Busca España atenuar la desaceleración económica

martes, 24 de junio de 2008
Madrid, 23 de junio (apro) - El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, reconoció hoy que la economía crecerá menos de 2%, después de dar a conocer un plan de acción para paliar la desaceleración que sufre el país, derivada del bache que vive el sector de la construcción y por los altos precios del petróleo Entre las recetas del presidente español está la congelación de los sueldos de los altos cargos del gobierno y la administración general del Estado, y un recorte de 30% en el empleo público También anunció el refuerzo en la formación profesional y la liberalización en el ferrocarril y el transporte aéreo Sin embargo, el mandatario español es renuente a reconocer que existe una crisis, como lo señala la oposición, y ha repetido hoy, una vez más, que la economía "se ha deteriorado en un periodo significativamente corto de tiempo" El opositor Partido Popular (PP), que recién salió de su Congreso nacional donde fue electo nuevamente el líder Mariano Rajoy, salió a criticar a Rodríguez Zapatero Así, el periódico español El País difundió en su sitio de Internet las declaraciones de Cristóbal Montoso, portavoz económico del PP en el Congreso, en las que acusa que el gobierno se encuentra "claramente desbordado" por la situación de la economía A su juicio, España vive una "desaceleración acelerada", aunque lo único cierto es que "estamos al borde de la recesión", dijo Rajoy, a su vez, ha emplazado a Rodríguez Zapatero a "coger el toro por los cuernos" en vez de dedicarse a "mirar y no decir la verdad" en relación con la crisis económica Según El País, el líder opositor también sostuvo que la crisis tiene solución pero el problema ahora es "cuándo" se sale de ella y "con qué daños" Los primeros focos rojos sobre la economía española se prendieron en diciembre pasado, cuando se dieron a conocer cifras sobre desempleo y crecimiento inflacionario A ello se sumó la caída de la "burbuja inmobiliaria" que durante años provocó una situación ficticia en el sector de la construcción y que afectó a la economía española, reflejada en particular en los desmedidos precios en la oferta de vivienda y del arrendamiento Este tema, por ende, cruzó y definió en buena medida las elecciones generales que vivió España el 9 de marzo, en las que Rodríguez Zapatero resultó ratificado para un segundo periodo de gobierno Desde entonces, el mandatario ha debido enfrentar el tema de la desaceleración de la economía como la prioridad ?y por ser la principal preocupación de los españoles, según se ha reflejado en diversas encuestas difundidas en medios de comunicación Así, al dar a conocer hoy su segundo reporte económico, Rodríguez Zapatero aceptó que España crecerá por debajo de 2%, lo que da un panorama más difícil que el 23% que había dado a conocer el ministro de Economía, Pedro Solbes, apenas hace unos días Para predicar con el ejemplo, según dijo, Rodríguez Zapatero dio a conocer que las primeras medidas se orientan a la austeridad del gobierno, por ello para 2009 la oferta pública de empleo se reducirá 30% respecto a este año También se congelarán los salarios de los altos cargos de la administración general del Estado y el ahorro se canalizará al gasto corriente de la gestión gubernamental Esto tiene como propósito ayudar a mantener el equilibrio presupuestario sin renunciar al gasto social comprometido y al gasto productivo necesario para impulsar el crecimiento Rodríguez Zapatero precisó que congelar los sueldos de los altos cargos no tendrá impacto en el salario de la burocracia, y que el gobierno mantendrá los pactos establecidos con las organizaciones sindicales de los funcionarios Advirtió que el ajuste de la economía seguirá siendo "intenso", por lo cual ésta no crecerá más allá de 2% "La coyuntura internacional como los datos internos más recientes permiten anticipar que el ajuste de la economía española va a seguir siendo intenso en los próximos meses, con un crecimiento a final del año por debajo de 2%", dijo No obstante, aclaró que pese a este crecimiento, no cree que España vaya a sufrir un "estancamiento duradero" El mandatario español ha querido seguir con un discurso de aliento, como lo ha venido externando en declaraciones públicas y en algunas entrevistas En la presentación del informe aludió a que "España está mejor preparada que nunca para afrontar esta situación, para afrontarla y superarla" Incluso, en este tema el socialista hizo referencia al triunfo que España logró sobre Italia, que le permitió entrar en los cuartos de final de la Eurocopa, al hacer un "llamamiento general a la responsabilidad y a la confianza", pues "todos nos jugamos el futuro al que tenemos derecho? nos ha llevado a obtener éxitos importantes, hace unos meses superábamos en renta per cápita a un país amigo y querido como es Italia; ayer les dábamos el sorpasso en el futbol y todos sabemos el esfuerzo que cuesta, y por tanto no bajaremos la guardia"

Comentarios