Benedicto XVI apela por los migrantes ante Bush

jueves, 17 de abril de 2008
Washington, 16 de abril (apro) - El Papa Benedicto XVI pidió al presidente de Estados Unidos, George W Bush, dar un trato humanitario a la política migratoria estadunidense, al mismo tiempo que el gobierno federal llevaba a cabo, por lo menos en nueve estados, una de las redadas más grandes de la historia contra indocumentados Mientras en la Casa Blanca Bush hablaba con Benedicto XVI sobre el tema migratorio, después de haber recibido al sumo pontífice y de haberle celebrado el cumpleaños número 81 al máximo líder de la iglesia católica, decenas de agentes federales del Buró de Inmigración y Aduanas llevaban a cabo una serie de redadas en los estados de Arkansas, Florida, Tenneessee, Texas, Virginia del Oeste, Nueva York, Pensilvania, Ohio y Georgia "El santo padre (sic) y el presidente también consideraron la situación en América Latina con referencia, entre otras cosas, a los inmigrantes y la necesidad de coordinar las políticas migratorias para darles un trato humanitario por el bienestar de las familias de los inmigrantes", informó la Casa Blanca en un comunicado sobre el resultado y contenido de la "platica privada" que tuvieron Bush y el Papa en la oficina Oval de la mansión presidencial Desde antes de llegar a Washington para su visita de seis días a la capital estadunidense y la ciudad de Nueva York, Benedicto XVI ya había expresado su descontento por las acciones antimigratorias que lleva a cabo el gobierno de Bush, como es el caso de las redadas para detener a indocumentados en sus lugares de empleo En un claro desdén por la plegaria papal sobre los indocumentados, el Departamento de Seguridad Interior anunció que las redadas se llevaron a cabo en plantas de la cadena empacadora de carne de pollo Pilgrim?s Pride, en las que, se presume, trabajan miles de inmigrantes ilegales, en su mayoría mexicanos, así como en otras industrias procesadoras de alimentos y en algunos restaurantes Debido a la magnitud de las redadas para detener a los indocumentados y castigar a los empleadores que los contrataron en la cadena empacadora, el mismo Departamento de Seguridad Interior evitó dar a conocer la cifra de inmigrantes arrestados y sus nacionalidades Las plantas de Pilgrim?s Pride que fueron cateadas por los agentes migratorios son las que se ubican en Mount Pleasant, Texas, Batesville, Arkansas, Live Oak, Florida, Chattanooga, Tenneesse y Moorefield, Virginia del Oeste En la ciudad de Houston, Texas, decenas de agentes migratorios irrumpieron de manera violenta en la fábrica de donas Shipley Do-Nuts, donde fueron detenidos 30 presuntos indocumentados Otros 45 inmigrantes ilegales fueron detenidos en redadas realizadas en pequeñas plantas procesadoras de alimentos y en restaurantes en la ciudad de Buffalo, Nueva York, Bradford, Pensilvania, Mentor, Ohio, y en otros puntos del estado de Georgia y Virginia del Oeste Las acciones en contra de los indocumentados, fueron inmediatamente consideradas como un rechazo total a las súplicas de Benedicto XVI, quien durante su discurso en la ceremonia de su visita de Estado a la Casa Blanca, resaltó que Estados Unidos es una nación que respeta los derechos humanos de las personas y defiende los principios básicos de una sociedad "Mientras la nación hace frente a los crecientes y complejos asuntos políticos y éticos de nuestro tiempo, tengo la certeza de que el pueblo estadunidense encontrará en sus creencias religiosas una fuente preciosa de ideas e inspiración para llegar a una razón, responsable y con un diálogo en favor de los esfuerzos de construir una sociedad más humana y libre", declaró Benedicto XVI en el jardín principal de la Casa Blanca, donde fue recibido por Bush con todos los honores militares y políticos "Aquí en Estados Unidos usted encontrará una nación compasiva, los estadunidenses creemos que con la mesura de una sociedad libre es como se debe tratar a los más débiles y vulnerables que viven entre nosotros Por eso cada día los ciudadanos de todo Estados Unidos responden a los llamados universales de dar alimento al hambriento, consuelo y cuidado al enfermo", señaló por su parte el presidente Bush Las redadas contra los indocumentados ocurren en el preámbulo de la reunión que sostendrá Bush, el 21 y 22 de este mes en Nueva Orleans, Louisiana, con el presidente Felipe Calderón, en el marco de la reunión trilateral ?junto con Canadá-- de la Alianza para la Seguridad y Prosperidad de América del Norte

Comentarios