Alemania: Electroesmog y el cáncer

lunes, 30 de junio de 2008
Berlin (apro) - El progreso tecnológico facilita la vida de millones de personas En Alemania, por ejemplo, la inmensa mayoría de los ciudadanos dispone de teléfono celular y aparato de radio, de televisor y horno de microondas El teléfono fijo suele ser inalámbrico; el número de personas que acceden a internet a través de computadoras portátiles se multiplica cada año Muchos se preguntan, sin embargo, si el precio de tanta comodidad se pagará algún día con un deterioro en la salud Con la proliferación masiva de este tipo de aparatos crecen también los niveles del así denominado electroesmog La radiación electromagnética no se ve, ni se huele ni se escucha Las ondas de radio transmiten sonido, las ondas luminosas permiten ver Los hornos de microondas calientan los alimentos Esas mismas microondas, operando en otra frecuencia, permiten la comunicación por teléfono celular El efecto que la radiación electromagnética generada por equipos electrónicos tiene para la salud es y ha sido objeto de numerosos estudios No hay un consenso científico al respecto La ciudadanía reacciona con suspicacia Uno de cada 10 alemanes cree ver en el electroesmog la causa de sus dolores de cabeza, su sensación de cansancio, sus perturbaciones en el sueño Algunos pacientes de cáncer culpan de su enfermedad a la contaminación electromagnética En el centro del debate se encuentra el teléfono celular, convertido, hoy por hoy, en un apéndice de la mitad de los habitantes del planeta En Alemania hay 82 millones de habitantes y 100 millones de celulares La masificación de su uso constituye el principal aporte para el aumento de las emisiones El gobierno germano considera que estos temores son infundados Y ratifica que el uso del teléfono celular no aumenta el riesgo de contraer cáncer Así consta en un nuevo estudio, a cargo de la Oficina Federal de Protección contra la Radiación, presentado el pasado 17 de junio por el ministro de Medio Ambiente, Sigmar Gabriel El estudio se basa en 54 proyectos de investigación realizados a partir de 2002 Su objetivo es la identificación de posibles daños biológicos producidos por las emisiones del teléfono celular El estudio no pudo comprobar un aumento del riesgo de contraer cáncer a partir de su uso Tampoco una relación entre la radiación que emite el aparato y dolores de cabeza o perturbaciones en el sueño Bernd Rainer Müller, experto en telefonía móvil de la Unión para la Protección de la Naturaleza y el Medio Ambiente en Alemania (BUND, según sus siglas en alemán), critica los métodos de investigación del estudio A su juicio, se ha experimentado con hombres jóvenes y sanos y muy poco con personas "electrosensibles", que representan entre el 2 y 15 por ciento de la población, y que son las que sufren de manera explícita los efectos de la radiación En entrevista con Apro, el experto cuestiona que "sólo cinco de los 54 estudios se dedicaron a los ?electrosensibles?, mientras que el resto se basó en el modo de medir las radiaciones y en los riesgos de la comunicación; es decir, en el modo de transmitir los resultados" Müller confirma, sin embargo que, a corto plazo, de acuerdo con todas las investigaciones realizadas, la emisión electromagnética no causa daños a la salud "No se va a encontrar ninguna enfermedad causada de manera directa por la emisión electromagnética", sostiene "Pero lo importante aquí es ver de qué modo se debilita el sistema inmunológico a largo plazo, produciendo enfermedades o demorando su curación" Müller sostiene que el aumento de los dolores de cabeza o las dificultades con el sueño pueden provocar con el tiempo nuevas enfermedades El propio estudio oficial se ha restringido a los últimos seis años Allí se consigna la necesidad de profundizar en los efectos de una radiación electromagnética más prolongada Estudios La posibilidad de que el uso del teléfono celular provoque cáncer ha sido y es en la actualidad motivo de miles de estudios El más completo fue publicado en 2006 por el Instituto Danés de Epidemiología del Cáncer en Copenhague Se eligieron unas 100 mil personas de las 420 mil que habían comenzado a usar el teléfono celular entre 1982 y 1995, y se les hizo un seguimiento hasta 2002 Después se cotejó su tasa de cáncer con la del resto de la población danesa El estudio no pudo verificar un aumento del riesgo Por otra parte, un estudio a cargo de la Comisión para la Protección contra la Radiación de Finlandia certificó que el riesgo de contraer un tumor cerebral llamado glioma aumenta tras 10 años de uso intensivo de teléfono celular El estudio fue publicado el 17 de enero de 2007 en International Journal of cancer Tanto este estudio, como el citado anteriormente, han recibido numerosos cuestionamientos Los efectos del uso de teléfono celular en niños y adolescentes, es decir, de las generaciones que ahora mismo están creciendo con el móvil, permanecen sin respuesta, ya que casi no han sido estudiados Por este motivo, 20 científicos de Francia, Holanda, Estados Unidos e Italia hicieron un llamado en internet a mediados de junio Exigen que se prohíba el uso de celulares a niños menores de 12 años, permitiéndoseles el uso sólo en caso de fuerza mayor El cerebro de los niños en edad de crecimiento es más sensible a los efectos de la radiación La masa líquida tiene otra densidad Su cráneo tiene un grosor menor que el de los adultos El estudio publicado en Alemania no se ha ocupado de este tema, pero consigna la necesidad de profundizar su investigación "Como en Alemania no hay limitación de edad, el 20 por ciento de quienes usan celulares son niños", dice Müller a Apro "Esto es particularmente grave, ya que los reglamentos se basan en límites de emisión probados con adultos" El experto concuerda con que debería prohibirse su uso para los niños, hasta en tanto no haya regulaciones que tengan en cuenta sus características particulares "Hay que tomar el caso de riesgo mayor, que no es el del adulto, sino el niño", puntualiza Müller aconseja quitar la base del teléfono inalámbrico del dormitorio Admite que no se pudo comprobar ninguna enfermedad directa, y que quizá no se la pueda comprobar nunca Sin embargo, puntualiza: "En el caso de los teléfonos inalámbricos con bases de tipo DECT, se ha comprobado que personas que sufrían problemas, dejaron de tenerlos al apagar las bases" El experto recuerda que pasamos un tercio de nuestra vida en la cama "Esas estaciones suelen ser estaciones de emisión constante Hay que comprar aparatos que emiten sólo cuando uno habla por teléfono", dice Previsión En todo el mundo, muchos ciudadanos tienen la sospecha de que las antenas de telefonía celular provocan cáncer "Hay indicios de que puede haber un vínculo, pero estos indicios son todavía muy débiles", sostiene Müller "La emisión de las antenas varía mucho En general es muy baja Pero esto hay que verificarlo con exactitud a través de la medición Hay que medir el nivel de radiación, que puede ser muy bajo en un lugar, y muy alto a sólo dos metros de distancia" Las antenas de emisión --como las de radio-- existen en Alemania desde hace 100 años La diferencia es que antes estaban lejos de las poblaciones, y ahora están en medio de las ciudades "Su efecto se va a demostrar con el paso del tiempo", reconoce el experto Mientras las consecuencias del uso del teléfono celular sigan siendo tan controvertidas, muchos especialistas adhieren al principio de prevención Los ciudadanos deben comprar aparatos con un bajo nivel de radiación, mantener conversaciones cortas Como la antena es parte integral del aparato, para alejarla de la cabeza se recomienda el uso de auriculares o audífonos O activar el modo speaker, con lo que se consigue que la radiación sea hasta 100 veces menor que si estuviera junto al oído Además, se recomienda mantener el celular a no menos de un metro de distancia del cuerpo La propia Oficina Federal de Protección contra la Radiación, en su sitio oficial en internet, recomienda no mantener comunicaciones cuando la recepción es deficiente, ya que esto aumenta la radiación Privilegiar el envío de mensajes de texto Y, ante la duda, usar el teléfono fijo Para muchos expertos, no existe certeza de que el teléfono celular cause daño, pero tampoco que sea seguro A comienzos de junio, al hacerse público el diagnóstico de glioma que afecta al senador norteamericano Edward Kennedy, tres prestigiosos neurocirujanos expresaron frente al entrevistador de la CNN, Larry King, que ellos jamás colocan los celulares junto al oído Keith Black, Vini Khurana y Sanjay Gupta dijeron optar por el modo speaker o el audífono, manteniendo así la antena de microondas lejos del cerebro (30 de junio de 2008)

Comentarios