Benedicto XVI: "Una vergüenza", abusos de sacerdotes contra menores

miércoles, 16 de abril de 2008
* Declaración del Papa previa a su gira por EU, que incluye una visita a la ONU México, D F, 15 de abril (apro)- El papa Benedicto XVI calificó de una "vergüenza" los abusos sexuales contra menores cometidos por sacerdotes en Estados Unidos Sostuvo que ese tipo de escándalos no deben repetirse "Cuando leo las historias de las víctimas, me parece imposible entender cómo ha podido suceder que un sacerdote traicione su misión de dar aliento y el amor de Dios a estos niños", dijo El Papa declaró lo anterior a la prensa que lo acompaña en la gira que iniciará por Estados Unidos ?la primera--, que incluye una visita a la ONU A bordo del avión, el pontífice, confesó que ese tipo de actos supusieron "un gran sufrimiento para Estados Unidos, para la Iglesia y para mí, personalmente" "No comprendo cómo esto pudo suceder", agregó y advirtió que "ahora tenemos que hacer todo lo posible para que esto no vuelva a suceder" Recordó que ahora la Iglesia cuenta con unas normas y que ninguna persona puede ser sacerdote "si es pedófilo", y subrayó que "hay que hacer justicia a las víctimas" En la entrevista, el Papa habló también sobre el problema de la migración, y dijo que pedirá al presidente de Estados Unidos, George W Bush, comprometerse con el desarrollo de los pueblos latinoamericanos para otorgar justicia a los inmigrantes "He visto la profundidad del problema de la inmigración, sobre todo la división de las familias, esto es un peligro para el tejido social y para los valores humanos", dijo El jefe de la Iglesia católica aseguró que conoce bien el problema migratorio y afirmó que la solución de fondo será que estas personas no tengan que salir de su país "Debemos trabajar todos juntos con el objetivo de que el desarrollo social pueda ofrecer las posibilidades a los ciudadanos para obtener un trabajo digno", ponderó Y consideró que el problema primario y fundamental es ayudar a que los niños sean protegidos, además hacer todo lo posible contra la precariedad y la violencia para que los inmigrantes puedan tener una vida digna

Comentarios