Propone Zapatero a diputados impulsar pacto antiterrorista

miércoles, 9 de abril de 2008 · 01:00
Madrid, 8 de abril (apro) - José Luis Rodríguez Zapatero propuso al Congreso de los Diputados impulsar un pacto de Estado en materia antiterrorista, para conseguir una "victoria definitiva" contra la banda terrorista ETA Al pedir un voto de confianza al Congreso para asumir por segunda ocasión consecutiva la presidencia del gobierno español, Zapatero también propuso a los diputados un pacto en materia económica --renglón que ocupó la mayor parte de su intervención--, y anunció medidas inmediatas Durante su discurso en el debate de investidura, dijo que España enfrenta actualmente un proceso recesivo, derivado de la crisis inmobiliaria en Estados Unidos, del impacto del elevado precio internacional del petróleo y de los insumos de los cereales, según ha delineado el propio gobierno A su vez, el líder de la oposición, el conservador Mariano Rajoy, adelantó que el Partido Popular votará en contra de la investidura del socialista Además, condicionó a Zapatero que su partido pactará con él, si "concreta" sus propuestas, pero, sobre todo, si en esos pactos considera como interlocutor prioritario al PP Sin embargo, el presidente español en funciones le recordó a Rajoy que fue el PP el que obstaculizó las propuestas formuladas por su gobierno en la pasada legislatura En el ríspido debate que, por momentos parecía ir en dirección de una confrontación, como la que se vivió en la pasada legislatura (2004-2008), Zapatero y Rajoy se trenzaron en cuestionamientos mutuos En el tema económico, de gran interés entre los españoles, Zapatero hizo propuestas de aplicación inmediata, como la reducción de 400 euros en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) para pensionistas y asalariados que propuso en campaña, entre otras medidas También anunció la puesta en marcha de un plan de recolocación de los trabajadores en paro laboral del sector de la construcción, el más vapuleado por la crisis, y un refuerzo de la cobertura de desempleo para los trabajadores en situación de mayor necesidad En su opinión, España cuenta con un "buen amortiguador" para solventar esa crisis, gracias al crecimiento económico alcanzado en su anterior período de gobierno, por el superávit en la balanza pública y el Producto Interno Bruto (PIB) Propuso, también, un gran pacto entre el gobierno, las fuerzas políticas, empresarios y sindicatos para impulsar la economía, modernizar el mercado de trabajo, asegurar la igualdad salarial entre hombres y mujeres y combatir la siniestralidad laboral Ante el hemiciclo, añadió: "No es un horizonte prolongado, sino transitorio, por lo que los españoles deben tener la seguridad de que pasado ese paréntesis se reanudarán los parámetros anteriores" Zapatero también propuso pactos de Estado en otras materias, como en la política antiterrorista, para que todas las fuerzas políticas se sumen a un compromiso democrático con el objetivo de acabar con ETA En este sentido, señaló que la organización terrorista ETA "sólo tiene un destino, poner fin a su barbarie definitivamente"; aseguró que la "la democracia ya venció a ETA", pero ahora deben asegurarse de terminar definitivamente contra la banda ponga fin a sus actos violentos Pidió a los grupos con representación en el Parlamento, consensuar los objetivos a alcanzar en la presidencia española de la Unión Europea, que encabezará en la primera mitad de 2010 En el renglón de justicia, que hoy vive una crisis por su atraso e ineficacia, Zapatero propuso un pacto para modernizar el sistema y, como medidas "urgentes", demandó la renovación del Tribunal Constitucional y del Consejo General del Poder Judicial, los máximos órganos de la justicia española Si bien estos órganos debieron ser renovados desde noviembre de 2006, diferencias de carácter político entre el PP y el PSOE han impedido su concreción Una más de sus propuestas fue combatir la violencia de género, muy extendida en el país ibérico, además de la puesta en marcha de los planes de igualdad en las empresas, entre otras En lo que respecta a la migración, otro tema controversial en España, el candidato a la investidura como presidente de España, dijo que planteará nuevas fórmulas que incentiven a los inmigrantes a volver a su país de origen Entre esas fórmulas planteó la capitalización de la prestación de desempleo que hayan generado o la concesión de microcréditos para que puedan iniciar negocios en sus países de origen Sobre las prioridades internacionales, el líder socialista señaló que continuará promoviendo la solución multilateral de los conflictos; y seguirá apoyando las operaciones de mantenimiento de paz en las que participa En América Latina, dijo, España trabajará para ayudar a consolidar allí la democracia; y con Estados Unidos buscará abrir "un nuevo capítulo" en las relaciones e intensificar la cooperación, "desde el respeto mutuo" Esto, luego del enfriamiento en las relaciones, a su mínima expresión, desde que Zapatero sacó las tropas españolas de Irak, en 2004 En su oportunidad, Mariano Rajoy dijo a Zapatero que el PP no confía en su palabra, por la experiencia de la legislatura anterior que, a su juicio, no cumplió "Su palabra no tiene crédito", y lo acusó de no ocuparse de los temas "que más preocupan a los ciudadanos", como el problema de la economía Por ello, le anunció que los pactos de Estado se darán sólo si concreta sus propuestas y, sobre todo, si pacta en forma prioritaria con el PP en esos temas, ya que entre ambos partidos representan al 92% del universo total de votantes "Y si se suman el resto de las fuerzas políticas aquí representadas, mejor", dijo el conservador El socialista le respondió: "Le debemos a los españoles cuatro años de calma, de serenidad, de más diálogo, de más entendimiento, de más confianza y de más responsabilidad" Se prevé que la votación sobre la investidura de Zapatero se realizará este martes luego de que se reanude la sesión y fijen su posición los partidos minoritarios, no obstante, voceros socialistas estiman que el actual presidente en funciones no logre la mayoría calificada (176 votos) Por tanto, el escenario posible es que 48 horas después haya una segunda votación, en la cual sólo se requiere mayoría simple, la cual puede alcanzar sólo con el voto socialista Este posible escenario, según explicaron los mismos voceros del PSOE, le daría a Zapatero una mayor libertad para negociar políticamente, sin necesidad de responder "chantajes" de aquellos partidos políticos minoritarios que hubiesen votado a favor de su investidura, como le sucedió en su primera legislatura

Comentarios