golpes de Estado Después podemos discutir cuál es la posición final para los pequeños y medianos productores, que a pesar de todo tienen una gran rentabilidad Aquí es necesario un debate político que llegue a todos los sectores", dice a Apro Horas después, el mismo D?Elia le propinaba una trompada en la cara a un hombre que, en la Plaza de Mayo y en medio de las protestas, lo tildaba de "mercenario" por liderar a cientos de "piqueteros" que echaron de ese histórico paseo a unas 5000 personas que, cacerola en mano, respaldaban la protesta del campo Pero más allá de todo, hoy, en Argentina, la pelea no es para salir de la miseria, como en el 2001 Siete años después ?como graficó con ironía un humorista radial-- ya no son pobres contra pobres, sino ricos contra millonarios" En el medio los pequeños y medianos productores pusieron la cara en los cortes de rutas

Comentarios